Rut en el mundo de la fantasía


Rut en el mundo de la fantasía:
 
 
 

Erase una vez, hace algún tiempo vivía , en el mundo de la fantasía , los tres capitanes encargados de recoger con sus grandes buques voladores los sueños que los niños iban creando en su imaginación para construir con ellos su bonito libro de la fantasía. Los tres capitanes recorrían día y noche el cielo del país de los niños, recogiendo en sus grandes redes todos los sueños que permanecían allí esperando ser capturados por ellos. Con ellos construían el gran libro de la fantasía que guardaban secretamente en el castillo de la imaginación. Gracias a todos los sueños que los niños fabricaban a través de sus juegos y de su fantasía era posible construir el libro de la fantasía  , ya que todos los sueños que los capitanes recogían en sus redes eran enviados directamente al castillo, donde se transformaban en bonitas imágenes e ilustraciones  que permitían elaborar cada página del libro. El libro de la fantasía tenía una función muy importante, ya que gracias a él, era posible que todos los seres de la imaginación que vivían en el mundo de la fantasía pudiesen seguir existiendo. El libro recogía las imágenes que los niños elaboraban y las transformaban en dibujos que construían bonitos relatos, que daban vida a los diferentes seres fantásticos que podían crearse mediante los relatos que el libro de la fantasía mágicamente elaboraba. De esta manera podían crear una realidad para ellos y poder disfrutar de sus vidas en el país de la fantasía. Por esto era tan importante la misión que tenían los capitanes del mundo de la imaginación, ya que si por alguna circunstancia no pudiesen realizar su cometido, si no pudieran capturar entre sus redes de fantasía los sueños de los niños, no podrían crearse las imágenes ni los relatos que configuraban el libro de la fantasía , y sin relatos que poder elaborar , los seres de la imaginación morirían y el  mundo de la fantasía acabaría por desaparecer.  Los capitanes de la imaginación viajaban en sus grandes buques acompañados por sus tres espadas de la ilusión, que guiaban sus caminos en  lo alto del cielo, sus espadas les orientaban hacia las zonas donde los niños habían creado más sueños, para poder capturarlos y trasladarlos a su castillo de la imaginación. Cada vez que visualizaban a lo lejos algún sueño que capturar , las espadas de la ilusión alertaban a los capitanes para que aumentaran más la velocidad de sus buques y fueran rápidamente en su búsqueda, ya que los sueños permanecían en el cielo durante tan solo un par de segundos. Si en ese tiempo los capitanes no habían logrado capturar al sueño, desaparecía evaporándose en un momento. Dado que cada vez más los niños creaban con su imaginación menos sueños, era importante no dejar escapar ninguno y por ello tenían que estar en constante alerta. Cada sueño capturado significaba una posibilidad de crear para el libro de la fantasía una ilustración y un bonito relato con el cual más seres de la imaginación podían ser creados en el mundo de la fantasía.

Aquel día el Capitán Tierno se había levantado temprano ya que había comprobado en el libro de la imaginación, que tan solo les hacía falta capturar tres sueños de niños más para poder completar un relato con el que se formarían nuevos seres en el mundo de la fantasía.

 
-Buenos días espada Consejo, espero que durante el sueño hayas recuperado fuerzas para detectar todo aquel sueño que aparezca en el cielo del mundo de los niños.- dijo el Capitán Tierno acariciando a su bonita espada.
-Bueno, ya sabes que en cuanto huelo algún sueño de niño cerca, activo mi sensor de ultrasonido para localizarlo y en cuanto tengo las coordenadas adecuadas, te indico exactamente la dirección para que puedas capturarlo en un segundo- dijo la espada Consejo orgullosa.
-Ya lo sé, pero necesitamos capturar hoy tres sueños de niños más, porque está a punto de completarse un nuevo relato fantástico en el libro de la fantasía y es necesario tenerlo hoy acabado, necesitamos más seres nuevos en el mundo de la fantasía con los cuales irnos renovando de nuevas ideas y nuevas posibilidades- dijo el capitán Tierno ante la mirada sorprendida de Consejo
-En seguida llamaré a los capitanes Cálido y Fiel para comentarles que hoy los busques de la fantasía zarparan antes de lo previsto. Es necesario que sus espadas Alianza y Harmonía estén preparadas- dijo el capitán Tierno con pleno convencimiento.
-Espero poder zarpar como muy tarde antes de que los primeros rayos de sol comiencen a salir por el horizonte- continuó diciendo el capitán Tierno asomándose a través de la ventana de su castillo.
-Estoy deseando ver aparecer nuevos seres fantásticos en nuestro mundo, necesita una renovación – continuó reflexionando.
-¡Hace tanto tiempo que no se completa un relato!- dijo el capitán cabizbajo
-Cada vez los niños se entretienen menos con juegos que les hacen desarrollar su imaginación, ya que normalmente utilizan juegos de acción que no les permite imaginar, tan solo actúan y replican de manera mecánica lo que éstos les ofrecen. Les resulta muy difícil inventar nuevas cosas con su imaginación ya que todo les viene dado- dijo el capitán Tierno cabizbajo.
-Si esto continua así pronto los niños dejaran de imaginar y crear nuevos sueños y el libro de la fantasía dejará de producir nuevos relatos. El mundo de la fantasía permanecerá estancado en los relatos de siempre indefinidamente- continuó diciendo el capitán Tierno.
-No te preocupes- dijo la espada Consejo intentando animar su capitán. Estoy segura que los niños volverán a desarrollar su imaginación y crearan nuevos y bonitos sueños con los que podremos adornar nuestro libro de la fantasía que se podrá ir regenerando con nuevos relatos con los que seguir formando seres en nuestro mundo. El mundo de la fantasía nunca desaparecerá mientras existan niños que tenga creatividad y ganas de poder imaginar- continuó diciendo la espada Consejo .
-Espero que tengas razón y que siempre tengamos posibilidades de capturar los sueños que viajan en el cielo del mundo de los niños- dijo el Capitán que no tenía mucho convencimiento en que esto fuera posible.
-Pero no perdamos más tiempo , tenemos que localizar cuanto antes los tres sueños para finalizar el ultimo relato del libro- dijo recogiendo sus cosas y preparando su buque.-
-Marchemos enseguida en busca del capitán Cálido y Fiel y en busca de sus espadas. Pronto amanecerá y tenemos que estar preparados para captar todos los sueños que los niños tengan a lo largo del día- dijo en tono más esperanzado.

Y dicho esto el capitán partió junto con su espada  Consejo en busca de sus compañeros, que ya se hallaban esperándolo en las puertas de entrada al mundo de los niños.

 
-Buenos días Capitán Tierno. Creemos que está vez el que te has retrasado has sido tú- dijo con una ligera sonrisa el capitán Fiel. Mi espada Alianza está totalmente recargada y su radar dispuesto  a captar aquel sueño que se atreva a asomarse por el cielo. No escapará de nuestras redes- dijo en tono alegre.
-Quien se atreva a vencer la rapidez y la agilidad de mi espada Alianza será duramente castigado con…..- dijo el capitán  Fiel ante la mirada sorprendida de sus compañeros. Con esta piruleta de colores que acabo de obtener del almacén creativo del pensamiento- dijo el capitán mostrándoles la piruleta.


-En el relato anterior que el libro de la fantasía elaboró, una de las ilustraciones que fueron creadas con uno de los sueños de los niños, mostraba una gran máquina moldeadora de golosinas, con la cual, se podían fabricar miles de golosinas haciendo combinaciones entre las diferentes teclas que la configuran, de tal manera , que hay tantas posibilidades de creación como combinaciones se realicen con sus teclas- dijo el capitán repartiendo las piruletas a sus compañeros.


-Estoy seguro que con  ellas tendremos un viaje más alegre y dinámico- dijo el capitán introduciéndose la piruleta en el interior de su boca.
-Bueno , no sé si más dinámico pero si más dulce.- dijo el capitán Cálido saboreando la piruleta.
-Ahora la máquina se encuentra en el almacén creativo que custodia el Lagarto Comilón, que se encarga de fabricar día tras días miles de golosinas para repartir entre todos los seres del mundo de la fantasía.
-¡ Perfecto!!- dijo el capitán Tierno. Pero ya es tiempo de zarpar…iremos en busca de más sueños con los que completar el libro de la Fantasía.

 Y dicho esto los tres capitanes zarparon en sus grandes busques hacia el cielo del mundo de los niños a esperar ver aparecer algún sueño sobrevolando las nubes. Estuvieron durante varios minutos esperando que los sueños comenzarán a surgir, pero parecía que el mundo de los niños todavía estaba dormido, desde lo alto lograban escuchar sonidos y murmullos de niños que jugaban con sus consolas  y videojuegos, pero ninguno de ellos era capaz de fabricar sueños creativos. Hasta que de repente el radar de la espada Consejo comenzó a iluminarse.

 
-Mirad- dijo el capitán Tierno mirando atentamente a su espada consejo. Consejo ha comenzado a iluminarse y ahora marca unas determinadas coordenadas. El sueño de un pequeño niño acaba de aparecer en el cielo y es necesario partir rápidamente en su búsqueda antes de que desaparezca. Que todos los buques zarpen en esta dirección y que el buque más rápido sea el ganador de este bonito sueño..- dijo el capitán Tierno accionando las velas de su buque.
-Nos vemos de regreso… y que gane el mejor capitán- dijo el capitán Fiel despidiéndose  de sus compañeros.

 

Y enseguida los tres buques partieron enseguida en la dirección marcada por las espadas de la ilusión hasta llegar hasta la zona donde vieron aparecer el bonito sueño de un niño que sobrevolaba el cielo iluminándolo con destellos dorados. El buque del capitán Tierno fue el primero en llegar y con un gesto rápido, lanzó al exterior de su buque, una de sus grandes redes que se quedó flotando en el cielo. Con su espada  Consejo fue orientando la red en dirección del sueño y cuando estuvo próxima a él, accionó el dispositivo de la luz de la ilusión de su espada y la red logró capturar en un momento al sueño, que a partir de aquel momento, se introdujo dentro de la espada de la ilusión del capitán Tierno.

 
-¡ Ya es mío!!- dijo emocionado Tierno ante la mirada estupefacta de sus compañeros que acababan de llegar allí.
-¡Hemos llegado algo tarde!!- dijo el Capitán  Fiel dirigiéndose a su espada Alianza.
-El capitán Tierno y Consejo se nos han adelantado- dijo en un susurro Fiel.
-Pero el próximo sueño que aparezca no se nos resistirá- dijo en tono divertido.
-Bueno ..eso está por ver- dijo el Capitán Tierno que había oído el susurro de su compañero. Que aunque hables flojito…tengo muy buen oído- dijo con una sonrisa de oreja a oreja
-¡Escuchad!! El radar de la espada Harmonía se ha comenzado a iluminar y nos indica unas nuevas coordenadas. Hoy tenemos suerte, parece que el mundo de los niños ha ocurrido algo que les ha hecho despertar más su imaginación, tenemos que estar preparados por si se produce una lluvia de sueños, hace tiempo que no sucede y no podemos desaprovechar la oportunidad- continuó diciendo el capitán Tierno.

Y dicho esto los tres buques se dispusieron a partir en aquella dirección cuando en el radar de la espada Consejo se mostró una nueva coordenada y un nuevo sueño que atrapar. En aquel momento el capitán Tierno dejó de seguir al resto de buques y se marchó en la nueva dirección marcada en su espada Consejo.

 

Mientras los tres capitanes se encontraban realizando sus labores de captura de los sueños, en la zona más recóndita del mundo de la Fantasía se hallaba el Orco Trosco, que no paraba de observar atentamente a los capitanes a través de su raíz de muérdago.
-Disfrutad mientras podáis capitanes de la Fantasía y espadas de la ilusión, que pronto veré convertido mi sueño en realidad y será la única realidad que configurará el libro de la fantasía- dijo el Orco en tono reflexivo.
-Mis días de soledad están punto de acabar y pronto vuestro libro de la Fantasía quedará vacío de ilustraciones y bonitos relatos con los que habéis construido vuestro mundo de ensueño en que el yo no tengo cabida- dijo el Orco en tono enfadado.
-Pronto un nuevo libro será construido con los sueños de los niños que yo me encargaré de modificar con ligeros adornos, adornos especiales que darán lugar tan solo a relatos y imágenes de Orcos que invadirán todo el mundo de la Fantasía. Pronto vuestras bonitas imágenes y vuestros creativos relatos serán transformados en historias de miedo y de terror en las que los únicos protagonistas serán los Orcos. El libro de la Fantasía será sustituido por el Sagrado libro de los Orcos, en donde solo existirá cabida para nosotros, un mundo que elaboraremos a base de raíces de muérdago, de murciélagos y cucarachas que son nuestras mascotas preferidas.  Crearemos un cielo de nubes negras y de inmensos truenos que iluminarán nuestras vidas, y vosotros dejareis de existir, ya que no existirá ningún relato en el que podais desarrollaros y poder vivir- dijo el Orco ante la mirada atenta de su cucaracha Yita.
-Sin vida y sin relatos en los cuales poder vivir , solamente podréis permanecer en el mundo de la fantasía en forma de espectros , imágenes olvidadas de lo que erais anteriormente. Tendréis que vivir recluidos en el castillo de las sombras como yo he venido haciendo durante todo el tiempo que me excluisteis de los relatos que fabricaba el libro de la Fantasía ya que mis valores y mi ética no iban en consonancia con vuestra ideología y vuestra manera de ser. Demasiado oscuro para pertenecer al mundo de la Fantasía, tus ideas de mal pueden perjudicar nuestro mundo y crear influencias negativas con tu presencia en la imaginación de los niños, me repetíais una y otra vez…- dijo el Orco recordando el momento en que tuvo que abandonar el país de la Fantasía convertido en un espectro y recluirse en el castillo de las sombras.
-Pero ahora que he recobrado mis fuerzas y he logrado labrar un plan, no os saldréis con la vuestra- dijo el Orco mirando atentamente su raíz de muérdago.
-Ahora cada vez más los niños tienen otros tipos de sueños, menos creativos y más orientados hacia el mal, debido a que su manera de jugar ha cambiado. Se entretienen más con sus juegos de acción y con películas de terror. Ya no quieren un mundo de Fantasía positiva que no les estimulan, prefieren acción y pavor, al amor y la ternura que habéis creado en vuestro mundo bonito pero irreal. – dijo el Orco que seguía meditando.
-Tan solo necesitan ser estimulados por alguien capaz de sembrar en ellos malicia, alguien que les haga ver que la realidad no es como la pretenden pintar esos capitanes de  la Fantasía y que demuestran en cada uno de sus fantásticos relatos. Alguien capaz de hacerles desarrollar su instinto más atroz…alguien como yo – dijo el Orco ante la mirada sorprendida de su cucaracha.
-Si logro capturar a esos capitanes y  evitar que sigan recogiendo los sueños de los niños con sus buques  y consigo que dejen de utilizar sus espadas de la ilusión con las que captan los sueños de los niños y los depositen en su libro de la Fantasía, pronto el libro dejará de realizar nuevos relatos y de crear su mundo de fantasía. En cuanto el libro de la fantasía deje de formar nuevos relatos, este mundo acabará por deteriorarse y un nuevo libro de Fantasía será creado pero esta vez, las imágenes y las ilustraciones que serán creadas con los sueños de los niños serán las que yo decida y trasforme con las espadas de la ilusión que lograré modificar con mi raíz de muérdago- dijo el Orco mirando atentamente su raíz.
-Las espadas de la ilusión serán modificadas con mi raíz de muérdago y cuando capture con ellas los sueños de los niños, los modificaré a mi conveniencia gracias al poder de mi muérdago. Con los sueños modificados con mi ligero toque de creatividad malvada, crearé el libro Sagrado de los Orcos, en el cual tan solo tendrán cabida seres como yo y mis queridas mascotas. Cuando el libro Sagrado de los Orcos comience a fabricar relatos, construiré un nuevo mundo de la Fantasía, está vez construido a base de miedo y de maldad. Su influjo dominará  el mundo de los niños y cada vez más los niños estimularán su imaginación y crearán nuevos sueños en los que dominará tan solo una emoción, el terror y la malicia que serán capaces de crear. Miles de sueños serán creados y con mi buque de la maldad serán capturados y con ellos crearé el mundo de la fantasía tal y como siempre debía  haber estado. – dijo el Orco Trosco.
-Ya verás que con mi influjo, los niños tendrán más sueños que poder elaborar, ya que su imaginación está dispuesta para ello, debido a los juegos y las diversiones que utilizan actualmente. Es por ello que cada vez más los Capitanes tienen menos sueños que recoger, ya que la imaginación de los niños se encuentran orientadas hacia otros fines más maliciosos, tan solo es necesario saberlos estimular- dijo el Ogro con una sonrisa de oreja a oreja.
-Vamos hermosa Yita, celebremos que el mundo de la fantasía está próximo a ser transformado. Los capitanes no saben lo que les espera, pronto el único sueño que  verán reflejados en su mundo de la Fantasía será precisamente el mío- continuó diciendo el Orco mientras preparaba su plan.
-Ahora te explicaré como lograré capturar de la manera más fácil a esos Capitanes, a sus espadas y a sus buques- continuó diciendo el Orco.
-Mira, he creado unos falsos radares en varias zonas del cielo del mundo de los niños, que les informará de que nuevos sueños se encuentran disponibles para ser capturados. Lograré hacer que los capitanes se dispersen y cada uno se dirija a una zona diferente para poder separarlos y capturarlos más fácilmente. Cuando los capitanes se dirijan hasta allí esperaran ver aparecer un sueño de algún niño, pero lo único que verán aparecer será la raíz de  muérdago que lanzaré hacia sus espadas que acabaran por enredarse entre las raíces de mis plantas.  Una vez que logre enredarlas, se quedarán inmovilizarlas y lograré capturarles fácilmente. Los capitanes sin sus espadas perderán la orientación, su fuerza y su magia  y cuando se encuentren perdidos en el cielo, les lanzaré estas espinas de acebo con las cuales quedarán petrificados. Una vez que se encuentren petrificados, con mi halo Orco les dirigiré hacia mi castillo de las sombras, donde entraran a formar parte de mi colección de pequeñas mascotas- dijo el Orco a carcajada limpia.
-Luego ya veré que hago con ellos cuando su libro de la Fantasía deje de crear relatos e imágenes para ellos y se conviertan en tristes espectros junto con el resto de los seres fantásticos que forman su mundo- dijo el Orco preparando sus raíces de muérdago.
-Las señales de alerta ya están dispuestas y los falsos radares han comenzado a emitir señales en diferentes direcciones para lograr distraerlos y segregarlos- dijo el Orco
-Es hora de partir en su búsqueda y capturar a sus espadas de la ilusión entre las raíces de mis queridos muérdagos- continuó diciendo el Orco aproximándose a la salida de su castillo.

 

Y sin perder más tiempo , el Orco se dirigió hacia la salida de su castillo y fue en busca del primer buque. En este caso se trataba del buque del Capitán Fiel que se encontraba esperando en el cielo Norte la aparición de uno de los sueños de los niños.

Enseguida el Orco se aproximó subido a su raíz de espina de Acebo voladora, se acercó hacia el buque y esperó a que el capitán Fiel mostrara su espada Alianza con la intención de captar el sueño que su radar le indicaba.

En cuanto el Orco vio aparecer a la espada Alianza en el exterior del buque, lanzó hacia ella una de sus raíces de muérdago, que se enlazó fuertemente en ella, y con un gesto rápido, la dirigió hacia si mismo, arrebatándosela al pobre Capitán Fiel que no daba crédito a lo que acababa de suceder. Sin darle tiempo a reaccionar, el Orco buscó en el interior de su bolsa, la raíz de una espina de acebo y sin perder más tiempo la lanzó sobre el capitán fiel que tras recibir el impacto quedó totalmente convertido en piedra.

Después se dirigió hacia las zonas donde había dispuesto los radares falsos para comprobar  si el capitán Cálido y el capitán Tierno se encontraban en sus respectivos lugares. Esperó verlos aparecer y sin perder más tiempo realizó la misma estrategia con ellos que la realizada con el capitán Fiel y los dos capitanes acabaron convertidos en piedra y sus espadas acabaron bajo el poder del Orco Trosco.

 

En cuanto el Orco se hizo con las tres espadas y capturó a los tres capitanes se dirigió de nuevo a su castillo de las sombras con la intención de continuar adelante con su plan. Llevó a los tres capitanes petrificados al interior de una de las celdas y los dejo bajo la custodia de dos de sus preferidas mascotas, la cucaracha  Teni y la araña Uira. Una vez que dejo a los capitanes en buena compañía se dirigió con una de sus espadas de la ilusión hacia el centro de su castillo donde tenía en resto de plantas venenosas y otras raíces de muérdago con las que realizar la transformación de la espada.

 
-Con la transformación de esta espada tendré suficiente para capturar los nuevos sueños que los niños vayan fabricando- dijo el Orco Troco ante la mirada asustada de la espada Harmonía.
-Tu me servirás para mi propósito- dijo mirándola atentamente.
-Cuando cree a más Orcos gracias a mi libro Sagrado de los Orcos, transformaré al resto de espadas para que ellos las puedan utilizar también. Pero ahora de momento contigo tendré suficiente- dijo el Orco acercándole una semilla de acebo y otro pequeño fragmento de raíz de muérdago.
-Con este ungüento y este hechizo encantador transformaré tu interior, serás capaz de captar con tu radar los sueños de los niños pero una vez que los captes, el efecto de la raíz de muérdago hará que cuando los liberes en este nuevo libro de aquí , solo se puedan crear imágenes de Orcos y relatos de miedo con los cuales adornar mi libro de los Orcos- dijo contento el Orco Tronco.
-¿ Y sabes por qué razón?- continuó diciendo  Tronco. Pues para crear un nuevo libro de la Fantasía donde solo existirán Orcos malvados como yo. Tus queridos amigos y compañeros del mundo de la Fantasía de color de rosa quedarán convertidos en simples espectros ya que su libro no podrá fabricarles nuevos relatos e historias en las cuales desarrollarse. Vuestro libro de la Fantasía quedará reducido a la nada , vacío y sin imágenes no tendrá nada que ofreceros , tan solo un castillo de sombras en el que podréis vivir como espectros . Ahora sabréis lo que es vivir desterrado y sometido a un olvido infinito- continuó diciendo el Orco mientras modificaba el interior de la espada Harmonía.
-En cuanto estés lista partiré en busca de sueños de niños con los que crear el nuevo libro Sagrado de los Orcos- continuó diciendo Tronco.

 

Y dicho esto el Orco comenzó a realizar las transformaciones en la espada Harmonía mientras el resto de espadas permanecían capturadas en el interior de la celda supervisadas continuamente por las mascotas de Trosco.

 
-Tenemos que hacer algo para salir de aquí- dijo la espada Consejo en un susurro para no ser oída por la cucaracha y la araña de Trosco.
-Pero nuestros capitanes están convertidos en piedra debido al efecto de la raíz  de acebo que el malvado Orco ha lanzado sobre ellos- dijo apenada la espada Alianza.
-No pueden moverse y sin ellos nosotras no podemos hacer nada. No podemos guiar los buques ni capturar nosotras solas los sueños de los niños- dijo Alianza abrumada.
-Pero no podemos quedarnos aquí esperando a que el Orco logre transformar nuestro mundo de la fantasía en un mundo donde solo existan Orcos , cucarachas y arañas. Un mundo dominado por la maldad y los relatos de terror- continuó diciendo la espada consejo ante la mirada de asombro de los capitanes que no podían articular palabra.
-He pensado…- dijo sigilosamente Consejo. Que una de nosotras tiene que distraer a estas dos mascotas y salir del castillo en busca de ayuda. Mientras la otra tiene que intentar sonsacarles el conjuro que hace que la raíz de espina de acebo deje de hacer efecto para poder liberar a nuestros capitanes- continuó diciendo la espada.
-¿Pero cómo podemos lograr distraerlas? Están continuamente supervisándonos y controlándonos- continuó diciendo Alianza.
-Quizás …podamos engañarlas con esto.- dijo Consejo mostrándole una pequeña empuñadura de repuesto que el capitán Fiel siempre llevaba consigo.
-Las cucarachas y las arañas son seres de la oscuridad y normalmente no disponen de buena visión y esta  empuñadura es de metal…- dijo la espada Consejo sigilosamente.
-Si..¿ y bien?- dijo la espada Alianza.
-Pues que si consigo orientarla adecuadamente sobre ti y logro construir un reflejo de ti misma en este cristal de allí, las mascotas del Orco pensaran que tu reflejo soy yo- continuó diciendo Consejo
-Ellas creerán que el reflejo mostrado soy yo y pensaran que sigo estando prisionera, ya que percibirán la presencia de dos espadas mientras que yo podré ocultarme detrás de aquella columna de allí y esperar el momento preciso para poder escapar a través de la ventana. Una vez que esté fuera marcharé en busca de ayuda- continuó diciendo Consejo.
-Mientras tú intenta averiguar como liberar del  encantamiento de las raíces de acebo a nuestros capitanes. Las arañas y las cucarachas no son muy listas, estoy segura que encontrarás la manera de engañarlas- continuó diciendo Consejo mientras orientaba de manera adecuada la empuñadura hacia el cristal para captar el reflejo de Alianza en él.
-¡ Ya está!!- dijo Consejo. Tu reflejo es  perfecto, ahora tan solo tengo que acercar el cristal hacia mi y tu tendrás que permanecer inmóvil todo este tiempo, ya que cualquier movimiento puede hacer perder tu reflejo- dijo Consejo que comenzó a moverse sigilosamente para esconderse detrás de la columna y dejar visible en su lugar el reflejo de su compañera Alianza.

 

En seguida Consejo consiguió situarse detrás de la columna y las mascotas de Trosco permanecían controlando la situación sin percibir el cambio producido. Seguían pensando que la espada Consejo estaba entre ellas y sin  apenas darse cuenta continuaron su labor sin despegar los ojos de los prisioneros.

 

En cuanto Consejo se situó detrás de la columna comenzó a ascender hasta llegar a lo alto de la ventana , donde sin realizar el más mínimo ruido, se deslizó al exterior del castillo esperando que Alianza lograra engañar a Teni y Uira mientras ella iba en busca de ayuda.

 

Mientras el malvado Orco Trosco iba capturando a los sueños de los niños que iban apareciendo en el cielo gracias  a la ayuda de la pobre harmonía que se veía obligada a capturar los sueños de los niños y a transformarlos en imágenes y relatos de Orcos una vez que eran introducidos en el libro Sagrado de los Orcos. Cada página y cada relato que formaba en su interior tan solo mostraba relatos tétricos y llenos de figuras horrendas de orcos de todos los tamaños y especies , y por cada hoja que era creada, un página del Libro de la fantasía desaparecía y con ella algún ser de su mundo.

El Orco cada vez era más ágil utilizando la espada Harmonía y  los niños cada vez creaban más sueños maliciosos condicionados por su influjo y con los relatos de miedo que se iban elaborando en el libro de los Orcos, si Tronco continuaba así pronto el libro de la Fantasía acabaría por desaparecer completamente y los seres que lo formaban acabarían convertidos en espectros.

 

Una vez que la espada Consejo llegó hasta el mundo de la Fantasía logró comprobar con desolación, como el mundo estaba prácticamente vacío y que muchos de los seres mágicos de allí se estaban convirtiendo en espectros de lo que habían sido. Nadie podía ayudarle a conducir el buque de su capitán Cálido, así que tenía que idear alguna manera de lograr enfrentarse al Orco ella sola.

 

Pero antes de que Consejo pudiera darse cuenta, uno de sus radares se puso en funcionamiento y mostró una coordenada que nunca antes había aparecido en el cielo del mundo de los niños.

Sin perder más tiempo decidió partir enseguida en busca de aquel sueño, que por la intensidad del reflejo de su radar debía ser un magnifico y bonito sueño .Quizás si lograba capturarlo antes que el Orco podría salvar de alguna manera el mundo de la Fantasía.

Así que rápidamente fue en busca de aquel sueño dirigiéndose como pudo en la dirección marcada por las coordenadas y cuando llegó hacia el cielo oeste , pudo comprobar que en el cielo se había producido una gran grieta por la que se filtraban extraños rayos de sol que le guiaban fuertemente hacia su interior. Sin poderse resistir a la fuerza de los rayos de sol , Consejo se introdujo por la grieta y aterrizó en un pequeño comedor donde un grupo de pequeños niños se encontraban jugando con unas cuantas marionetas que habían fabricado.

De repente, la espada Consejo hizo su aparición en el pequeño comedor de los niños , que dejaron de jugar y miraron asombrados a la espada que no entendía como había podido llegar hasta el mundo de los niños.

 
-¿Pero quién eres tú?- dijo Rut una de las niñas más pequeñas del hospicio.
-¿Eres una espada mágica?- dijo  Estrella otra de los niñas de allí.
-Si, debes de ser mágica ya que has caído del cielo- continuó diciendo Rut.
-¿Cual es tu nombre?¿ has venido a nombrarnos caballeros?- continuó diciendo Alba mirando atentamente a la espada.
-Pues….veréis…mi nombre es Consejo..y soy una espada que proviene del mundo de la fantasía- dijo la espada atónita.
-¿ Y dónde estoy?- dijo abrumada. ¿ Como he logrado llegar hasta aquí?. Tan solo recuerdo estar sobrevolando el cielo y ver aparecer una enorme grieta en él. Después vi como unos rayos luminosos se aproximaban a mí y me transportaban hacia aquí- dijo la espada Consejo sin dar crédito a lo que acaba de ocurrir.
-¿Quieres decir que le cielo se ha quebrado?- dijo Rut mirando hacia el techo del hospicio.
-Eso quiere decir que el relámpago malvado con el que los niños juegan ha provocado que se quebrara- dijo sigilosamente Alba.
-¿ El relámpago malvado?- dijo la espada Consejo que empezó a sospechar que el Orco Tronco tenía algo que ver en todo ese asunto.
-Si, hace un par de días, los niños inventaron un juego...- dijo Rut ante la mirada de Consejo.
-Dijeron que un Orco se les había aparecido y que les había dado unas nuevas instrucciones de juego. Les dijo que si eran capaces de inventarse historias, inventos y relatos de mucho miedo les ofrecería un bonito regalo- continuó diciendo la pequeña.
-Los niños comenzaron a olvidarse de jugar con nosotras y con nuestras marionetas y comenzaron a comportarse mal , a inventarse historias para provocar miedo en nosotras y un día se presentaron en el hospicio acompañados por el relámpago malvado. – dijo Rut ante la mirada atenta de la espada.
-Si..y dicen que el malvado Orco ha sido quien se lo ha regalado- continuó diciendo Alba.
-Es un rayo que da electricidad- continuó diciendo Rut
-Si te enfocan con él produce escalofríos y temblores como cuando sientes miedo- continuó diciendo Alba
-Ahora nosotras no nos acercamos a ellos porque tememos que nos enfoquen con su malvado rayo- continuó diciendo Rut
-Quizás el rayo haya sido el responsable de abrir la grieta en el cielo- continuó diciendo la pequeña
-Pero nosotras preferimos seguir jugando con nuestras marionetas…aunque el resto de niños prefieren jugar con juegos de acción. Dicen que prefieren juegos de niños, que las marionetas son juegos para niñas.- continuó diciendo estrella.
-Pero antes de que ese Orco apareciese sí que jugaban con nosotras- continuó diciendo Rut.
-¡ Ese malvado Orco Tronco!!- dijo la espada Consejo viendo que el Orco había conseguido instaurar un malvado influjo en la mente de los niños para que crearan sueños de terror con los que aumentar las imágenes y relatos de su libro sagrado.
-Tenemos que frenar a ese malvado Orco enseguida- dijo en tono abrumado la espada.
-Antes de que consiga destruir por completo nuestro mundo de Fantasía y construya su nuevo mundo de terror donde dominen Orcos malvados como él para siempre- continuó diciendo Consejo..
-Así que ese Orco existe de verdad- dijo estrella mirando atentamente a la espada.
-Así es pequeña, pero vosotras con vuestra imaginación podéis ayudarme a detenerlo- dijo convencida la espada
-Alguna vez habéis manejado un buque volador- pregunto Consejo ante la mirada de asombro de las niñas.
-¡Pues……claro!! En nuestra imaginación- dijo la pequeña Rut.
-Es que desde que Rut ha llegado a este hospicio nos entretiene mucho con sus juegos de imaginación y con las historias que inventa con sus marionetas- continuó diciendo estrella. Antes sin ella no nos divertíamos tanto- continuó diciendo la pequeña.
-Pues ahora podréis poner en práctica todo lo que habéis aprendido con ella y podéis poner en marcha vuestra imaginación en el interior de los buques voladores , donde yo iré capturando una a una las imágenes que creéis con las que conseguiremos que el libro de la fantasía no desaparezca y que el Orco no acabe su libro Sagrado- continuó diciendo la espada mientras se elevaba hacia el cielo con las tres pequeñas.
-Ahora no tengáis miedo, pasaremos por la gran grieta abierta en el cielo y llegaremos hasta lo alto de vuestro mundo, recorreremos varias sendas de nubes hasta alcanzar los tres buques de los capitanes de la imaginación. Una vez que los alcancemos os colocareis cada una en uno y comenzareis a recrear las historias y los relatos que habéis aprendido con Rut y con vuestro juego con las marionetas. En cuanto empecéis a imaginar aparecerán en el cielo vuestros sueños que yo lograré captar con mi radar y los introduciré en el libro de la Fantasía que empezará a renovarse y a completarse con las imágenes y relatos de vuestras historias. Si somos capaces de volver a crear nuestro mundo de manera más rápida que el Orco crea su mundo del terror lograremos vencerle hasta volver a convertirlo en lo que es de verdad, un triste espectro- continuó diciendo Consejo.
-Ahora no perdamos más tiempo y que cada una ocupe su lugar de capitanas en los buques, mientras yo me encargo de capturar vuestros sueños y dirigirlos a nuestro libro de la Fantasía- continuó diciendo la espada.
-Mientras espero que mi compañera Alianza haya podido engañar a Teni y Uira y haya podido des petrificar a nuestros Capitanes y averiguar cómo hacer desaparecer el encantamiento que el malvado Orco ha realizado sobre nuestra compañera Harmonía-  continuó diciendo la espada  Consejo.

 

Y dicho esto las tres niñas, Alba, Estrella y Rut ocuparon sus puestos en el interior de los buques y empezaron a  relatar cada una de las historias que habían creado con Rut y con sus marionetas. En cuanto las niñas comenzaron a relatar las historias miles de sueños aparecieron en el cielo y la espada Consejo los iba capturando rápidamente para evitar que el Orco y la espada Harmonía pudiesen detectarlos.

Mientras las tres niñas iban recreando en su imaginación sus historias, la espada Alianza había logrado descubrir el secreto de la raíz de espina de Acebo que había paralizado a los capitanes.

 
-Si, claro- dijo la araña Uira. Solamente lo puede aplicar nuestro gran Orco.
-Claro debe ser un Orco ejemplar- continuó diciendo la espada Alianza
-Estoy deseando librarme para siempre de estos Capitanes que no son nada astutos- continuó diciendo la espada.
-Me encantará formar parte de vuestro mundo. Estoy deseando que Trosco me transforme con su raíz de muérdago y las raíces de espinas de acebo igual que ha hecho con mi compañera Harmonía- continuó diciendo.
-Solo espero que el conjuro sea eterno y que no pueda ser revertido. No quiero arriesgarme a que pudiese dejar de hacer efecto y verme de nuevo convertida en una espada carente  de espíritu de maldad, ya que creo que es más divertido crear imágenes para vuestro libro sagrado que para el libro anticuado de la Fantasía- continuó diciendo Alianza ante la mirada atenta de las mascotas del Orco.
-Bueno…ya sabes..todo conjuro tiene su contra hechizo ….- dijo Uira acercándose a la espada.
-La raíz de espina de acebo pierde efecto si se corta una de sus espinas y se pronuncia la palabra “deshace”- dijo la cucaracha ante la mirada de los capitanes que permanecían en silencio.
-Así que…. La palabra “deshace”- dijo la espada Alianza que mientras pronunciaba la palabra se frotó ligeramente con una de las raíces de acebo que habían cubierto de piedra al capitán Fiel que de repente se vio liberado de su petrificación.
-“Deshace””- continuó diciendo la espada mientras se dirigía hacia el capitán Cálido y el capitán Tierno cortando una de las raíces de las plantas de Acebo que los habían petrificado.
-¡¡Un momento!- dijo Uira. ¿Que se supone que estás haciendo?- dijo en tono enfadado.
-Pues…lo que he hecho…engañaros a las dos- dijo la espada mientras recogió una de las raíces de Acebo que había soltado y  las lanzó directamente a las mascotas de Tronco.

 

En cuanto las raíces de espina de Acebo entraron en contacto con las malvadas mascotas del Orco se quedaron petrificadas al instante y sin poder articular palabra, se quedaron inmóviles sin saber cómo habían logrado ser engañados por la astuta espada.

Los capitanes una vez que fueron liberados del hechizo de Tronco y de las raíces de espinas de Acebo se dirigieron apresuradamente al exterior del Castillo con la intención de recuperar sus buques, los sueños de los niños y de volver a construir con ellos el mundo de la Fantasía. Deseaban poder llegar a tiempo para poder capturar al malvado Orco y liberar a la espada Harmonía de su influjo, esperaban que no fuera demasiado tarde y que el Orco no hubiera finalizado su libro Sagrado.

 

En cuanto llegaron al exterior pudieron comprobar que los tres buques eran  conducidos por tres pequeñas niñas y guiados por la espada Consejo y se dirigían hacia ellos, rodeados por la multitud de los sueños que las tres niñas iban creando con su imaginación.

Cuando estuvieron cerca, la espada Alianza les hizo una señal  y los tres capitanes subieron a los buques donde tuvieron un feliz reencuentro con la espada Consejo .

 
-Menos mal que has logrado liberarlos- dijo la espada Consejo a su amiga la espada Alianza
-Temíamos que no hubierais podido engañar a Uira y a Teni- dijo en tono alegre Consejo
-Mirad Capitanes, en vuestra ausencia he logrado capturar a tres bellos sueños, que en este caso , no son virtuales sino reales. Sus nombres son Alba, estrella y Rut. Ellas han guiado a la perfección vuestros buques y no tan solo eso , sino que han logrado crear con su imaginación miles de sueños que han vuelto a ocupar las páginas del libro de la Fantasía. Prácticamente hemos logrado recuperar los antiguos relatos y los nuevos seres del mundo de la fantasía que se había creado a partir de ellos .Nuevas páginas han aparecido gracias a la creatividad de los juegos de marionetas que las niñas han sido capaces de elaborar y que han reconstruido prácticamente todo el mundo de la fantasía- continuó diciendo Consejo
-Ahora tan solo nos hace falta capturar al malvado Orco y liberar a nuestra espada Harmonia de su influjo. Pero ahora ya conocemos el secreto de cómo liberarla del efecto de la raíz de espina de Acebo- dijo con una sonrisa la espada Alianza.
-Las mascotas del Orco nos ofrecieron información muy pero que muy valiosa- continuó diciendo la espada Alianza
-Y hemos logrado conseguir esto…- dijo la espada ante la mirada atenta de los capitanes, de las niñas y de la espada Consejo
-¡ Pero si son raíces de espina de Acebo!!- dijo en tono sorprendido la espada Consejo
-¡¡Exacto!!. Con ellas lograremos darle su merecido al Orco y evitar que siga instaurando su mal en las mentes de los niños y que siga capturando sueños para elaborar su libro sagrado- continuó diciendo la espada Alianza
-En cuanto deje de capturar sueños, su libro Sagrado comenzará a desaparecer y pronto se verá convertido en un espectro. No tendrá más remedio que volver a su castillo de sombras- continuó diciendo la espada.
-Si , pero esta vez será convertido en un espectro petrificado, ya que no queremos que vuelva a utilizar su poderes en contra de nuestro mundo de fantasía- dijo el capitán Fiel mirando atentamente las semillas de Acebo.

 

 

Y dicho esto, los tres capitanes acompañados con sus buques, se dirigieron en busca del Orco y de la espada Harmonía que se encontraban recogiendo los sueños fabricados por el relámpago malvado que Trosco había entregado a los niños del hospicio.

 
-¡Muy bien niños ¡! Seguid imaginando maldades con el rayo que os he regalado que pronto mi libro estará completado y mi mundo creado- dijo el Orco dirigiendo la espada Harmonía en dirección de los sueños.
-Pero…un momento…¿ qué ha ocurrido aquí?- dijo alarmado el Orco viendo que uno de los primeros relatos de miedo había desaparecido de su libro sagrado y con ellos unos cuantos Orcos que había logrado elaborar.
-¡La primeras páginas del libro Sagrado se han borrado!! ¿ Pero cómo puede ser posible?- dijo el Orco abrumado
-Si no he dejado de capturar con la espada Harmonía los sueños que esos niños fabrican para mí con el relámpago malvado- dijo en tono de sorpresa sin darse cuenta que los buques de los capitanes se aproximaban hacia él.
-¡¡Detente Orco Trosco!!- dijo el capitán Tierno. Tus días de Orco están por finalizar. Te hemos traído un regalo- dijo el capitán lanzándose hacia donde se encontraba el Orco.
-Y estamos seguro que será de tu agrado- dijo el capitán Cálido que con un gran salto se situó al lado de su compañero Tierno
-Y para que no te sientas tan solo en tu buque, ahora mismo voy a tu encuentro- dijo el capitán Fiel que se situó al lado del Orco que permanecía todavía en estado de desconcierto.
-¿ Pero qué os habéis creído capitanes endebles? . Nadie puede enfrentarse al poder de mis raíces de Acebo y de muérdago- dijo el Orco intentando buscar del interior de su bolsillo unas cuantas semillas que siempre llevaba consigo.
-¿ De verdad crees eso?- dijo el capitán Fiel mostrándole las raíces de muérdago y acebo que había logrado recoger de su castillo.
-Creo que lograremos vencerte si  aplicamos sobre ti  tu misma medicina- dijo el Capitán Tierno lanzando sobre él la semilla de raíz de acebo más grande que había logrado conseguir.
-¡Como habéis logrado salir de mi castillo! ¿ Y como habéis logrado conseguir parte de mis plantas venenosas y de mi mágicas raíces? ¿Donde están Uira y Teni?- dijo el Orco que todavía no daba crédito a lo que estaba ocurriendo.
-Pues creo que entraran a formar parte de los espectros petrificados que configuran el nuevo castillo de las sombras- dijo el capitán Tierno mostrándole a sus pequeñas mascotas petrificadas.
-¡¡Oh no!! – dijo el Orco. ¿que habéis hecho con mis bonitas mascotas?- dijo en tono apenado.

 

Pero antes de que el Orco pudiera reaccionar, las raíces de Acebo comenzaron a surgir efecto en él, y poco a poco fue convirtiéndose en un malvado espectro de Orco petrificado.

Una vez que el Ogro estuvo inmóvil y sin poder si quiera articular palabra, lo subieron a uno de  sus buques y lo llevaron de nuevo a su castillo del que nunca debía haber salido.

Acto seguido liberaron a la espada Harmonía del encantamiento del Orco y de sus raíces de Acebo y se dirigieron hacia la grieta en el cielo provocada por Trosco con la intención de llevar de regreso al hospicio a Rut, Estrella y Alba.

 

Muy rápidamente condujeron a las niñas a la zona de la grieta donde todavía tenían una nueva misión que cumplir. Deberían encargarse de que los niños del hospicio dejaran de jugar con el relámpago malvado del Orco, que a pesar de que ahora estuviera convertido en un espectro de piedra, no sabían si el relámpago podría seguir influyendo negativamente en sus mentes.

 

Los capitanes y las tres espadas se despidieron de las niñas confiando en que llevarían a cabo su última misión y les agradecieron la ayuda que les habían prestado.

En cuanto llegaron a la zona de la grieta, las niñas se bajaron de los buques y se introdujeron en su interior. En pocos minutos llegaron al comedor del hospicio donde pudieron comprobar que los niños continuaban jugando con su relámpago malvado.

 
-¡¡Hola chicas! ¿Donde estabais? Os habíamos echado de menos- dijo Marco uno de los niños del hospicio.
-Sabéis…hemos estado pensando en que ..nos gusta jugar con nuestro relámpago pero también con gustaba  jugar con vuestras marionetas- dijo Isaías ante la mirada sorprendida de las niñas.
-¿ En serio? Ya no pensáis que las marionetas son juegos de niñas?- dijo Rut emocionada.
-Pues la verdad…es que nos da igual que sean o no juego de niñas, lo importante es que nos divertíamos jugando con ellas- continuó diciendo Pedro.
-Y nos gustaría seguir haciéndolo- dijo Pedro ante la mirada sorprendida de Estrella
-Si vosotras queréis ..claro- dijo Isaías sonrojándose.
-Por supuesto….- dijo  Rut . Y creo que nosotras también deberíamos probar jugar con vuestro relámpago…que aunque tenga por nombre malvado…creo que con él se pueden imaginar bonitas historias ….no tiene por que utilizarse para hacer daño a para provocar miedo si la imaginación de uno no quiere ¿ verdad?- dijo Rut mirando atentamente el relámpago.
-A ver , déjame probarlo- dijo Rut accionando el botón del relámpago malvado.
-¡Pues es cierto!!- dijo Rut emocionada. Si utilizo mi imaginación de manera adecuada el relámpago no provoca en mi los temblores y la electricidad que antes me provocaba miedo. Ahora tan solo me produce un ligero cosquilleo que me provoca ganas de reír- dijo Rut ante la mirada de sus amigas que comenzaron a utilizar el relámpago de los niños muy animadas.
-¡¡Claro!! No importa el tipo de juguete, no importa si es considerado para niños o para niñas, lo importante es que te diviertas utilizándolos- dijo Isaac recogiendo nuevamente una de las marionetas de Rut.
-Si…y que aunque pienses que un juguete esté diseñado para hacer daño….lo que de verdad importa es saberlo utilizar de manera adecuada orientando tu imaginación de manera correcta- continuó diciendo Marco mirando atentamente el resto de juguetes que tenía en su baúl.
-Es cierto, ni las pistolas, ni los rifles, ni los robots destructores, ni las consolas de juegos de guerra pueden hacernos daño , si los sabemos utilizar correctamente. Solo en nuestra imaginación está el saberles dar un buen uso- dijo Rut cogiendo una pistola y imaginándose que se trataba de un sheriff que acababa de apresar a un Orco ladrón.
-Bueno , creo que ahora que sabemos que los juguetes no tienen genero y que no son buenos ni malos por si mismos, podemos juntarlos todos y con  ellos podemos crear miles de nuevas historias- dijo Rut saltando de un lado a otro.
-Ya sabéis que los capitanes esperan ansiosos nuestros sueños para seguir creando su mundo de Fantasía y evitar que otro Orco quiera instaurar juegos de estrategia orientados hacia el mal con los que confundir nuestra imaginación- dijo Estrella ante la mirada de los niños que no entendían muy bien a qué se refería la pequeña.
-Bueno...es una larga historia que contar… - dijo Rut guiñándole un ojo a los niños.
-Bueno,… pero nosotros estamos dispuestos a escucharla. – dijo Isaías moviendo  una de las marionetas de Rut.

 

Y dicho esto los niños comenzaron a intercambiar sus juguetes y a inventar nuevas historias y juegos con ellos

Mientras los capitanes permanecían  en el cielo esperando que las niñas hubieran podido lograr su cometido y que hubieran podido destruir el relámpago malvado del Orco. Esperaban que hubieran podido convencer a los niños y que los niños hubieran dejado de hacerles daño con la malvada imaginación que el Orco había pretendido instaurar en ellos con su influjo. Tras varios minutos de espera, pudieron comprobar que la grieta que había aparecido en el cielo comenzaba poco a poco a cerrarse hasta que desapareció totalmente de su vista.

 
-Mirad. La grieta ha desaparecido- dijo el capitán Tierno ante la mirada de las espadas de la ilusión.
-¡¡Es cierto!! Seguramente que las niñas han logrado eliminar el influjo que el Orco había instaurado en los niños con su relámpago- dijo la espada Harmonía.
-Y mirad…¡ nuestros radares!!!!- dijo la espada Consejo mirando atentamente su radar
-Miles de señales están apareciendo en el cielo y nuevas coordenadas nos indican la posición de nuevos sueños de niños que están siendo creados- continuó diciendo el capitán Cálido.
-Vayamos rápidamente en su búsqueda, tenemos cientos de ellos que capturar y que introducir en nuestro libro de la fantasía- continuó diciendo el capitán Fiel.
-Algo ha ocurrido en el mundo de los niños que está haciendo que su imaginación aumente y que nuevos sueños aparezcan en el cielo- continuó diciendo la espada Consejo.
-Seguro que los niños del hospicio tienen algo que ver en todo esto…quizás la experiencia de las niñas con el Orco Trosco les haya ayudado a despertar su imaginación- dijo muy contenta la espada Harmonía.

 

 

Y dicho esto los capitanes, los tres buques y las tres espadas marcharon apresuradamente en busca de los nuevos sueños creados…y es que lo que realmente no sabían era que ahora la imaginación de los niños había despertado y que eran capaces de imaginar nuevos juegos ya que habían entendido que los juguetes en si mismos no significan nada, lo que de verdad es importante es la función que tu les quieras dar y como los desees utilizar. Es por eso que no hay juguetes malos ni buenos, no existen juguetes para niños o para niñas, no existen juguetes o juegos que fomenten la agresión si uno no quiere atribuirles esa función.

 

Y colorín, colorado…este cuento se ha acabado

 

Los wikicuentos multiculturales

 

Mónica Zambrano