El jardín de la amapola y las flores canguros

El jardín de la amapola y las flores canguros


























































Erase una vez, hace algún tiempo vivía, en el jardín mágico de las flores canguros una linda amapola llamada Amal. Amal era una hermosa amapola que vivía en el interior del jardín de las flores canguros y era la flor mas especial de todas las que existía en aquel lugar ya que era la poseedora de la magia que hacia crecer a todas las flores que en jardín existía. Amal era una bella amapola , de colores hermosos y grandes pétalos que distribuía su fragancia y su magia por el interior del jardín haciendo resurgir en el diferentes tipos de flores que poseían hermosos aromas y especiales colores que en sus interiores albergaban el secreto del pergamino de los buenos deseos para los niños nacidos.  
La flor Amapola se encargaba de hacer germinar en el interior de cada capullo de las flores un pequeño pergamino en el que se encontraba inscrito el don que cada flor tendría que ofrecer a cada niño que nacía en el mundo . En el interior del pergamino que en su interior albergaba cada flor se resumía la característica que cada niño debería poseer dependiendo de la fecha de nacimiento. Amal se encargaba de estudiar cada fecha y cada niño  recién nacido y elaboraba un pergamino para la flor canguro que destinaria para aquel niño en particular, de tal forma que cada flor estaba destinada para un solo niño y cada niño tendría un tipo de flor canguro representativa que le protegería y le ofrecería su don interior durante el resto de su vida.  Por ello la amapola estudiaba detenidamente cada una de las flores , su tipología y su color y buscaba entre todas ellas aquella flor que pudiera identificarse mejor  con un determinado niño dependiendo la fecha en la que hubiera nacido. 
De esta forma seleccionaba una de las flores canguros de su jardín y creaba en su interior el deseo que esa flor debería albergar y entregar al niño nacido en una determinada fecha el cual recibiría a partir de ese momento el don y la característica especial que a partir de entonces desarrollaría. Era muy importante la labor de la amapola Amal ya que debía identificar de manera adecuada cada flor que crecía en su jardín y elaborar minuciosamente el pergamino con el don que esta le podría ofrecer al recién nacido y no podía errar en su decisión ya que si  por alguna circunstancia el don que el niño recibía no era el adecuado para él el pergamino acababa por desintegrarse, el buen deseo no llegaba a producirse y la flor canguro acababa pereciendo debido a que no había podido hacer entrega de su pergamino interior a aquel determinado niño. Si la flor canguro no podía ofrecer su pergamino y no podía liberarlo haciéndoselo entrega al niños recién nacido seleccionado, la flor canguro no podía ofrecer su protección al pequeño y su don acabaría perdiendo la magia con la cual había sido creado y sus pétalos comenzarían a deteriorarse impidiendo que pudiera llegar sana y salva de nuevo al jardín de las flores canguros. Pero las flores canguros estaban muy tranquilas ya que sabían que la flor amapola nunca había errado en sus decisiones y sabían que  antes de atribuir a cada niño un tipo de flor de su jardín, un don y un determinado pergamino hacia un estudio adecuado de aquel niño que la recibiría estudiando su fecha de nacimiento, el lugar donde había nacido y el don mas apropiado que podría desarrollar. Los dones que amapola elaboraba e inscribía en el interior de sus flores canguros eran dones que protegían  a cada niño durante su infancia y además de protegerles de posibles accidentes que estos pudieran sufrir les brindaba una característica especial que les haría resaltar entre el resto de los otros niños nacidos, algunos pergaminos internos mostraban cualidades tan bellas como la bondad, el altruismo, la humildad, la fortaleza, la belleza o la valentía y cada una de ellas se debía adecuar a las posibilidades de cada recién nacido para que estos pudieran felizmente desarrollarlas. Por ello era muy importante identificar  a cada niño con el don mas probable que pudiera desarrollar y buscar entre todas las flores canguros aquel tipo de flor que por su color, su fragancia o su olor pudiera convertirse en la flor canguro para aquel pequeño niño. Las flores canguros tan solo tenían un propósito y era el de poder hacer entrega de su pergamino interior a cada niño en el momento de su nacimiento ya que de esta manera podrían regresar al jardín de la amapola y seguir viviendo entre el resto de flores de allí hasta esperar que la amapola le brindara un nuevo pergamino con otro don reservado para otro recién nacido. De esta manera las flores  canguros realizaban su misión, recibían de la amapola su pergamino de protección, viajaban hasta los dormitorios de los recién nacidos y liberaban en el interior de sus cunitas el pergamino que automáticamente se transformaba en un bonito destello que cubría el cabello del recién nacido que a partir de ese momento recibiría la protección de su respectiva flor canguro. En cuanto el bebe recibía por parte de su flor canguro el don que la amapola había reservado para él, el pequeño quedaba protegido y era capaz de comenzar a desarrollar la facultad con la cual sería capaz de destacar. 
En pocos días el efecto protector de las flores canguro aparecían sobre ellos, les brindaban su amor y su calor y los niños comenzaban a desarrollarse de manera adecuada fortaleciendo en su interior aquella característica que a partir de  aquel momento le definiría. En cuanto las flores canguro se aseguraban de que el niño recién nacido había recibido su don regresaban al jardín de la amapola deseando que esta les volviera a ofrecer la oportunidad de regresar al mundo humano llevando consigo un nuevo pergamino protección que poder ofrecer a otro nuevo niño. La amapola Amal  se encontraba en el interior del gran jardín de las flores canguros , estaba situada en el centro de una gran sala cubierta de hermosos cristales dorados desde la cual contemplaba todos los nuevos nacimientos y  a los nuevos niños nacidos. Estudiaba el momento, el lugar , el día y la hora exacta en la que aquel niño había nacido y buscaba entre todas sus flores canguros aquel tipo de flor que por su color mas se adecuara a aquel niño en particular. Buscaba entre todas sus flores canguros y en cuanto decidía que flor era la mejor indicada para cada niño , retiraba uno de  los cristales dorados que adornaban su sala , le ofrecía un lindo guiño de ojos y automáticamente el cristal se transformaba en un bello pergamino en el cual quedaba inscrito el don reservado para aquel niño. Una vez que la amapola   había elaborado su don, enviaba a la flor seleccionada su saludo en forma de aroma que viajaba hasta el más recóndito rincón del jardín hasta que hallaba a la flor canguro seleccionada. En cuanto la flor canguro recibía el mensaje aromático de Amal iba rápidamente en su búsqueda sabiendo que pronto viajaría de nuevo al mundo humano con la intención de hacer entrega de su don en forma de pergamino.

-          Bueno …creo que es el momento de hacer una nueva selección- dijo Amal mirando detenidamente hacia uno de sus cristales dorados
-          Un nuevo niño recién nacido ha llegado y debo hacerle entrega de la protección y del don que una de mis flores canguro le hará entrega- dijo la flor mientras que estudiaba minuciosamente la fecha , la hora y el lugar donde había nacido el niño
-          Creo que este niño llamado Cesar podrá desarrollar fácilmente el don de la inteligencia- dijo Amal mientras que observaba detenidamente al niño que tranquilamente dormía en el interior de su cunita
-          Si….su fecha, su nombre…la hora y el momento en el que nació, todo encaja perfectamente…su don a desarrollar debe ser la inteligencia- dijo mientras que recogía uno de los cristales dorados y le ofrecía un bello guiño
-          Ahora cristal dorado...que con tu reflejo me has mostrado que la inteligencia debe ser la facultad que este niño mejor desarrollara aparece ante mi transformado en papel de pergamino con el cual mi flor canguro se presentara ante el pequeño y brindándole su protección el don le proveerá- dijo Amal mientras que el pequeño fragmento de cristal comenzaba a transformarse en un pequeño papel de pergamino en el que albergaba la hermosa inscripción
-          Y ahora que tu textura se ha transformado en bello papel , muéstrame el color y el tipo de flor que mejor puede albergarte en tu interior- dijo la amapola mirando detenidamente la imagen que el pergamino le ofrecía
-          Un hermoso clavel azulado es el más apropiado para poder entregarle el don a Cesar y en este momento  hago llegar mi aroma al clavel Azone que en mi jardín esperando se encuentra- dijo Amal mientras que con un ligero movimiento de su corola enviaba hacia el interior del jardín el mensaje aromático con el cual poder atraer hacia si al hermoso clavel que permanecía regando sus bellos pétalos junto con el resto de flores que se encontraban allí
-          Un nuevo día y sigo sin recibir ningún aviso de Amal- dijo suspirando el clavel mirando como el resto de flores de su alrededor habían realizado diversos viajes hacia el mundo humano en poco tiempo mientras que todavía no había podido hacer entrega ni tan solo un pergamino desde que había hecho su aparición en el jardín
-          Pero Azone no temas….seguro que el día menos pensado Amal requerirá tu presencia en el interior del jardín- dijo la rosa San mirando hacia el palacio de Amal
-          Si….seguramente que pronto necesitara que tú seas el encargado de hacerle entrega de un magnifico don un nuevo niño nacido…ten paciencia, quizás el don que tengas que hacer entrega sea un don muy especial que no todos los niños puedan fácilmente desarrollar- dijo el lirio Rion mientras que observaba la cantidad de pergaminos que le había hecho entrega
-          No se….o quizás Amal se haya olvidado de mi…o quizás no sea capaz de hacer entrega de ningún don a ningún niño nacido…quizás ninguno necesite de mi protección y de aquello que yo le puedo ofrecer de mi interior- dijo el clavel pensativo
-          No creo que ese sea el motivo…todos los tipos de flores que vivimos en este jardín somos buenos canguros y tenemos algo importante que ofrecer. Ya verás como pronto  podrás liberar de tu interior el pergamino que Amal te ofrezca como don a entregar- dijo el geranio JIk mientras que seguía regando uno de sus capullos por florecer
-          Eso espero- dijo mientras que veía aparecer por el cielo del jardín a la margarita Tuila que acababa de hacer entrega de su don  al recién nacido que Amal le había asignado
-          Ha sido genial- dijo eufórica  Tuila regresando de nuevo a su lugar. Es la tercera entrega que hago hoy…y en esta ocasión en cuanto el pergamino ha entrado en contacto con aquel precioso niño , he sentido como todo el amor y la protección que guardaba en mi interior se unían al pequeño y hasta me ha sonreído mientras dormía- dijo mientras que respiraba aliviada
-          Hacer entrega de nuestros dones es la experiencia más maravillosa que una flor canguro puede experimentar- dijo Tuila ante la mirada atenta del clavel que seguía desesperanzándose
-          Y dime Tuila…¿ cuáles han sido los dones que has entregado hoy?- dijo el clavel intentando pensar si sería capaz algún día de entregar algún don a alguno de los pequeños nacidos
-          Pues….he  liberado el de mi interior el don de la humildad y el don de la bondad.- dijo mientras que recordaba los dos momentos en los que se presento ante los dos pequeño y les hizo entrega del pergamino
-          Los dos dones llegaron muy fácilmente a dos pequeños que habían nacido el mismo día pero en horas y lugares diferentes, sus nombres eran Sandro y Merla- dijo mientras que emocionada les intentaba explicar la emoción que había sentido cuando de su interior había liberado el don en forma de pergamino y tras entrar en contacto con la pequeña este se había transformado en un bonito destello
-          En cuanto el pergamino comenzó a destellar mis pétalos se fortificaron, comenzaron a danzar y me sentí ligera , vacía pero completa a la vez…es una emoción difícil de poder expresar..y cada vez es diferente..en cada liberación las emociones que he sentido son totalmente diferentes pero no por ello dejan de ser asombrosas- dijo Tuila mientras que les mostraba sus pétalos al resto de flores del jardín
-          Cada momento de liberación del don protector es especial y gracias a que podemos hacerlo , volvemos con energía renovada al interior de nuestro jardín. Nuestros pétalos vibran dichosos por la entrega realizada- dijo  Tuila mientras San y Jik asentían
-          Si …es cierto lo que Tuila dice. Por esto estamos todos entusiasmados esperando recibir el aviso de Amal . cuantos más avisos recibamos  y mas entregas realizamos mas dichosos nos sentimos- dijeron mientras que de repente antes de que pudiera finalizar estas palabras comenzaron a sentir una ráfaga de fragancia proveniente del palacio de Amal
-          Mirad…oled…escuchad…es la fragancia de Amal…viene en busca de alguna flor canguro  a la cual ofrecer de nuevo un pergamino protector- dijo Tuila esperando que fuera ella de nuevo la flor seleccionada
-          Seguramente que la flor seleccionada sea nuevamente yo- dijo mientras que acariciaba sus pétalos. Últimamente recibo muchas misiones de entrega por parte de Amal- dijo con pleno convencimiento
-          Bueno…seguramente seas tú de nuevo la elegida- dijo el clavel mientras que tristemente miraba la dirección que tomaba la fragancia de Amal
-          Si….querida Amal estoy dispuesta de nuevo a viajar…mis pétalos se han recuperado y estoy preparada para..- dijo Tuila  que tras ver como la fragancia se desviaba hacia otro lugar comenzó  a darse cuenta que en esta ocasión no sería ella la que viajaría hacia el mundo humano
-          Pero…¿ qué es lo que ocurre?- dijo mientras que observaba como el aroma aterrizaba directamente en la corola del clavel y  le mostraba el mensaje de Amal
-          Un clavel azulado portador de  inteligencia he hallado y me tiene que acompañar a visitar a Amal ya que un pergamino protector para el ha creado- dijo el aroma mientras se mezclaba con el clavel y le conducía hasta el palacio de Amal
-          Eh….yo…..seguro que soy yo el elegido- dijo el clavel emocionado mientras que el resto de plantas veían  con orgullo  como el clavel recibía por fin la llamada de Amal
-          ¡Eres tu Azone…eres tu el clavel al que va destinada la fragancia de Amal!- dijeron emocionadas las flores mientras que el clavel era conducido hacia el interior del palacio de Amal
-          Si…es cierto…por fin podré entregarle un don a un recién nacido..por fin podre sentir la emoción tan maravillosa que sois capaces de expresar y que yo todavía no he logrado experimentar- dijo con júbilo mientras que volaba en dirección al palacio donde Amal provista del pergamino protector le estaba esperando

Y tras realizar el recorrido acompañado por el aroma de Amal llego hasta el interior del palacio de cristal dorado donde Amal se encontraba esperando su llegada dispuesta a hacerle entrega del pergamino al clavel que todavía no daba crédito a lo que había sucedido

-          ¡He sido seleccionado...he sido llamado por Amal…tengo algún don que ofrecer a n nuevo niño nacido!- dijo mientras que la fragancia iba de regreso al lado de Amal que le admiraba emocionada
-          Hola querido clavel..veo que has acogido gratamente y con sorpresa mi aviso- dijo mientras que miraba con detenimiento que era la primera vez que  podía atribuir algún niño el don que el clavel podría albergar
-          Si…es que es la primera vez que me reclamas para realizar mi misión..es la primera vez que viajare al mundo humano y que hare entrega de un don para algún pequeño..nunca antes me habías llamado..pensé que de mi te habías olvidado- dijo el clavel Azone mientras que la amapola asentía
-          Si…es cierto- dijo pensativa. Pero esto no ha sido debido a que de ti me haya olvidado…quizás…quizás ningún niño estaba preparado para recibir el don que de tu interior eras capaz de liberar..quizás eres un clavel especial. Por ello no debes sentirte mal por no haberte antes llamado…quizás  se deba algún otro motivo que por el momento desconocemos y que solo el jardín de las flores canguros debe conocer- dijo mientras que observaba al clavel
-          Ahora no debes preocuparte por ello….tan solo debes abrir tu corazón y dejar que el pergamino protector entre en tu interior- dijo mientras que le hacía entrega del pergamino
-          Tan solo libera la fragancia de tu interior , abre con amor tus pétalos en signo de entrega y deja que el don acapare tu corola y espera.- dijo Amal mientras que el pergamino se unía a los pétalos del clavel conformando con ellos una  bonita corola
-          Es …es extraordinario- dijo el clavel sintiendo la inscripción del pergamino en su interior…el don a entregar ..es el don de la inteligencia y el nombre del niño es Cesar- dijo el clavel mientras que sentía el don que debía liberar en cuanto llegara hasta el mundo humano
-          Así es hermoso clavel….y en cuanto ante el  estés tan solo haz lo que todo clavel sabe hacer… iluminar con su color y su aroma el jardín en el que estés que en este caso será  el rostro del pequeño que hará transformar en destello luminoso el pergamino del don que te ofrezco- dijo Amal mientras que el clavel recibía emocionado el don que Amal le hacía entrega
-          Así lo hare querida Amal- dijo el clavel que en cuanto recibió el pergamino de Amal comenzó a volar en dirección de la casita del pequeño emocionado sabiendo que pronto sería capaz de reconocer en su interior la experiencia de liberar un don sin saber que el pulgón Gonón había labrado  un plan para apoderarse del jardín de las flores canguro y liberarse para siempre de Amal la amapola

 Y es que no muy lejos de allí, oculto entre la maleza del bosque olvidado vivía el pulgón Gonón rodeado del resto de pulgones que difícilmente convivían junto a el.


-          En cuanto acabe de perfeccionar mi cristal de doble fondo y lo dispongamos todo para introducirnos en el jardín de las flores canguro Amal dejara de cumplir su labor y sus pergaminos y sus dones no llegaran a los niños que los tienen que recibir ya que haremos que los dones se intercambien y que las flores canguros a pesar de que liberen de sus interiores los pergamino que alberguen estos no puedan destellear correctamente con los niños a los cuales lleguen- dijo el pulgón mientras que acaba de realizar su cristal de doble fondo
-          Amal comenzará a errar en sus decisiones, los tipos de flores no se adecuaran a los niños recién nacidos y ellos no podrán desarrollar los dones, de tal forma que las flores canguro no recibirán la dicha de  haber entregado de manera adecuada sus pergaminos y regresaran al jardín vacías y sin poder albergar nunca mas otros dones – dijo mientras que terminaba de arreglar su cristal de doble fondo
-          Y gracias a este cristal de doble fondo que depositaremos en el palacio de Amal que la hará confundir a la hora de seleccionar el tipo de flor más idónea para los recién nacidos-  dijo el pulgón mientras que el resto de pulgones asentían
-          En cuanto Amal comience a errar , los dones no serán bien recibidos por los recién nacidos y las flores canguros comenzaran a debilitarse perdiendo su magia protectora que las defiende de nuestros ataques de tal forma que nosotros podremos penetrar fácilmente en el interior de su jardín y comenzar a poblarlo depositándonos en las hermosas raíces y pétalos que las conforman donde podremos vivir plácidamente- dijo el pulgón Gonón mientras que el resto de pulgones asentían
-          Si…por fin abandonaremos este bosque del olvido y podremos instalarnos en el maravilloso jardín de las flores canguro- dijo el pulgón Didon mientras que admiraba la labor de Gonón
-          Así es- dijo Gonón mientras que terminaba de elaborar su cristal de doble fondo
-          Y en cuanto podamos invadir las flores canguros , Amal la amapola comenzará a debilitarse y la magia de su palacio comenzara a desintegrarse haciendo que el resto de flores canguros que crezcan en el interior del jardín sean flores dedicadas únicamente a darnos cobijo a nosotros los pulgones- dijo mientras que miraba atentamente el cristal dorado de doble fondo
-          Tenemos que aprovechar el momento oportuno para depositar el cristal en el interior del palacio de tal forma que el reflejo dorado que Amal reciba sea un reflejo alterado que le haga confundir a la hora de seleccionar la flor canguro destinada para cada niño- dijo el pulgón mientras que planeaba la manera de poder depositar el cristal en el interior del palacio
-          Debemos colocarlo de manera estratégica y delicadamente para evitar que Amal se dé cuenta del cambio realizado . Ella no debe percibir la diferencia entre los dos cristales…no debe darse cuenta…ya que si nos descubre allí realizando el cambio de cristal estaremos perdidos para siempre y seremos eliminados rápidamente gracias a la magia que despide su fragancia. Debemos protegeros de su aroma, de su color y de su magia por ello es mejor que aprovechemos el momento en que ella realiza su siesta y que acudamos protegidos con pinzas en nuestras pequeñas narices para no sentir su aroma. No debemos verla ni acercarnos a ella ya que si alguna de nuestras patas, nuestra piel o si nuestros ojos las perciben seremos pulgones muertos- dijo el pulgón   mientras que preparaba todos los utensilios con los cuales poder protegerse de Amal
-          Debemos entrenarnos y acudir allí protegidos ya que alguna de esas flores puede vernos. Debemos actuar rápido y regresar cuanto antes a nuestro bosque esperando que el cristal de doble fondo comience a hacer efecto- dijo el pulgón mientras que el resto de pulgones se preparaba llevando consigo el cristal dorado con el cual crear un falso fondo sobre los cristales dorados del palacio
-          Si depositamos el doble cristal justo en este lugar y lo orientamos de manera adecuada su efecto se mostrara sobre cada cristal que conforma el palacio alterando el reflejo que Amal pueda obtener- dijo el pulgón mientras que se equipaban con pinzas para taponar sus pequeñas narices, con tapones con los cuales tapar sus oídos y se trasladaban unidos con la intención de poder movilizar mas fácilmente el cristal de doble fondo con el cual alterar los reflejos de los cristales del palacio de Amal

Y en cuanto los pulgones se equiparon con los instrumentos protectores esperaron la hora justa que Amal realizaba su siesta y se aproximaron hacia su jardín esperando no ser vistos por ninguna flor canguro- en cuanto llegaron hasta allí esperaron a que las luces del palacio se apagasen y en cuanto percibieron que todo estaba en calma se acercaron a los diferentes extremos de los cristales que rodeaban el palacio depositando en el centro el cristal de doble fondo de tal forma que la luz al incidir sobre el alterara la dirección del reflejo percibido por Amal de cada una de las flores que conformaban su jardín

-          Perfecto- dijo el pulgón depositando en el centro de los cristales dorados u cristal de doble fondo
-          Ya esta todo listo….el cristal esta en el lugar perfecto…ahora tan solo debemos esperar a que haga efecto- dijo el pulgón mientras que intentaba comunicarse con el resto de pulgones que permanecían  con las orejas y la nariz taponada.
-          Me habéis escuchado- dijo el pulgón mientras que el resto de pulgones asentían sin saber muy bien lo que Gonón le decía
-          Bueno…entonces partamos en seguida- dijo Gonón mientras que el resto de flores canguros permanecían tranquilas en el jardín sin saber que los pulgones pretendían apropiarse de todas y cada una de ellas.
-          El cristal de doble fondo está colocado en el lugar más propicio para poder alterar el reflejo que lso cristales dorados le ofrecen a Amal, tan solo tenemos que esperar que la amapola comience a crear los primeros pergaminos con ellos en los cuales aparecerá información errada ya que los tipo de flores asignadas para cada uno de ellos niños recién nacidos no serán las adecuadas para ellos y no les podrán ofrecer sus dones- dijo muy emocionado el pulgón Gonón mientras que los pulgones intentado no acercarse demasiado a Amal que permanecía dormida salieron del jardín sin ser vistos
-          Menos mal que Amal no nos ha descubierto- dijo el pulgón Didón mientras que reposaba en el interior de uno de los matorrales que rodeaban el bosque olvidado
-          Si….es cierto...si no s hubiera descubierto husmeando en su jardín no habría dudado en aniquilarnos utilizando su fragancia mágica- dijo aliviado el pulgón Nollo.
-          Y ahora nuestro plan ya se encuentra en marcha, en cuanto esas flores canguros lleven los pergaminos con sus dones a los recién nacidos estos no podrán adquirir las cualidades ni la protección que estos les ofrecen y las flores canguros regresaran al jardín debilitadas y sin poder capturar en su interior ningún otro pergamino que Amal le ofrezca. Amal en cuanto se de cuenta de que sus flores canguros no admiten en sus interiores ningún don comenzara a deteriorarse y su magia desaparecerá del jardín- acabó por concretar el pulgón Gonón mientras que regresaban a su oscuro hogar
-          Y por fin tendremos flores bellas que ocupar y un jardín luminosos en el que habitar. Nunca más nos faltara sustrato vegetal con el cual alimentarnos- dijo el pulgón ante la mirada de orgullo del resto de los pulgones que miraban animados en dirección al jardín de las flores canguros que permanecían en el esperando que Amal les enviara  una nueva señal
-          El clavel Azone debe haber llegado ya  la casita de aquel recién nacido llamado Cesar…espero que cuando regrese pueda explicarnos como le ha sentado la experiencia, estoy segura que vendrá como un clavel renovado…estoy segura que en cuanto note la emoción que se siente al liberar de su interior el don ofrecido por Amal querrá que esta le dé más oportunidades para acudir al mundo humano- acabó por concretar la rosa Sam
-          Si..y podrá explicarnos cuales han sido los sentimientos que ha experimentado haciendo la entrega del don a su recién nacido- continuó diciendo la margarita Tuila mientras que miraba en dirección al cielo
-          Pronto Amal liberara de nuevo un pergamino y debemos estar preparadas para recibirlos- dijo mientras que se peinaba cada uno de sus pétalos
-          Si…es cierto…debe haber nacido algún otro niño en el mundo humano que necesite ser protegido con nuestro don- continuo diciendo el jazmín Kil mientras que el pequeño clavel había alcanzado ya la casita del niño Cesar y se hallaba observándolo en el interior de su cunita
-          Es un niño precioso- dijo el clavel mientras que lo admiraba desde un lado de su cunita
-          A partir de ahora ya estarás protegido querido Cesar- dijo el clavel mientras que intentaban abrir su pétalos con el fin de poder  liberar de su interior el pergamino de Amal
Tan solo debo hacerte entrega de este pergamino en el cual se encuentra tu don protector..tan solo tengo que hacerte entrega de él y crecerás siendo un niño muy listo- dijo el clavel mientras que intentaba liberarse del pergamino que se encontraba en su interior
-          Ahora tan solo tengo que dejar libre tu don para que lo puedas disfrutar y…- dijo el clavel mientras que con dificultad intentaba dejar en libertad el don que guardaba en su interior
-          Pero….¿cómo es posible?- dijo el clavel malhumorado .No consigo desprenderme del pergamino- dijo mientras que en vano intentaba dejar libre el pergamino
-          Amal me hizo entrega del pergamino y me explico lo que en la inscripción se encontraba pero nunca me explicó la manera correcta de poder desprenderme de él- dijo el clavel intentado desprenderse del pergamino
-          El resto de flores del jardín me explicaron lo que sintieron cuando se liberaron del don..me explicaron las emociones que sintieron pero nunca me explicaron como poder hacerlo- continuó diciendo el clavel que con  dificultad intentaba liberarse del pergamino cediéndoselo al pequeño
-          Pero no debe ser muy complicado cuando no me lo explicaron…ellos dijeron que en cuanto el pergamino entraba en contacto con el pequeño se liberaba en forma de destello..pero por más que me acerco a contemplar al niño el pergamino no se abre…. – dijo el clavel depositándose encima el pequeño mientras este dormía
-          Tan solo debo dejarlo libre- dijo el clavel estirando cada uno de sus pétalos intentado adivinar en cuál de ellos se encontraba el pergamino
-          Este pétalo fue en el que el pergamino se trasformo para poder instalarse en mi interior….o quizás…o quizás era este otro..- dijo el clavel mientras que estiraba cada uno de sus pétalos
-          O quizás…o quizás fue este otro de aquí- dijo mientras que el tiempo pasaba sin poder liberarse del don.
-          No puede ser- comenzó a llorar el clavel..tengo que poder liberarme del don que guardo en mi interior…es necesario que le haga entrega de él a este pequeño…Amal me envió aquí para cumplir una misión…todas las flores el jardín supieron cómo hacerlo llegado el momento..no puedo fallar ahora- dijo el clavel mientras que saltaba de un lado a otro de la cuna intentando en vano cederle el pergamino al pequeño Cesar que sonreía mientras dormía
-          No puedo…no lograre nunca cumplir mi misión- dijo el clavel preso del disgusto al comprobar que pronto amanecería y que debería regresar al jardín habiendo cumplido su misión
-          Pero….no puedo regresar al jardín de las flores canguros sin haber podido desprender de mi interior el contenido del pergamino…este don es para este pequeño de aquí…¡qué dirán las otras flores si contemplan que no he podido hacer entrega de mi don!…y que ocurrirá conmigo si no soy capaz de poder aceptar los siguientes dones que Amal me ofrezca- dijo el clavel sollozando sin saber las repercusiones que tendría para él el hecho de no saber como liberarse de su don
-          No puedo regresar al jardín…no puedo regresar sin antes haber cumplido mi cometido..esperare en el interior de esta cunita hasta que logre desprenderme del pergamino que yace en mi interior- dijo el pequeño clavel mientras que un nuevo día amanecía y Amal volvía a elaborar nuevos pergaminos de dones que ofrecer a los nuevos niños nacidos.
-          Bueno…hoy es uno de los días más laboriosos que he tenido nunca..tengo que preparar varios pergaminos nuevos con dones ya que observo que el mundo humano han nacido nuevos niños en el día de hoy. Comprobemos su nombres y las horas en que nacieron: Comprobemos que tipo de flor y color es mas apropiado para inscribir el don que desarrollaran más fácilmente durante su vida- dijo Amal mientras que contemplaba en los cristales dorados la información referente a los nacimientos de los niños y sus cualidades por desarrollar
-          Nuevos niños, nuevos colores y nuevos dones….veamos un geranio morado para la cualidad de la templanza, una orquídea amarilla para el don de la amistad y una petunia rosa para el don del cariño- dijo Amal mientras que hacia resurgir de cada reflejo del cristal dorado un nuevo pergamino con la información inscrita en el
-          Ahora tan solo tengo que hacer un guiño y transformar el cristal dorado en un bello pergamino – dijo Amal mientras que el resto de flores esperaban su aviso
-          Y el cristal trasformado en pergamino podrá unirse a los pétalos floridos de mis flores canguros que harán entrega del don a los niños nacidos- dijo Amal sin saber que el reflejo que el cristal le habían ofrecido  y la inscripción que en pergamino se había inscrito era información alterada debido al efecto del doble cristal que los pulgones habían depositado alrededor de su palacio
-          Y veamos las flores canguro que se encuentran libres y dispuestas a que les ofrezca nuevos dones que entregar- dijo mientras que enviaba su fragancia mensajera hacia la orquídea Nidia, el geranio Nio y la petunia Osi.
-          Perfecto….que la fragancia a llegue hasta ello y que sean conducidos a mi palacio ya que los pergaminos ya están dispuestos- dijo Amal presa de la emoción mientras que enviaba su fragancia en dirección al jardín de las flores canguros que en cuanto recibieron el mensaje de Amal fueron conducidas al interior de su palacio
 
Y en cuanto las flores estuvieron en el interior del palacio de la flor, esta les ofreció a cada una sus pergaminos con los dones en ellos inscritos. Cada uno de ellos capturo para su interior el pergamino ofrecido que se transformó en  un nuevo pétalo que configuró una bella corola. En cuanto las tres flores depositaron en su interior los pergaminos con la información partieron en dirección al mundo humano con la intención de realizar un nuevo ofrecimiento sin saber que la entrega que realizarían seria fallida ya que el destino de los pergaminos y de los dones no sería el adecuado, ya que los niños nacidos a los que iban destinados no serian capaces de poder asimilar el don ofrecido.
Pero las flores canguros ajenas a lo que estaba ocurriendo se dirigieron a cada una de las casas que Amal les había indicado y se depositaron en cada una de las cunitas de los niños con la intención de liberarse del don. Cada una de ellas abrió sus pétalos y dejo en libertad uno de ellos el que el conformaba el pergamino con la información del don inscrita. En cuanto el pergamino entró en contacto con cada niño este comenzó a destellear y se transformó en un bonito destello que recubrió el cabello de cada uno de los pequeños: En cuanto el destello se difumino entre los cabellos de los pequeños las flores regresaron a su hogar habiendo cumplido su misión  sin saber que el don entregado no había podido ser asimilado pro cada uno de los pequeño: En cuanto las trasflores llegaron al jardín el resto de flores les esperaban emocionadas deseando que estas les contaran como había ido la experiencia y que sentimientos habían tenido en aquella ocasión.


Mirad…por ahí llegan Nidia, Osi y Nio- dijeron contentas las flores del jardín esperando verlos aparecer con energías renovadas y con un aspecto mejorado
- Venid en seguida…os estábamos esperando- dijo la rosa San mientras que la orquídea, el geranio y la petunia aprecian cabizbajos ante ello.
- Pero…¿ qué os ha ocurrido?- dijo la rosa San mirando el aspecto que las flores tenían
-          No parecéis muy contentos- dijo la rosa mientras que las tres flores intentaban expresar la tristeza que sentían
-          Bueno…es que la entrega no ha sido muy feliz..no hemos sentido…nada- dijeron las flores mientras que el resto de flores las miraban apenadas
-          Nada…..pero nada de nada- dijeron a coro las flores que contemplaban los pétalos marchitos de sus amigas
-          Así es…liberamos el pergamino de nuestro interior como de costumbre…el destello se produjo y cada uno de ellos bañó el cabello de un pequeño ..sin embargo- dijo Osi tristemente
-          Sin embargo ¿¡ qué?- dieron las flores en tono de preocupación

-          Sin embargo ninguna emoción acompañó la entrega….el don se liberó pero no sentimos ninguna emoción- dijo Nidia mientras que el resto de flores temerosas intentaban que las flores se explicaran
-          Pero..no es posible…una emoción siempre acompaña cada entrega…es la entrega del don la que provoca la satisfacción de haberse liberado de el para hacérselo entrega a uno de los pequeños- dijo Tuila intentando adivinar lo que había acontecido
-          Si….y siempre había sido así ..hasta ahora-dijeron las tres flores mirando a su alrededor
-          Y ahora nos sentimos tristes y vacías- dijo Nidia mientras que las flores asustadas miraban el jardín
-          Pero….si no habéis sentido satisfacción..si no habéis notado nada especial y no habéis renovado vuestros pétalos…quizás ya no podrían albergar nunca más ningún otro pergamino que Amal os ofrezca  y eso...eso…- dijo Gonón mientras que las flores le  miraban perplejas
-          Eso significa que nunca más volveréis a poder renovar vuestros pétalos y que permaneceréis en el jardín desprovistas de la alegría que la espera genera..ya que nunca esperareis recibir ningún otro don ya que no lo podréis albergar- dijeron las flores reflexionando
-          Y Amal dejara de poder situar en vosotras y en vuestros tallos y raíces su magia protectora…dejareis de ser sus flores canguros…os convertiréis en flores sin magia y sin don que ofrecer- dijeron las flores mientras que las tres flores asentían
-          Si….eso es lo que ocurrirá- dijo Nidia mientras que regresaba su lugar en el jardín
-          Pero…un momento ..no os podéis dar por vencidas,..tenéis que ir a informar a Amal de lo que ha ocurrido…ella debe encontrar alguna explicación a este hecho…ella debe saber el motivo por el cual esto ha acontecido y seguro que hallara la solución a ello- dijeron esperanzadas el resto de flores sin saber que no tan solo Nidia, Osi y Nio habían sido desprovistos de la magia que Amal les ofrecía con los pergaminos protectores sí que otras muchas flores del jardín que habían recibido dones no adecuados habían regresado allí tristes sabiendo que nunca mas podrían hacer entrega de nuevos dones a los pequeños.

Y poco a poco y antes de que las flores canguros del jardín pudieran reaccionar y darse cuenta de lo que estaba ocurriendo  el jardín de las flores canguros comenzó a cambiar de aspecto y cada vez eran menos las flores que estaban preparadas para recibir el don que Amal les ofrecía. Mientras Amal permanecía en su palacio admirando su jardín cuando de repente se dio cuenta de que algo extraño estaba sucediendo en el ya que  los cristales dorados habían dejado de emitir reflejos.

-          Pero…¿ que está ocurriendo aquí?- dijo Amal mirando a través de los cristales dorados.
-          Veo que en el mundo humano han nacido nuevos niños y que desean recibir los dones de mis flores canguro pero en los cristales no aparece los tipos de flores ni el color que éstas deberán tener para adecuarse al don que ofrecerán a los pequeños- dijo Amal mientras que en vano intentaba buscar alguna flor canguro que  estuviera preparada para recibir el don
-          Muchos dones por ofrecer...nuevos niños a los que hacérselos llegar pero ninguna de mis flores es adiente para hacérselos llegar- dijo Amal temblorosa mirando  cada uno de sus cristales dorados
-          Pero….¿ donde están mis flores canguro?-dijo Amal mientras que contemplaba como las flores que ahora se encontraban en su jardín habían perdido su magia y su capacidad para albergar nuevos dones y nuevos pergamino
-          Pero…¿ cómo es posible…la magia de mi jardín ha desaparecido…?-dijo Amal mientras que observaba atónita el aspecto de su jardín
-          En mi jardín no encuentro ninguna flor que disfrute de mi magia protectora…ninguna es idónea para aceptar los dones que tengo para que entreguen a los pequeños…algo ha alterado mi jardín y a mis queridas flores- dijo Mala mientras que intentaba hallar el motivo por el cual esto había acontecido
-          Pero…la única explicación para todo esto es que mis flores no hayan podido entregar de manera adecuada sus dones y por ello hayan perdido la magia que en su interior se encontraba..sin embargo todo los pergaminos de dones fueron entregados y los niños por lo tanto debieron recibirlos en el momento justo…no puede ser que habiéndolos entregado la magia haya desaparecido del interior de las flores canguros- dijo Amal desesperanzada mientras que controlaba el aspecto de su jardín e intentaba en vano emitir de nuevo su fragancia con la cual volver a inundar su jardín

-          Debo hacer que mis flores recuperen su magia y su capacidad de albergar los pergaminos y los dones…deben poder seguir realizando su función ya que si no logro hacer que se recuperen mi jardín será presa fácil de…- dijo Amal mientras que intentaba con todas su fuerzas emitir de nuevo su fragancia y hacérsela llegar al resto de flores que permanecían tristes en su jardín
-          De nosotros los pulgones – dijo Gonón mientras que se presentaba ante la amapola seguido de su ejército de pulgones
-          De lso enemigos que todo jardín y sus flores tienen que temer- dijo Gonón mientras que trepaba por el tallo de la amapola y se depositaba delante de su corola
-          Demasiado tarde querida amapola….demasiado tarde…tus flores han dejado de ser tus protegidas…tus flores han dejado de experimentar tu magia y han dejado de poder cumplir la misión canguro que tan fielmente habían llevado a cabo hasta este momento y por la cual nos era imposible poder crecer en este preciado jardín- dijo el pulgón mientras que la amapola contemplaba desolada como los pulgones iban en dirección a su jardín y se depositaban entre las raíces y el tallo de las plantas canguro
-          Ahora tus plantas tan solo tendrán una única misión que realizar y es la de proteger y venerar el crecimiento de mi ejercito de pulgones en sus interiores. No necesitaran mas viajar en dirección al mundo humano ya que aquí en el interior de este jardín hallaran muchos pulgones dispuestos a recibir sus dones de protección sobre ellos….ya que a partir de este momento sus únicas misiones serán las de protegernos a nosotros…ofrecernos su sombra, su agua y su sustrato- dijo el pulgón mientras que la amapola contemplaba desolada como los pulgones iban dominando a cada una de sus plantas del jardín
-          Pero…pero..¿ no podéis hacernos esto? Vuestro hogar no es este….vosotras debéis regresar a vuestro bosque..en el tenéis muchos matorrales y maleza en la cual habitar….nuestro jardín es especial..tenemos una misión que realizar y dones que entregar- dijo la pequeña amapola mientras que el pulgón la observaba contento
-          Teníais...ya que ahora vuestro jardín será nuestro nuevo hogar- dijo el pulgón mientras que dirigía al resto de los pulgones que iban ocupando cada una de las flores que sin apenas poder resistirse acabaron cediendo al poder de los pulgones
-          Y en cuanto todas tus flores canguros estén dominadas por  mis pulgones….yo acabare por destruir tu palacio y cada uno de tus pétalos se marchitaran..ya que sin palacio  de cristal en el cual protegerte tus pétalos comenzaran a marchitarse y tu magia desaparecerá por completo de este jardín. Nosotros los pulgones vendremos a verte y para contemplar como tus pétalos y tu dejareis de pertenecer a este jardín- dijo el pulgón mientras que Amal veía como poco a poco los cristales dorados que envolvían su palacio comenzaban a perder su color dorado y su poder mágico comenzaba a desaparecer
-          Pero….no es posible..mi jardín mi plació..no puede desaparecer repentinamente…siempre me he encargado de que mi jardín disfrutaba de mi protección cómo es posible que hayáis logrado invadirlo de esta manera?-dijo Amal mientras que el pulgón la observaba satisfecho
-          Bueno….tan solo nos encargamos de alterar los dones que les hiciste llegar a tus flores canguro...bueno más bien hicimos que los niños recibieran dones no demasiados adecuados para ellos de tal forma que no los pudieran asimilar y que tus flores no pudieran sentir la satisfacción de haber realizado una buena entrega- dijo el pulgón mientras que le mostraba el cristal de doble fondo que había alterado el reflejo de las flores adecuadas que Amal había seleccionado
-          Tan solo hizo falta dispone r de un doble fondo a este cristal…que se encargo de distorsionar la información que recibiste de cada una de tus flores…tan solo  pusimos en su interior una doble intención… y el recibiste un reflejo alterado de cada una de las flores que servirían para realizar la entrega de tus dones- dijo el pulgón Gonón mientras que la amapola sorprendida comprobaba como el pulgón le había engañado tan fácilmente.
-          Pero….los reflejos que recibí de mis cristales dorados siempre eran adecuados…si no lo hubieran sido nunca se hubieran trasformado en pergaminos de dones- dijo mientras que no entendía cómo era posible que los pergaminos se hubieran creado si la información había sido alterada
-          Bueno…digamos que la información que recibiste si era la adecuada lo que fue errado era el tipo de flor que seleccionaste ya que no era la mas idónea para aquel niño en particular…había otra flor que podía cumplir de manera adecuada esta función…por lo tanto el don que el niño podía desarrollar si que era el adecuado y el pergamino y el don que ella capturó también lo era , sin embargo la flor canguro no era el tipo de flor más adecuada para hacer la entrega y por lo tanto el recién nacido no pudo asimilar el don- dijo el pulgón mientras que la amapola resignada veía como sus flores habían dejado de ser las flores canguros que habían sido
-          Pero….¿ entonces..? Si los niños no han sido capaces de aceptar los dones ofrecidos permanecen sin protección y sin don que desarrollar- dijo tristemente la amapola
-          Así es…ni los niños ni las flores canguros recibirán nunca más tu protección ni tus dones ni tu magia  y tu acabaras enterrada bajo este mismo palacio que tanta protección de entrego- dijo el pulgón mientras que la flor contemplaba como uno de los cristales dorados que conformaban el techo de su hogar comenzaba a desquebrajarse dando paso a una fuente de arena que comenzaba a inundar su palacio
-          En cuanto este palacio se llene de arena dejara de tener magia con la cual seguir protegiéndote, tus pétalos comenzaran a marchitarse y tu acabaras rodeada de la maleza que crecerá a tu alrededor…te sentirás como nosotros los pulgones nos sentimos cuando fuimos relegados al bosque olvidado- dijo el pulgón mientras que poco a poco el palacio de cristal de Amapola se llenaba de arena que barría con su fuerza el aroma fragante que con dificultada todavía despedía de sus pétalos
-          Ahora tan solo es cuestión de tiempo…y tu palacio acabara repleto de arena que nosotros nos encargaremos de poblar con matorrales y matojos. Tu palacio de cristal acabara convertido en un montículo de arena que será el referente de nuestra victoria…a partir de ese momento constituirá la señal de nuestro triunfo sobre ti querida amapola- dijo el pulgón mientras que salía del casillo de cristal e iba a reencontrarse  con el resto de pulgones que permanecían ocupando cada una de las flores canguros sin saber que todavía había una flor que permanecía llevando consigo el pergamino del don de la amapola y que se encontraba ante la cunita del pequeño Cesar intentado liberarse del don ofrecido.

-          No puedo regresar al jardín sin haber cumplido mi misión- dijo el pequeño clavel intentándose liberar del don

-          No puede ser tan complicado…debo hacerle entrega de el a este pequeño..no puedo regresar al jardín sin haberme liberado del don que tengo para ofrecerle- dijo el clavel sin saber que los pulgones habían invadido su jardín y que la amapola Amal pronto se marchitaría rodeada de los matorrales y matojos que los pulgones habían depositado en el interior de su palacio que ahora estaba repleto de arena

-          Pero tampoco puedo permanecer demasiado tiempo aquí…ya que las flores canguro deben encontrarse echándome en falta….- dijo el clavel mientras que seguía al lado del pequeño Cesar que repentinamente abrió uno de sus ojitos y comenzó a contemplar a la flor que daba vueltas alrededor de su cunita

-          Si estiro con más fuerza de este pétalo d aquí….este debe ser el que lleva inscrito el don…estoy seguro que el problema debe ser que no soy capaz de estirar con fuerza- dijo el clavel sin saber que el pequeño cesar llevaba algún rato observándolo
-          Y si no es cuestión de fuerza…quizás se debe a que no se como liberarme de el…quizás algo en mi interior impide que pueda hacerlo o quizás..o quizás el pergamino se evaporo y ya no se encuentre en mi interior..en este caso debo partir de nuevo al jardín de la amapola y esperar recibir un nuevo pergamino- dijo el pequeño clavel mientras que de repente recibió el saludo del pequeño que comenzó a balbucear intentando llamar la atención del clavel

-          Pero…¿ un momento ¡ - exclamó el clavel al ver que el pequeño se incorporaba en la cuna  y con un gesto rápida lo atrapaba entre sus pequeñas manitas

-          Suéltame, es necesario que vaya de regreso al jardín de las flores canguro. Debo explicarle a Amal que no he logrado liberar de mi interior el pergamino ..debo explicarle que algo impide que pueda hacértelo entrega – dijo el pequeño clavel mientras que Cesar le miraba atento

-          Suéltame..debo partir de nuevo al jardín de las flores canguro- dijo el clavel intentando que el pequeño Cesar le liberara sin poder conseguirlo.

-          Gugu..gaga- decía Cesar sin parar sujetando al calve entre sus manitas.


-          Pero un momento pequeño..¿ a dónde crees que vas? No puedes salir del interior de tu cunita…debes regresar a ella- dijo el clavel viendo como el pequeño sin gran dificultad salía del interior de su cunita y se dirigía hacia le exterior de la habitación

-          Regresa a tu cuna ahora mismo Cesar…déjame en libertad ..debo regresar al jardín , debo explicarle a Amal que no he podio liberar de mi interior el don que para ti tenía reservado- dijo el clavel mientras que el pequeño salía de la habitación y se dirigía al exterior de su casa franqueando todo vehículo que se encontraba a su paso

-          Pero …Cesar..no puedes cruzar la calle sin mirar…mira esas luces de allí indican que el semáforo se encuentra rojo y no podemos cruzar la calle…debes esperar a que se ponga en verde para poder pasar- gritaba el clavel mientras que Cesar seguía su recorrido sin importarle que los coches se abalanzaran sobre el.

-          Cuidado- gritaba el clavel viendo como Cesar seguía gateando sin saber bien hacia donde se dirigía

-          Cesar debes regresar a tu habitación , déjame libre...o pronto me convertirás en un clavel marchito- dijo mientras que intentaba recomponer cada uno de sus petalos

-          Guggu—gaga- seguía diciendo Cesar que sin detenerse ni un instante siguió su camino y se adentro en una de las casitas con la intención de mostrarle el pequeño clavel a una pequeña niña que como el recientemente había nacido

-          Gugu gaga- dijo Cesar dirigiéndose a la pequeña que observaba con atención el pequeño clavel azulado

-          Gaga gig gi- dijo emocionada reaccionando con alegría al ver al pequeño clavel sujeto por las manitas de Cesar

-          Gi gi gu gu- seguía diciendo Cesar mientras que el clavel intentaba liberarse de lso pequeños

-          Socorro…dejadme id ahora mismo..no soy un juguete…no podéis estirar mi tallo con tanta fuerza….puedo marchitarme antes de llegar de nuevo la jardín de las flores canguro- decía el clavel sin saber lo que aquellos niños pretendían

-          Dejadme libre ahora mismo , debo regresar a mi hogar- dijo el clavel cuando de repente vio como Cesar acompañado por el clavel salían de nuevo del interior de la casita e iban en dirección a otra casita en busca de otro de los niños que habían nacido recientemente


Y en cuanto el pequeño Cesar y la hermosa niña hubieron contemplado al clavel azulado salieron de nuevo de su casita y fueron en dirección a un nuevo hogar con la intención de que mas niños nacidos recientemente pudieran contemplar al clavel. Los dos pequeños recorrieron varias de las casitas cercanas a la de Cesar y fueron mostrando el bonito clavel que tenían entre sus manos a diferentes niños que tras observarlo detenidamente se quedaron de nuevo plácidamente dormidos en sus cunitas. Mientras el clavel intentaba en vano liberarse de Cesar pensando en que el tiempo pasaba y  que Amal podía estar esperando su regreso. Pensaba que quizás el pergamino ya no se encontraba en su interior y que por ello no había podido liberarlo. Pensaba en lo que dirían sus compañeras cuando vieran que  había fallado en su primera entrega y que regresaba sin haber podido conocer la emoción que las flores canguro sentían cuando se liberaban de los dones de sus interiores.
Después de recorrer varias casitas Cesar se despidió de los nuevos niños nacidos y fue de regreso en dirección a su casita ya que había recorrido muchos kilómetros y se encontraba algo cansado. En cuanto llego a su habitación, subió encima de su mesita de noche y apago la lamparita que todavía permanecía encendida .Recogió su bonito chupete y haciéndole un guiño al clavel lo libero del interior de sus manitas.

-          ¡Por fin soy libre!- dijo el clavel intentando poner en orden los pétalos revueltos-
-          Cesar has sido un mal niño, te has comportando muy mal apresándome y capturándome de esa manera. Han pasado muchas horas y Amal debe estar esperando mi regreso- dijo el clavel mientras que miraba con atención a Cesar que tras despedirse de el había entrado en un plácido sueño
-          Bueno…- dijo el clavel viendo la carita de Cesar….tampoco ha sido para tanto….tan solo he estado ausente unas horas- dijo el clavel tiernamente al ver a Cesar
-          Siento no haber podido liberar de mi interior el don que Amal me entrego para ti…quizás ocurre algo en mi interior que me impide hacerlo- dijo el clavel despidiéndose de Cesar
-          Siento mucho no haber podido cumplir mi misión- dijo sollozando
-          Pero ahora tengo que ser fuerte y regresar de nuevo al jardín. Debo explicarle a Amal lo que ha ocurrido- dijo el clavel mientras que iba en dirección a su jardín sin saber que sus compañeras estaban sometidas bajo el poder de los pulgones y que poco quedaba ya del palacio de cristal dorado de Amal

En cuanto Azone quedo en libertad fue en dirección hacia su jardín pensando de que manera podría explicarle a Amal lo sucedido, intentaba buscar mil excusas con las que poder convencer a Amal y que le diera de nuevo otra oportunidad de  poder llevar a cualquier otro niño del lugar un nuevo don, pero cuando llegó al jardín pudo comprobar cómo sus amigas Nidia, Osi ,Nio y hasta Tuila se encontraban repletas de pulgones y eran incapaces de poder mover sus pétalos y tallos con libertad.

-          Pero…¿ qué ocurre aquí?- dijo el clavel mirando a Tuila que permanecía cabizbaja y sin poder de reacción
-          ¿ Que ha ocurrido con nuestro jardín..¡ Que os ha pasado?- dijo el pequeño clavel mientras que observaba como los pulgones se apoderaban de la fuerza  y de la magia que sus amigas todavía tenían
-          No es posible que el motivo por el cual los pulgones se han apoderado del jardín sea por no haber hecho entrega de mi don a Cesar- dijo el clavel temiendo que el motivo por el cual sus compañeros se encontraban en aquella situación fuera el hecho de no haber podido entregar su pergamino
-          Yo lo intente..de verdad- dijo suspirando intentando que sus amigos le dieran una explicación pero el hecho de estar dominadas por los pulgones les impedían poder articular palabra
-          ¡No puede ser!- decía el clavel mientras que pensaba una posible solución
-          Iré en busca de Amal y lograre hacer que recuperéis vuestra magia- dijo el clavel mientras que se dirigía hacia el castillo de cristal que ahora permanecía prácticamente cubierto de arena y con matorrales y matojos que impedían poder ver donde se encontraba  la amapola Amal
-          Amal…Amal…¿ donde estas?- dijo el clavel intentando llegar hasta donde Amal se encontraba.
-          NO es posible que tu también te encuentres desprovista de magia,..necesitamos de tu protección…las flores canguro están dominadas por los pulgones….quizás esto se deba a que no fui capaz de cumplir mi misión..pero es que nadie me enseñó a hacerlo- dijo el clavel mientras que recorría  la sala de cristal intentando hallar a Amal
-          Amal…Amal…necesito tu ayuda- dijo mientras que tras recorrer diversas estancias llegó hasta el centro del palacio donde encontró a la amapola postrada sin poder despedir ni fragancia ni olor
-          Amal…¿ te encuentras bien?- dijo el clavel mientras que se acercaba hasta ella
-          Dime algo…responde- dijo el clavel Azone intentando que Amal pudiera desplegar alguno de sus pétalos
-          Azone….Azone…¿ eres tú?- dijo la amapola mientras que intentaba incorporarse.
-          Si…soy yo…he tardado en regresar -..pero ahora estoy aquí- dijo el clavel mientras que Amal le miraba con ternura
-          Siento decirte que no he podido hacer entrega del pergamino del don al niño recién nacido que debía..algo fallo en mi interior…no pude entregárselo..no pude liberarme de él- dijo el clavel cabizbajo
-          Y creo que esta es la razón que ha provocado  que el jardín se encuentre en esta situación y que los pulgones nos hayan invadido- dijo triste el clavel sin saber que los pulgones habían detectado su presencia en el interior del palacio de cristal
-          No…no temas querido Azone….no has tenido nada que ver en todo esto….los pulgones hicieron que confundiera el tipo de flor que cada niño necesitaba para que entregaran sus dones y ellos no pudieran asimilarlos correctamente- dijo Amal en un sigilo
-          El distorsiono el reflejo que los cristales dorados me ofrecían de mis flores canguros de tal forma que entregue los pergaminos a tipos de flores no indicadas. Los niños que los recibieron no los pudieron asimilar y las flores canguro al no recibir la satisfacción que genera el haberse liberado de ellos volvieron tristes y vacías al jardín..volvieron debilitadas y carentes de magia. Esto fue aprovechado por los pulgones que se apropiaron de su magia y ocuparon sus tallos, sus flores y sus hojas- dijo Amal mientras que el clavel miraba asombrado como los pulgones habían convertido el bonito palacio en una montaña de arena inmersa en matorrales y matojos.
-          Esa fue la causa….depositaron un cristal de doble fondo que distorsiono el reflejo  que recibía de mis flores canguros y seleccione tipos de flores erróneas- dijo mientras que abrumada intentaba poder mantener el único pétalo que se mantenía erguido en buen estado.
-          Nadie ha sido responsable de lo que ha ocurrido…fue le pulgón Gonón el que tramo todo este plan para apoderarse del jardín y someter a mis flores ya que no deseaba seguir viviendo en el bosque olvidado .
-          Y ahora pretende enterrarme bajo este palacio y que muera marchita rodeada de estos arbustos y matorrales que impiden que me llegue la luz- dijo Amal mientras que los pulgones se acercaban hasta ellos dispuestos a apoderarse del clavel
-          Pero…¿ que tenemos aquí?- dijo el pulgón mientras se acercaba junto con el resto de pulgones Nollo  y Didón.
-          Pero si todavía existe en este jardín una  flor sin pulgón que la acompañe – dijo el pulgón mientras que se acercaba hasta Amal
-          Y veo que todavía tu tallo soporta un lindo pétalo sin marchitar- dijo el pulgón mientras que vertía mas fermento de crecimiento de maleza en la arena que rodeaba a Amal
-          Creo que este fermento necesita ser estimulado- dijo mientras que mas matorrales se cernían sobre Amal
-          Y este clavel creo que necesita que alguien le guie hacia el jardín donde sus amigas flores estarán encantadas de recibirlo- dijo el pulgón dirigiéndose hacia Nollo   y Didón
-          Vamos …haceros cargo de este clavel- dijo el pulgón mientras que los pulgones se acercaban hasta Azone intentando penetrar en su tallo y en sus raíces cuando de repente los pulgones salieron despedidos ya que el tallo del clavel todavía conservaba su magia protectora
-          Pero…¿ que es lo que ocurre aquí?- dijo el pulgón Gonón al ver que Nollo  y Didon salían despedidos sin poder hacer nada para evitarlo
-          Su tallo y sus raíces…están protegidas…no podemos ocuparlas- dijo Nollo mientras que gongo se acercaban hasta el
-          Es imposible que eso sea cierto..ya que la magia protectora de Amal ha desaparecido por completo- dijo mientras que intentaban cerciorarse por le mismo
-          Vamos a ver…clavel….tu iras a parar justo al lado…- dijo el pulgón cuando de repente salió despedido fuertemente si poder afianzarse la tallo de Azone
-          No es posible- gritaba el pulgón. La magia protectora ha desaparecido de este jardín ,todas las flores se deben encontrar vacías y tristes al haber realizado una entrega no satisfactoria….¿ Cómo es posible que este clavel todavía conserve su magia protectora?- dijo el pulgón sin saber que  Azone no había perdido su magia ya que su entrega no había sido fallida
-          No he perdido mi magia porque no pude realizar la entrega del don a Cesar- dijo cabizbajo intentándose excusar ante Amal
-          Por eso vine a buscar y a solicitar tu ayuda…por ello pensé que la situación en la que se encontraba el jardín respondía a este motivo…no pude realizar la entrega del pergamino- dijo el clavel ante la mirada atenta de los pulgones
-          Entonces…si no realizaste la entrega fallida no pudiste sentir la insatisfacción que sufrieron tus compañeras cuando el don no fue asimilado por los niños a los que iba dirigido..y por ello no te encuentras debilitada y vacía como el resto de tus compañeras-dijo el pulgón malhumorado
-          Parece ser que eso es así- dijo mientras que cabizbajo miraba a Amal sin saber que algo muy mágico estaba a punto de ocurrir en el interior del palacio de la amapola
-          Intente por todos los medios hacer la entrega pero nada paso…el pergamino pareció haberse evaporado de mi interior o quizás…todavía se encuentra en mi interior pero no soy capaz de liberarme de él-.dijo el clavel cuando de repente los matorrales que se habían creado en el interior del castillo comenzaron a recibir cientos de destellos provenientes del exterior y comenzaron a transformarse de nuevo en cristales dorados llevándose con ellos los granitos de arena que los pulgones habían depositado en su interior
-          Pero…¿ y ahora qué ocurre?- dijo el pulgón mientras que veía como los matorrales tras recibir los destellos de luz provenientes del mundo de los humanos volvían a adquirir transparencia y lucidez dando lugar a  nuevos cristales con capacidad de crear nuevos pergaminos de dones protectores.
-          Los matorrales están comenzando a desaparecer! Los cristales vuelven a recomponerse, la arena está desapareciendo del interior del castillo- dijeron los pulgones que tras comprobar cómo los matorrales que rodeaban a Amal desaparecían de su vista contemplaron cono Amal volvía a recuperar sus pétalos y su magia
-          Amal..Amal…tus pétalos vuelven a resurgir..tu magia vuelve a inundar tu palacio- dijo el clavel preso de la emoción sin entender lo que  había ocurrido
-          Pero…¿ cómo es posible que el palacio haya vuelto a regenerarse …no es posible….? – dijo el pulgón que  comenzaba a darse cuenta de que el resto de pulgones salían despedidos del jardín ya que las flores canguro habían logrado liberarse de su dominación
-          Mira Gonón,..nuestro ejército sale despedido del jardín..las flores han recuperado su magia- dijeron los pulgones mientras que intentaban apoderarse nuevamente de Amal y de Azone sin éxito
-          Creo que ya no podréis volvernos a dominar- dijo Amal comprobando en sus cristales dorados que ella y el jardín de las flores canguro había recuperado su magia gracias a Azone
-          El jardín ha vuelto a recuperar su magia….y todo gracias a ti Azone- dijo Amal dirigiéndose hacia el clavel
-          ¿A mí?- dijo el clavel sin dar crédito a lo que estaba viendo
-          Asi..a ti y  al pequeño Cesar- dijo la amapola mientras intentaba explicarle al clavel lo que había ocurrido
-          Cesar te ayudo a encontrar los niños que recibieron sus dones por medio de flores equivocadas debido al cristal de doble fondo que el pulgón deposito entre los cristales de mi palacio. El  se encargo de que los niños pudieran recibir de manera adecuada los dones que las flores  depositaron en ellos pero que n pudieron asimilar. Los dones yacían entre los cabellos de los niños esperando que llegara la flor idónea que conseguiría que finalmente los pudieran asimilar- dijo Amal ante la mirada atenta de Azone y del resto de los pulgones que miraban expectantes al clavel
-          Cesar te guio hasta ellos y los pequeño te recibieron con alegría ya que tu les ayudaste a asimilar el don que todavía no habían podido aceptar. Esto hizo que  regresaras de nuevo al jardín vacio de don pero repleto de satisfacción que fue la que te impidió que perdieras tu magia- dijo Amal mientras que el clavel miraba asombrado sus pétalos
-          Pero…..¿ entonces?- Si que logre liberarme del don que en mi interior tenia!- dijo el clavel preso de la emoción

-          Si ..no solamente te liberaste del don que yo te hice entrega sino que también conseguiste que los otros dones que tu habías debido repartir fueran asimilados por los pequeños que Cesar te mostro- dijo Amal mientras que el clavel seguía  sin entender muy bien cómo era posible que se hubiera liberado del pergamino sin haber sido consciente de ello
-          Pero…¿ yo hice todo eso?- dijo Azone mientras que intentaba recordar en qué momento podía haberse liberado del don que yacía en su interior
-          Si….Cesar recibió su don igual que el resto de niños a los que te condujo y eso hizo que pudieras regresar al jardín y que el resto de flores recuperaban su magia ya que la entrega no fue fallida…el don fue entregado y perfectamente asimilado- dijo Amal mientras que los pulgones tras recibir la noticia de que el jardín había vuelto a recuperar su magia regresaban cabizbajo de nuevo a su bosque olvidado
-          Fue  hermoso mientras duro- dijo Gonón desanimado
-          Ahora debemos regresar de nuevo a nuestro bosque ya que en este jardín no tenemos fermento que colonizar- dijo Gonón mientras que salían despedidos del jardín gracias a que las flores habían recuperado su magia y a que Amal había recuperado su fragancia
-          Si marcharos enseguida antes de que Amal decida aniquilaros con su fragancia- dijeron  Tuila; Nila , Osi y el resto de flores que tras comprobar que habían recuperado su magia llegaron al interior del palacio donde esperan volver a encontrarse con Azone
-          Es cierto- dijeron los pulgones mientras se colocaban las pinzas en los oídos  y en la nariz. Vayamos en seguida…no podemos permanecer ni tan solo un segundo más en el interior de este palacio de cristal- dijeron los pulgones que antes de ser fulminados por la fragancia de Amal salieron despedidos del castillo dejando a las flores de nuevo tranquilas y recuperadas
-          ¡Azone, Azone!- dijeron las flores mientras que se acercaban hasta ellas
-          No tan solo has logrado realizar tu misión a la perfección sino que también has logrado que nosotras recuperemos nuestra magia- dijeron jubilosas las flores mientras que celebraban emocionadas que habían vuelto a recuperar su magia
-          Eres el mejor clavel que existe y existirá jamás- dijeron mientras que abrazaban al clavel
-          Gracias a ti lograste que recuperáramos nuestra fuerza y nuestra satisfacción- dijeron mientras que el clavel recordaba el guiño que Cesar le realizó cuando fue de regreso a su habitación y se dispuso de nuevo a descansar.
-          Si….claro- dijo el clavel emocionado. Ahora recuerdo el momento …ahora  puedo explicaros cual fue el momento en que deje en libertad mi don – dijo el clavel mientras que recordaba el momento en que se despidió de Cesar
-          La entrega implica ceder al otro lo mejor de ti , implica ofrecerle tu s mejores deseos , implica dejarte llevar por tus propios sentimientos que es lo que demuestra el afecto- dijo el clavel recordando la emoción que sintió tras despedirse de Cesar
-          Ahora entiendo que No solo me sentí feliz por ver que el pequeño me había liberado sino porque sentí un gran afecto por el cuando tuve que regresar de nuevo al jardín. En aquel momento deje de sentir miedo por lo que Amal y el resto de flores pudierais pensar de mi por el hecho de no haber podido realizar mi entrega y en su lugar apareció la satisfacción de comprobar cómo el pequeño se encontraba sano y salvo de nuevo en su cunita y su sueño de nuevo había iniciado- dijo el clavel recordando cómo le pequeño Cesar recorrió cada una de las calles sin ningún tipo de temor con el propósito ahora conocido de mostrarle los niños que debían haber recibido su pergamino
-          Cesar supo en todo momento lo que debía hacer sin que nadie se lo hubiera enseñado…supo ver en mi que yo era el tipo de flor que a sus amigos el don debía haber entregado y con ello consiguió que nuestro jardín volviera a recuperar la magia. En esta ocasión fue cesar el que realizó la función que los pulgones evitaron que realizara Amal. Pudo ver tras el doble cristal lo que los pulgones pretendían realizar y actuó en consecuencia haciendo que nuestro jardín se volviera a recuperar – dijo el clavel preso de la emoción deseando volver a reencontrarse con Cesar y poder albergar nuevos y hermosos pergaminos con dones en su interior
-          Si…es cierto- musito Amal con plan o convencimiento
-          Gracias a ti y al pequeño Cesar de nuevo nuestro jardín está libre de malos pulgones- dijo mientras que los pulgones desanimados regresaban de nuevo a su bosque del olvido
-          Las teníamos dominadas….eran nuestras…si no hubiera sido por ese absurdo clavel azuloso descolorido habríamos podido vivir por siempre en el jardín de Amal- dijo el pulgón mientras que resignado volvía a situarse bajo uno de los matorrales que le había servido de sustento
-          Hermosos tallos floridos…hermosas  y vigorosas raíces- siguió diciendo el pulgón añorando el jardín de las flores canguro

-          Pero volveremos a encontrar la forma de volver a ocupar el jardín…volveremos a inundarlas con nuestra presencia..haremos que la fragancia de Amal desaparezca   y no dejaremos que ningún clavel nos venza-dijo el pulgón sin saber que ahora no tan solo deberían hallar la manera de despistar de nuevo a Amal sino que debían encontrar la forma de liberarse de Cesar y de los niños a los que Azone había protegido ya que ahora guardaban en su interior el deseo de proteger y custodiar el jardín de las flores canguro de los malos pulgones que de ellos se quisieran apoderar.

Y así fue como Cesar consiguió que las flores recuperaran su magia y como ayudo al clavel Azone a liberar de su interior los buenos sentimientos en forma de dones. Y es que no existe mejor don que un niño humano pueda en su interior desarrollar que el de  demostrar sin temor  afecto  por los demás haciéndoles entrega del mensaje que una determinada flor les pueda hacer llegar .

Y colorín …colorado…este cuento se ha acabado
Los wikicuentos multiculturales
Mónica Zambrano