Ada y el mundo de cera:


 Ada y el mundo de cera:
 
 
 
 
 
 
 
 

Erase una vez, hace algún tiempo vivía, en una pequeña casita situada en el centro de Gijón, una pequeña llamada Ada. Ada era una pequeña niña de seis años, con el pelo rizado de color anarajando y unas lindas pequitas en su lindo rostro. Ada vivía en su casa junto con su hermano Cecilio que tenía  siete años. A Ada siempre le gustaba  jugar imaginando , le gustaba inventarse lindas historias mágicas con las que crear personajes imaginarios en su mente, que después pintaba en cada uno de sus cuadernos. A Ada le entusiasmaba dibujar y escribir sus narraciones e historias para poder recordarlas después y en muchas ocasiones llevaba sus escritos al colegio para podérselos mostrar a sus amigos. Ada era muy querida tanto por los profesores como por sus amigos del colegio. Para aumentar su imaginación le  gustaba asistir a las excursiones que organizaba su colegio, le gustaba pasear por el parque de la ciudad y sus papás intentaban los fines de semana organizar alguna que otra salida a algún museo de historia o de ciencias para que la pequeña pudiera seguir cultivando en su interior la imaginación y la fantasía de que disponía. Ada  miraba atentamente el folletín informativo que su ciudad editaba cada semana, donde se indicaban las actividades lúdicas que se podían realizar tanto en el interior de su ciudad como en las ciudades cercanas. Ese día se levantó pronto para acudir a  recoger el pan a la panadería del señor Olivio, ya que sabía que todos los domingos , el señor Olivo le regalaba unos cuantos churros para desayunar y se encargaba de depositarle en el interior de la bolsa del pan el folletín informativo semanal.

Ada se retiró su pijama rápidamente , se colocó los tejanos que habitualmente usaba para realizar sus expediciones, y se marchó en dirección a la panadería donde el señor Olivio le estaba esperando con un par de churros calientes, con su barrita de pan preparada y con el folleto informativo en la mano dispuesto a contarle que un nuevo museo abriría sus puertas en la ciudad.
-Buenos días señor Olivio- dijo Ada emocionada , viendo como OLivio acaba de meter en el horno cinco nuevas barras de pan para tostar
-Buenos días Ada…sabía que no tardarías en llegar y mira…te he preparado un tazón de chocolate para desayunar- dijo Olivio esperando poder disponer de un tiempo libre en la panadería para poder desayunar con la pequeña ya que le entusiasmaba escuchar sus lindas narraciones y cuentos fantásticos
-¡Ah si! -dijo la niña oliendo el aroma del chocolate y los churros recién elaborados
-Me gustaría desayunar con tu compañía ya que tengo una noticia muy importante que darte- dijo OLivio mostrándole el noticiero
-¿Una noticia?- dijo Ada asombrada
-¿Se trata de un nueva actividad a realizar en  la ciudad? – dijo emocionada pensando que seguramente la noticia que OLivio le tenía que dar era algo relativo con el programa de actividades de la localidad.
-Bueno se trata de algo más que una simple actividad..no se trata de ninguna excursión especial, no se trata de ningún tipo de salida al campo..se trata de una nueva inauguración- dijo emocionado Olivio mostrándole la noticia en el folleto
-Dentro de tres días inaugurarán un pequeño museo de cera en la ciudad de Bena que se encuentra muy cerquita de aquí- dijo Olivio emocionado
-¿Un nuevo museo?- dijo la pequeña  mirando detenidamente la fotografía que se mostraba  en el folleto
-¡Un nuevo museo de cera!- dijo agitada moviéndose de un lugar a otro de la panadería
-Si…un nuevo museo de cera abre sus puertas y en el podremos contemplar bellas figuras elaboradas con cera- dijo Olivio ante la mirada ilusionada de la pequeña que comenzaba a desear que pasaran rápidamente los tres días para poder acudir con sus papás al nuevo museo
-¿ Y qué tipo de figuras serán las que se encuentren en el museo?- dijo la niña dejándose llevar por su imaginación.
-Quizás encontremos bellas figuras de animales…o quizás podamos ver en su interior bellas estructuras de monumentos importantes realizadas en cera…o quizás podamos contemplar hermosas siluetas de personas  de seres de ficción- dijo la pequeña Ada pensativa
-Si…seguramente en él se encuentren toda clase de objetos realizados en cera.- dijo Olivio mientras comenzaba a desayunar al lado de la niña
-Bien...seguramente muchos niños querrán acudir a ver las figuras..tengo que darme prisa y localizar cuanto antes las entradas suficientes para poder acudir el sábado próximo- dijo la niña mientras acaba de tomar su chocolate
-Si...pero todavía tienes una semana por delante, no te apures, tranquila , acaba de desayunar los churros que te he preparado…- dijo Olivio pero antes de que acabara de expresar estas últimas palabras la pequeña salía de la panadería llevando consigo el pan y el folleto informativo para poder mostrárselos a sus papas que acababan de levantarse y esperaban el pan caliente que Ada les traía.
-Papá, mamá- dijo muy contenta Ada ante la mirada atenta de sus papás. Este fin de semana ya tengo organizada la actividad que realizaremos- dijo emocionada la niña
-Debemos acudir a la inauguración del museo de cera que próximamente abrirá sus puertas-. Dijo emocionada mientras que su hermano Cecilio se levantaba al escuchar la voz de su hermana
-Un nuevo museo de cera abre sus puertas y estoy segura que en él se expondrán  muchas figuras y objetos interesante que poder conocer- dijo Ada ante la mirada de aprobación de sus papás
-Perfecto- dijo la mamá de Ada . Pues entonces mañana acudiré en busca de información con la intención de comprar las entradas  y tener nuestro lugar reservado en el museo- acabó por concretar la mama de Ada mientras que preparaba el desayuno para todos.
-Mamá voy a mi habitación enseguida , quiero dibujar las figuras que creo que se encontraran expuestas en el museo y las figuras que me gustaría que fueran expuestas..quizás haya espacio suficiente en el museo como para poder instalar nuevas figuras en él y tengo imaginación suficiente como para poder enseñarle a la dueña del museo mis ideas….quizás tengan un pequeño recinto donde elaboran las figuras de cera y podamos colaborar en él- dijo Ada mientras que recogía su cuaderno de dibujo
-Si…pero Ada no te hagas demasiadas ilusiones, en el folleto dice que se trata de un pequeño museo de cera…además debes desayunar antes de ponerte a dibujar- dijo la mama mientras que Ada llegaba de nuevo a su habitación.
-Tranquila mamá, hoy desayuné con Olivio en la panadería- dijo emocionada Ada ante la mirada estupefacta de su papa y de su hermano
-No cambiará nunca esta pequeña, imagina y deja volar su pensamiento- dijo la mamá preparando el desayuno para los tres

Y dicho esto Ada se fue hacia su habitación  a imaginar como sería su visita al museo de cera, mientras que esperaba que pasara rápidamente el tiempo y que su mamá acudiera al día siguiente en busca de las entradas para el museo.

En cuanto el nuevo día hizo su aparición, Ada y Cecilio se marcharon al colegio, y la mamá de Ada se dirigió hacia el centro de información de actividades lúdicas con el propósito de poder adquirir las entradas para el museo . En cuanto el señor Octavio le recibió, le mostró el folleto del nuevo museo y se dispuso a  hacerle entrega de las cuatro entradas que la mama de Ada le había solicitado.
-Así que se trata de un pequeño museo local que una vecina de la ciudad de Bena ha logrado abrir después de haber estado trabajando la cera en la fabrica en la que trabajó durante un tiempo atrás- dijo la mamá de Ada leyendo la información relativa al museo
-Si..se trata de una joven que hace un par de años fue a vivir a Bena- dijo Octavio mostrándole la imagen de la joven
-Es una joven de extraordinaria belleza, elegancia y con porte noble-dijo entusiasmado Octavio
-He vendido prácticamente todas las entradas, ya que en cuanto los vecinos han visto la fotografía de la dueña del museo reflejada en la información, han querido ser los primeros en acudir al museo no tan solo para admirar las figuritas de cera de allí sino también para ver de cerca la belleza de la joven- dijo Octavio reservando una entrada para él
-Y esta entrada me la reservo para mi…no me gustaría que se acabaran antes de poder adquirir una- dijo Octavio ante la mirada sorprendida de la mama de Ada
-¿Entonces esta joven trabajó anteriormente en una fábrica de cera?- dijo la mama de Ada intentando comprender la información que Octavio le daba
-Si..así es..estuvo un tiempo trabajando en la  fábrica de cera en la que elaboraba los diseños de los objetos que creaba hasta que un día misteriosamente abandonó la fábrica. Dicen los rumores que  consiguió descubrir una manera de crear las figuritas de manera muy especial y que deseaba que el dueño de la fabrica le dejara poder elaborarlas tal y como ella pretendía, pero el dueño de la fabrica se negó a hacerle caso, ya que creía que su manera de proceder era la más correcta y que la joven tan solo tenía que preocuparse de obedecer sus órdenes. Debido a este motivo la joven abandonó la fabrica y regresó un tiempo después convertida en una dama – dijo Octavio ante la mirada atenta de la mama de Ada
-Dicen que logró perfeccionar tanto la creación de figuras de  cera que un bello noble se enamoró de ella , convirtiéndola en una gran dama. Después tristemente el noble murió dejándole una gran fortuna a la joven que no dudó en dedicarse en cuerpo y alma al trabajo de la cera. – continuó diciendo Octavio
-Creó un pequeño local artesanal donde realizaba sus figuras de cera haciéndole competencia a la fábrica en la que anteriormente trabajaba hasta que causó su cierre. Después que la fabrica cerrara sus puertas decidió establecer en su interior el museo de cera que la semana que viene abrirá sus puertas y en el que expondrá as figuras que ella misma ha creado durante todo ese tiempo- dijo Octavio ante la mirada de sorpresa de la mama de Ada
-Ahora la joven vive sola en una gran mansión, en ocasiones se la ve trabajando en su taller de cera , pero ahora ha decidido dedicarse a exponer todas las figuras que ha credo tan perfectamente y a mostrar la belleza que es capaz de crear con sus manos…y al mismo tiempo mostrar al público su gran hermosura- dijo Octavio emocionado esperando que llegara el momento de poder ver de cerca la belleza de la  joven
-Su nombre es Ceria- dijo  Octavio guardando sigilosamente una de las entradas en su bolsillo
-Es un nombre extraño- dijo la mama de Ada mirando atentamente la fotografía
-Bueno espero que realmente las figuras sean hermosas pero también espero que puedan mostrar algún tipo de conocimiento a los pequeños- dijo la mama de Ada despidiéndose de Octavio
-Seguro que si..proviniendo de esas bellas manos estoy seguro que no tan solo serán unas figuras perfectas sino que también sabrán mostrarnos algo de ciencia y probablemente de historia- acabó por concretar Octavio despidiéndose de la mamá de Ada que tras realizar varias compras fue de regreso a casa con la ilusión de mostrarle las  entrada a Ada

 

EN cuanto la mamá llegó de nuevo a casa, los dos niños acababan de llegar del colegio y esperaban entusiasmados ver aparecer allí a su mamá. En cuanto llegó se abrazaron a ella y enseguida le preguntaron si había podido conseguir las entradas para ese mismo fin de semana y la mamá de Ada en tono orgulloso les afirmó que las había podido conseguir pese a que prácticamente todas las entradas habían sido vendidas en el momento en que llegó a solicitarlas al edificio donde se encontraba Octavio. Ada muy emocionada recogió las entradas y las depositó en su mochila osito esperando que los días de la semana pasaran rápidamente y que el día de la visita al museo de cera llegara pronto.

Los días en el colegio pasaban despacio ya que Ada se mostraba muy impaciente por ver cómo sería el museo y poder ver las figuritas expuestas. Había elaborado todo un bloc con los dibujos de algunas figuritas de cera que ella misma había imaginado, esperaba poder mostrárselas a la dueña del museo y que le permitiese poder colaborar en la realización de una de ellas si el museo disponía de taller. Con estos pensamientos miraba la fotografía de la dueña imaginándose que se trataría de un dama muy noble y elegante y que seguramente accedería a su suplica de poder colaborar en la creación de alguna figura de cera.

 
-Espero que la señora de la fotografía sea la dueña del museo de cera, parece que se trata de una joven muy elegante…seguro que el museo dispondrá de un pequeño taller donde crean las figuritas…le mostraré mi bloc de dibujo..quizás al mostrarle las figuritas que en el he dibujado le guste especialmente alguna y permita que le realice una muestra de ella utilizando la cera de su taller- acabó por concretar Ada mientras que Cecilio se acercaba para comprobar que era lo que Ada estaba tramando en su cabeza
-¿ Y ahora que pretendes hacer mirando tan atentamente la fotografía del museo de cera?- dijo Cecilio que conocía perfectamente las ideas fantasiosas de su hermana
-Me gustaría poder mostrarle mi bloc de dibujo a la dueña del museo ya que me gustaría poder fabricar una de ellas en el taller de su museo…quizás le guste laguna de ellas y me ayude a elaborarla- dijo Ada ante la mirada de sorpresa de su hermano
-No creo que esta señora tan distinguida pierda su tiempo escuchando a una pequeña niña…debe tener muchas ocupaciones y poco tiempo libre..además no creo que en tu bloc haya ninguna figurita más bonita que las que ella misma haya creado para su museo…en la información indica que lleva mucho tiempo dedicándose a la creación de figuras de cera…le debe sobrar imaginación..no necesita consejos de una niña mocosa como tú- dijo Cecilio en tono de burla
-Bueno..eso es lo que tú piensas…pero quizás no sea así y pronto el museo exponga uno de mis dibujos en forma de  figura de cera- acabó por concretar la pequeña saliendo apresuradamente de su habitación
-Bueno …espero que Ada no se defraude demasiado y que la señora quiera escucharla aunque solo sea un par de minutos- dijo Cecilio dubitativo
-Espero que su decepción no sea mayor cuando descubra que el museo no dispone de taller en el cual crear nuevas figuras- dijo suspirando mientras que los días de la semana fueron  pasando y el ansiado dia de la visita al museo llegó.
-Mira mamá- dijo Ada viendo a través de la ventana el sol tan radiante que acababa de aparecer en el cielo
-Hace un esplendido día- dijo emocionada la pequeña mientras que acudía a toda prisa en busca del pan del día
-En cuanto regrese de la panadería y desayunemos partiremos en dirección al museo, en el folleto se indica que suele abrir sus puertas hacia las diez de la mañana, debemos ser los primeros en llegar- dijo Ada mientras que preparaba todos los utensilios que llevaría al museo y comprobaba donde se encontraban las entradas.
-Pronto estaremos en el museo y quiero tener todos mis dibujos preparados para mostrárselos a la dueña Ceria- dijo mientras que se marchaba apresuradamente

Y en cuanto regresó a casa dispuso todos los utensilios para acudir a la visita del museo, sus papas y Cecilio se vistieron y se marcharon hacia el museo esperando ser los primeros en llegar. Pero a pesar que  habían madrugado y que no eran apenas las nueve de la mañana en la puerta del museo se había formado una gran cola de niños y de personas adultas que esperaban emocionados que el nuevo museo abriera sus puertas. En cuanto los pequeños llegaron se situaron a la cola, desde donde esperaron pacientemente a que el museo se decidiera abrir. Mientras esperaban escuchaban todos los rumores que la gente iba narrando, sobre el museo, sobre la figuritas que en él se encontraban, pero sobretodo comentarios acerca de la joven noble.

Mientras Ada intentaba poner en marcha su imaginación escuchando los comentarios que la gente realizaba, de repente, vio que la cola comenzaba a moverse y que pronto llegarían hasta la entrada al museo donde  uno de los guardas esperaba acompañado por la joven Ceria que saludaba amablemente a todos los que esperaban conocer su museo.
Buenos días- dijo el papa de Ada saludando a Ceria que comenzó a saludarles de manera muy cordial
-Buenos días…espero que tengan una visita agradable y que descubran en mi museo la magia con la que he pretendido dar forma a todas y cada una de las figuras de cera que se encuentran en su interior- dijo Ceria mientras que saludaba a la mama de Ada, a Cecilio y a la pequeña que sin tiempo que perder le mostró su bloc de dibujo
-Señora Ceria- dijo la pequeña emocionada. Tengo algo que enseñarle-dijo abriendo una de las páginas de su bloc de dibujo
-Se dibujar muy bien..y me gustaría mostrarle alguno de mis dibujos…quizás pueda colaborar con usted en la realización de alguna figura de cera siguiendo en diseño de alguno de los dibujos que he elaborado- dijo la pequeña ante la mirada de furia del guarda que comenzó a apartarla de allí
-Pequeña, la señora Ceria no tiene tiempo de escucharte, ni te preocuparse por tus dibujos ¿ no ves la cantidad de gente que espera poder saludarla?- dijo el  guarda en  un tono desagradable intentando ocultar la furia de su interior
-Pero…tan solo quiero mostrarle esto- dijo Ada intentándose acercar hasta Ceria que sin prestarle la más mínima atención le dirigió un mirada despectiva y siguió realizando la presentación de su museo al resto de gente que esperaba poder saludarla
-Vamos…Ada- dijo la mamá viendo el malhumor con que el guarda había contestado a la pequeña
-Guarda tu bloc…en casa podrás dibujar las figuritas que hayas visto en el museo y que te hayan gustado- dijo la mama intentando distraer a la pequeña que comenzó a sentir deseos de llorar
-Ves…ya te dije la dueña estaría muy ocupada como para escuchar las suplicas de una pequeña niña…además ya verás que  el museo dispone de muy bellas figuras..no necesita de tu imaginación para poder crear nuevas figuras- dijo Cecilio ante la mirada de tristeza de la niña que comenzó a recorrer el museo esperando hallar en el algo que difícilmente logró encontrar.
-Pero todas estas figuras de aquí representan figuras de personas y de objetos, algunas son abstractas y otras parece que representan seres reales…pero no hay ninguna que represente seres mágicos ni seres especiales, ni héroes ni villanos, ni tan siquiera existe en ellas ni una pizca de inventiva y de imaginación- dijo Ada decepcionada
-Ada es que las figuras de cera intentan reflejar de manera perfecta la realizada, intentan que los objetos reflejados en ella se parezcan totalmente a los objetos que representan, intentan ser replicas lo más perfectas posibles- dijo la mama ante la mirada de decepción de Ada
-Pero si te fijas son extraordinariamente bellas- dijo la mamá de Ada acercándose a las tres figuras de cera que se mostraban en el centro del museo
-Mira…estas tres figuras..representan una hermosa niña, una dulce joven y una bella anciana. Están elaboradas tan perfectamente que parecen figuras reales, parecen estar vivas- dijo la mama de Ada mientras que Cecilio y su papa recorrían el museo ilusionados
-Yo no creo que estas figuras tengan nada de bellas- dijo suspirando Ada que no halló en el museo ninguna figura que poder dibujar ya que ninguna ellas tenía un significado especial que expresar
-Pues para mi no son bellas…si miras atentamente los rostros de las figuras tan solo percibes frialdad , seriedad y falta de magia- dijo la pequeña ante la mirada atenta de su mamá que intentaba reconfortar a la pequeña
-Bueno…quizás el hecho de que el guarda no te permitiera mostrarle tu bloc a la señora Ceria tenga algo que ver con tu disgusto- dijo la mama intentando hacer que la visita al museo fuera más placentera para la pequeña
-No solo es por la furia del guarda..hay algo en este museo que no me gusta- continuó diciendo la pequeña
-Además no tan solo fue el guarda el que no quiso que le mostrara a la señora mi bloc, la señora tampoco permitió que lo hiciera y tras su rostro bello se oculta una extraña fealdad- dijo Ada mientras que se dirigía a la salida
-Os esperaré en la puerta de salida- dijo la pequeña en tono de enfado
-Pero Ada…todavía no has recorrido aquella parte del museo quizás en ella se encuentre el taller que tanto deseabas conocer- dijo la mama intentando que la pequeña no se marchara tan rápido
-Lo siento..no me gusta este museo- dijo la niña despidiéndose de las figuras de cera cuando de repente vio en el interior de la figura de cera que representaba a una niña una mirada triste que le sorprendió
-Un momento..- dijo Ada mirando atentamente la figura de la niña que tenía exactamente su altura y su mismo color de pelo.
-Eres una figura muy bella pero interiormente muestras un gran vacío- dijo Ada intentando acercarse más a la figura
-Tienes una gran frialdad en el interior y tan solo eres capaz de trasmitirme tristeza- dijo Ada despidiéndose de la figura de cera no sin antes mirar atentamente el rotulo que bajo ella se encontraba
-Las tres etapas, la niñez, la juventud y la vejez- dijo Ada leyendo la inscripción que bajo ellas se encontraban
-Debe ser la representación de la misma niña en las diferentes etapas de vida…sin embargo cada una muestra características físicas diferentes aunque el interior sigue siendo el mismo- dijo Ada reflexionando antes de abandonar el museo
-No existe magia ni fantasía aquí- dijo Ada saliendo por la puerta mientras esperaba que sus padres y su hermano acabaran de realizar la visita.

 

En cuanto los papas de Ama acabaron de realizar la visita por todo el museo admirando las figuritas de cera que estaban expuestas se despidieron de la joven Ceria y se dirigieron hacia la salida del museo donde la pequeña le estaba esperando con cara triste y de decepción.
 
-Ya hemos acabado de realizar la visita por el museo- dijo la mama de Ada mirando tiernamente a su hija
Espero que no se te haya hecho muy larga la espera- acabó por concretar la mamá mientras que Ada seguía realizando sus reflexiones internas
-La verdad es que esperaba encontrarme otro tipo de figuritas- dijo Ada cabizbaja
-Bueno quizás la próxima vez que vengamos la señora Ceria habrá expuesto en su museo alguna otra figurita más y estas si que sean de tu agrado- acabó de concretar la mama de Ada mientras regresaban a casa

 

 Y en cuanto Ada llegó hasta su casa dejo su bloc de dibujo en su escritorio y se tumbó en la cama  pensando en las diferentes figuras que había visto allí, en el aspecto que estas tenían y como habían sido elaboradas. Por su cabeza circulaba una y otra vez la imagen de la figura de aquella niña que mostraba una mirada triste y vacía  , pensaba una y otra vez el motivo por el cual le habían desagradado tanto aquellas figuras hasta que de repente le entró un gran sueño y se quedó dormida. Durante el sueño empezó a visualizar la imagen de la niña y como esta se encontraba dentro del museo queriendo salir de su interior sin éxito. La pequeña niña de cera corría una y otra vez por las salas del museo intentando salir de él mientras que era perseguida por una extraña silueta de una mujer revestida con una gran túnica oscura que gritaba una y otra vez su nombre. La niña corría sin cesar intentando salir del museo pero por más que lo intentaba la puerta de salida estaba cerrada y la mujer acababa por capturarla y llevarla de regreso al pedestal donde estaba expuesta. Muy agitada la pequeña Ada se despertó hallando a su lado a su querido hermano que lentamente la abrazó intentando calmarla
 
-Ada creo que has tenido una pesadilla- dijo Cecilio intentándola calmar
-En cuanto oí tur gritos vine en seguida para saber qué era lo que te ocurría y me di cuenta que estabas soñando y no parabas de repetir tu nombre- dijo Cecilio mientras que Ada se recuperaba poco a poco de la pesadilla que había tenido
-Si..es cierto…ha sido una pesadilla,…pero aquella niña de cera necesita ayuda…repetía mi nombre constantemente solicitando mi ayuda- acabó por concretar Ada mientras acababa de despertarse
-Solo ha sido una pesadilla- dijo Cecilio. Ahora vuélvete a dormir y descansa que mañana tienes un duro dia de colegio, tendrás que explicarles a los niños de tu clase como ha sido la visita que has realizado al  museo, ellos esperan saberlo para acudir la semana próxima a ver las figuritas- acabó por concretar Cecilio mientras que Ada volvió a cerrar sus ojos  y presa del cansancio se durmió.

 

Y en cuanto amaneció Ada preparó  su mochila del colegio y se marchó en dirección a la escuela pensando únicamente en aquella niña de cera. Algo en su interior le decía que aquel sueño era verdad y que probablemente aquella niña necesitaba su ayuda. Los días fueron pasando y Ada cada vez tenía los mismos sueños y padecía la misma pesadilla . Uno de los días en que se despertó agitada siguiendo su intuición fue en busca de su bloc de dibujo con la intención de comenzar a dibujar en él las tres imágenes de aquellas mujeres de cera que había visto en el museo. Muy ágilmente comenzó a dibujarlas tal y como las recordaba, empezó a dibujar sus rostros y su silueta hasta obtener las tres imágenes de aquellas figuras que tanto le habían llamado la atención. En cuanto las tuvo dibujadas en su bloc corrió hacia una de las ventanas para mostrarlas a la luz superponiendo las tres figuras que había elaborado cuando de repente contempló que los tres rostros de las tres figuras superpuestas originaban la imagen de la dueña Ceria.

 
-Pero no puede ser- dijo la niña asombrada. He seguido mi intuición y los dictados de mi corazón, he realizado los dibujos de aquellas figuras de cera las he superpuesto a la luz y han originado el rostro de Ceria-dijo la niña sorprendida
-Mucho me temo que esa  joven noble pueda tener algo que ver con mis sueños y con el reclamo de ayuda de la niña de cera-dijo Ada que no daba crédito a lo que estaba viendo
-Quizás guarde un secreto que debo desvelar y por ello la imagen de la niña de cera me persigue día y noche..quizás deba ser bueno acudir al museo para comprobar que es lo que está ocurriendo en su interior- dijo Ada pensativa
-Esta misma tarde acudiré al museo en busca de alguna pista, me adentraré en el museo y esperaré que cierren las puertas para registrarlo sin que nadie se de cuenta de mi presencia. Estaré toda la noche allí  e intentaré descubrir el secreto que guarda la joven dueña. Al día siguiente en cuanto el museo vuelva a abrir sus puertas saldré de su interior y regresaré a casa. Nadie sabrá que estuve ausente toda una noche. Cecilio vigilara que mis papás no descubran que no estoy en mi habitación , le pediré que deje en mi  cama una almohada para que mis padres cuando entren allí piensen que estoy bajo las sabanas cuando verdaderamente me encontraré en el museo vigilando las acciones de Ceria- continuó diciendo Ada mientras que se disponía a explicarle a su hermano los detalles de su plan.
-Pero no puedes acudir tu sola al museo de noche- dijo Cecilio intentando que su hermana entrara en razón
-No te puedes dejar llevar por tus sueños, solo se trata de tu imaginación- acabó por concretar Cecilio mientras que Ada se mostraba reacia a seguir sus consejos
-Tengo que ir esta misma noche, estoy segura que aquella niña de allí necesita ayuda- dijo Ada con pleno convencimiento
-Esa niña es una figura de cera…no es real Ada- dijo Cecilio pero antes de que pudiera acabar su frase la pequeña Ada se marchó de  casa y fue en dirección al museo intentando colarse y pasar desapercibida. Esperaba que ni el  guarda ni la joven dueña la vieran entrar

 

Sin esperar más tiempo, la pequeña se  mezclo entre las diferentes familias que se encontraban haciendo cola allí y sigilosamente se escondió entre las cortinas que quedaban cerca de las tres figuras que representaban las tres etapas de la vida, la niñez, la juventud y la madurez. Mientras la señora Ceria recorría orgullosa todas las estancias presentando sus creaciones ante la mirada de admiración del resto de personas que contemplaban su belleza. En cuanto dieron las ocho en punto el museo cerró las puertas ,se despidió de todos los visitantes y la señora Ceria permaneció unos segundos en el interior del museo de cera.

 
-Perfecto- dijo la joven admirando la cantidad de entradas que se habían vendido
-Cada vez son más las personas que acuden a ver mi museo y mi belleza- dijo en tono de vanidad sin saber que la pequeña Ada permanecía escondida tras las cortinas del museo
-Y todo gracias al poder que me otorga la llama bruja de la vela que derrite la cera con la que fabrico mi mundo ilusorio que constituye ahora mi verdadera realidad- dijo la joven dirigiéndose hacia una de las vitrinas donde tenía depositado un pequeño candelabro de plata con las tres imágenes de las  tres figuras de cera grabadas en él.
-La llama bruja de la vela con la que he conseguido edificar todo mi mundo y la realidad que he querido  para mi. Un mundo ilusorio elaborado con  la cera mágica que hace que cualquiera que se acerque a mí y venga a contemplar donde vivo, mi museo y mi vida tan solo pueda percibir aquello que yo he creado para mi, que solo es pura ilusión y un mundo de cera- dijo Ceria que en cuanto recogió el candelabro de la vitrina comenzó a despedir de su boca un largo alarido y comenzó a transformarse en lo que verdaderamente era, una anciana bruja
-La cera mágica que derrito gracias a la llama bruja que  domino a través de este candelabro permite que todas las personas que me rodean vean en mi aquello que yo he diseñado para mi, moldeando la cera mágica con la vela hago que mi rostro de anciana luzca joven y vital, que mi silueta siempre muestre la figura de una dama , que la casa de bruja en la que vivo aparente ser una gran mansión y que todo el mundo vea en mi la nobleza, la belleza y la elegancia de la dama que siempre he querido ser- dijo la bruja emocionada contemplando de cerca las tres figuras de cera
-Para ello tan solo fue necesario capturar con mi vela de bruja y con la ayuda de mi candelabro tres imágenes reales que dieran significado a la vida que yo deseaba construir. Tan solo me hizo falta decidir qué era lo que yo quería para mi vida y aplicar sobre los tres seres seleccionados la llama de vela- dijo emocionada acercándose a la imagen de la niña.
-Deseaba que los demás vieran en mi noble , elegancia y inocencia que tan solo podría encontrar en el alma de una niña- dijo la bruja iluminando con su vela la imagen de la pequeña figura de cera
-Para ello busqué entre las niñas que mostraban tener un cociente intelectual más elevado y que tuvieran características de superdotación, aquella que pudiera mostrar un alma noble, humilde e inocente con la que permitiera encandilar a todo aquel que estuviera cerca de ella. Me fue muy fácil encontrarla  buscando entre los colegios  y aplicando el reflejo de mi candelabro sobre ellas, de tal forma que el candelabro me permitiera realizar la selección más correcta- acabó por concretar la bruja ante la mirada asustada de Ada que seguía escuchando su discurso.
-Inocencia…creo que era ese su nombre…nombre muy acorde a lo que yo pretendía que vieran en mi- dijo la bruja
-Tan solo fue necesario aplicar sobre ella el reflejo de la llama de mi candelabro que hizo emerger de su interior la cera mágica con la cual capturé su alma y su imagen para siempre que quedó retenida en esta hermosa figura- dijo la bruja recordando el momento en que aplicó sobre la pequeña la llama bruja de cera.
-En cuanto la trasforme en cera sus cualidades pasaron a formar parte de mi interior…interior noble y bello que me sirvió para engañar a ese precioso noble que me tomo por esposa..ya que mi aspecto de anciana bruja había comenzado a transformarse gracias a la nobleza de Inocencia.
-Me fue muy fácil engañar a Ernesto- dijo  acercándose a la segunda figura. El poseía dinero y una situación económica envidiable, y en la misma noche de bodas apliqué sobre él el candelabro…que automáticamente provocó que todos sus bienes pasaran a  formar parte de mi vida ya que me fue fácil hacer pensar a los demás que murió de manera accidental sin que nadie pudiera hacer nada para evitarlo . Capturé su imagen , su posición y su prestigio- dijo la bruja mirando atentamente la segunda figura de la mujer que representaba la juventud
-Ya disponía de juventud , de belleza y bienestar…tan solo faltaba poder adquirir una posición que me permitiera poder mostrar mi vida y mis bienes, donde pudiera hacerme valorar y ganarme el respeto que por ser una bruja anciana se me había negado y el anciano Victor me sirvió para tal propósito..me sirvió para edificar mi propio museo y para crearme el pasado falso que me permitió hacer creíble mi posición. Acercando mi vela y mi llama bruja hacia él logré conseguir que aquella fabrica  de cera se convirtiera en este hermoso museo y que todo el mundo pensara que  mis habilidades de creadora de figuras de cera habían surgido como  producto de los años que trabajé en la fábrica de Victor- dijo  en tono de orgullo la bruja mirando atentamente la tercera figura.
-Con estas tres realidades transformadas en figuras de cera, con estas tres vidas capturadas por la llama bruja de mi candelabro logré construir lo que ahora soy, una joven de envidiable belleza y de extremo prestigio- dijo la bruja riéndose abiertamente mientras que el museo comenzó a transformarse de nuevo en la fábrica de cera que anteriormente había sido y las figuritas de cera comenzaron a transformarse en el señor Victor, el joven Ernesto y la pequeña Inocencia
-Buenas noches queridos- dijo la anciana bruja mostrándoles el candelabro
-Una noche más en la que os pediré que sigáis trabajando la vida que deseo que los demás vean en mi , en mi rostro y en mi reflejo..para ello necesito que sigáis elaborando cera con vuestras manos aplicando agua sobre este polvo de cera- dijo la bruja que en cuanto  presionó uno de los botones que aparecía en el candelabro hizo su aparición una gran balsa de agua desde donde caían minúsculas partículas de polvo de cera con la cual poder elaborar la cera.
-Malvada bruja- dijo Ernesto mientras intentaba liberarse de los anclajes de cera que lo ataban al suelo
-Ernesto…sigues siendo igual de maleducado que siempre- dijo la bruja riéndose de el
-Pero estas preso y nunca podrás salir de aquí ya que todo el mundo piensa que estás muerto…y en verdad así es , ya que  mientras yo exista seguirás construyendo mi vida de cera tal y como yo la deseo y eso solo lo puedo conseguir a costa de haberos arrebatado la vuestra- acabó por concretar la bruja mientras que obligaba a Ernesto a trabajar  formando la cera que necesitaba para mantener la apariencia de la realidad que había construido para ella.
-No puedes mantenernos presos de por vida- dijo el anciano Victor ante la mirada impasible de la anciana bruja
-Querido Víctor- dijo la anciana acercándose hacia él. Da gracias que todavía estás vivo- dijo la anciana ante la mirada de Ada que intentaba no realizar ningún ruido para no ser descubierta por la bruja
-Si no  hubiera capturado con mi candelabro tu alma y tu vida quizás ahora ya estarías muerto- dijo la anciana en tono de burla
-Además …eras un anciano solitario y nadie en tu vida te ha echado de menos- dijo la anciana ante la mirada cabizbaja del anciano
-Y tu fabrica tristemente quebró al apoderarme yo de tu vida- dijo la anciana- Y nadie echa nunca de menos a un anciano fracasado- continuó diciendo la bruja mientras se dirigía hacia la pequeña Inocencia
-Claro ..que en el caso del rapto de Inocencia fue más complicado ya que su familia y sus amigos si que le echaron en falta y durante mucho tiempo intentaron  en vano buscarla…claro que desistieron al poco tiempo al encontrar ciertos restos de su ropa en el rio cercano a su ciudad. Les hice pensar que la pobre se había ahogado en el rio- dijo la anciana ante la mirada desconsolada de la niña
-Pero no puedes obligarnos a estar siempre bajo tu poder y bajo tu hechiceria, mala bruja- dijo la niña sollozando
-Quiero regresar a casa, quiero volver con mi familia y acudir de nuevo al colegio- dijo Inocencia tristemente
-Permanecerás siempre aquí , oculta en mi mundo de cera por siempre, necesito seguir viviendo a costa de vuestras vidas y vuestra imagen- dijo la bruja mientras les obligaba a trabajar con la cera
-Debéis seguir formando cera para mi museo y para mi vida, debéis seguir formando figuritas para mi, deberéis permanecer por siempre en el interior de mi museo. Mientras yo exista nada ni nadie podrá hacer que desista de seguir con mi falsa vida de apariencia- acabó por concretar la bruja mientras se retiraba a descansar
-Mientras vosotros os encargáis de seguir creando cera para mi iré a descansar a mi habitación; espero que antes del amanecer hayáis creado toda esta cera y hayáis creado para mi nuevas figuras con las cuales seguir manteniendo mi apariencia- acabó por concretar la bruja sin saber que la pequeña Ada estaba esperando poder comunicarse con los seres que la bruja había capturado.

 

En cuanto la bruja se retiró a su habitación Ada esperó pacientemente a que los pasos de la bruja se hicieran cada vez más lejanos  y muy despacito se dirigió hacia Victor, hacia Ernesto y hacia la pequeña Inocencia que al verla aparecer delante de ellos se quedaron asombrados sin saber como la pequeña había logrado engañar a la bruja

 
-¡Pero pequeña!- dijo Ernesto mirando a la pequeña niña sorprendido. Puedes vernos?. ¿ cómo has llegado hasta aquí?- dijo Ernesto mientras que la pequeña Ada se acercaba
-Hola- dijo Ada intentando que la bruja no la descubriera allí. Recibí los mensajes de Inocencia en mis sueños , tuve muchas pesadillas y supe que realmente había algo oculto en este museo- dijo Ada mientras que Inocencia  la contemplaba emocionada
-Lo sabia...sabía que eras una niña muy especial en cuanto te vi llegar al museo , sabía que podrías captar mi suplica- dijo Inocencia mientras que Ada se acercaba hasta allí
-En muchas ocasiones intenté comunicarme con otros niños y otras personas del museo pero nadie pudo recibir mi interior y pudo captar mi preocupación- dijo la niña emocionada
-Todo el mundo tan solo veía en mi el reflejo de la bruja y lo que ella pretendía que vieran, belleza, nobleza y perfección, Nadie podía captar los verdaderos sentimientos que se encontraban en mi interior….nadie excepto tu- dijo Inocencia emocionada
-Y ahora que estás aquí y has podido comprobar cual es la verdadera realidad de la anciana Ceria quizás puedas ayudarnos a librarnos de su encantamiento- dijo la niña mientras que Ernesto y Víctor esperaban esperanzados que Ada pudiera ayudarlos
-El poder de la bruja reside en el candelabro que siempre lleva con ella. El interior de este candelabro crea la llama con la que ha capturado nuestras vidas transformándolas en cera, en una imagen ilusoria de realidad- dijo Ernesto intentando comprender en que se basaba el poder de la bruja
-Ese candelabro captó el reflejo de nuestra vida, lo congeló y lo transformó en cera…cera con la que sigue edificando el reflejo y que nosotros seguimos elaborando creándola con nuestras manos- acabó por concretar Ernesto
-Mientras la llama bruja del candelabro de Ceria siga encendida, nosotros estaremos sometidos bajo su maleficio, estaremos condenados a fabricar cera para construir su vida- dijo el anciano Víctor ante la mirada sorprendida de la pequeña  Ada.
-Entonces quizás la única manera de vencerla y de que os deje en libertad sea haciendo que el candelabro nunca más sea capaz de mostrar la llama bruja ni de crear la cera que forma su vida como la bella joven Ceria- dijo Ama intentando reflexionar
-Si….eso es lo que nosotros pensamos…quizás si pudiéramos arrebatarle el candelabro…quizás si lográramos apagar su  llama, nuestras ataduras de cera acabarían por deshacerse y volveríamos a recuperar nuestras vidas- dijo la pequeña Inocencia en tono de suplica
-Pero es muy difícil arrebatarle el candelabro a la bruja,…ella tiene mucho poder y siempre está bajo su dominio- dijo Ernesto pensativo
-O quizás la respuesta no sea esa..quizás debamos hacer que la llama ilumine la verdadera vida de la bruja y que todos puedan contemplarla tal y como es- dijo Ada reflexionando
-Tenemos que lograr que la gente que acuda al museo tan solo vea la pura realidad, que cuando se acerquen a ella solo puedan contemplar su feo rostro de bruja , que cuando miren hacia su mansión tan solo vean la triste cabaña en la que vivía y cuando vengan al museo tan solo contemplen la vieja fábrica que le arrebató a Víctor- dijo Ada intentando pensar la manera de poder conseguirlo
-Y quizás sepa como poder revertir el conjuro- dijo Ada recogiendo del interior de su bloc de dibujo las tres imágenes de las figuras de cera que había dibujado
-Cuando realicé estos tres dibujos y los superpuse a la luz obtuve la imagen de la bella Ceria y gracias a eso me di cuenta que posiblemente ella guardaba un misterio y que la suplica que recibía día y noche por parte de Inocencia era real. Quizás si invertimos las imágenes podamos obtener la manera en como poder conseguir que Ceria deje de ser la joven que no es y se convierta en lo que de verdad es, una anciana bruja- dijo Ada girando las tres imágenes superpuestas
-Y mirad..- dijo entusiasma. Al girar en un ángulo de 180 grados las tres figuras obtengo la imagen del rostro anciano de Ceria- dijo Ada ante la mirada asombrada de Victor, de Ernesto y de Inocencia
-Entonces….¿ qué piensas que puede significar esto?- dijo Inocencia intentando que la pequeña se explicara
-Pues que  creo que la manera en cómo hacer que podáis recuperar vuestra realizad es haciendo que la llama del candelabro de la bruja ilumine su propia figura de bruja- dijo Ada ante la mirada de aceptación de los tres amigos
-Claro..es por ello que las tres figuras superpuestas originan la imagen del bruja cuando se giran….si nuestras figuras solapadas originan la figura joven de Ceria….solo hace falta crear su verdadera figura de anciana con la propia cera de su candelabro y hacer que la ilumine con su vela- acabó por concretar Ernesto
-Si…pero como podemos hacer que la ilumine sin ser ella consciente de lo que está haciendo?- dijo Inocencia pensativa
-Debemos crear su figura utilizando la cera de que disponemos , en cuanto esté acabada la depositaremos en este mismo lugar- dijo Ada mientras que tramaba un plan en su mente
-La bruja acudirá como de costumbre hacia vosotros con la llama de su candelabro encendida  y durante tres noches haremos que la figura de cera con su aspecto real se sitúe delante de vuestras respectivas figuras de cera, de tal forma que la vela de su candelabro ilumine su verdadera figura. Cada día situaremos en un lugar diferente su verdadero reflejo. El primer día situaremos la figura real de cera en el lugar de la niñez, tapando con ella la figura de cera de Inocencia. Cuando el museo cierre sus puertas y la anciana se aproxime con su vela a iluminar  la figura de Inocencia, tan solo iluminará su verdadera realidad, la realidad que le arrebató a Inocencia, ya que creo que su realidad ilusoria y su imagen anciana contempla vuestras tres vidas arrebatadas- dijo Ada ante la mirada atenta de Inocencia
-Entonces la bruja iluminará su rostro pero seguirá pensando que se trata de mi imagen- dijo Inocencia que comenzaba a entender a la pequeña
-Exacto- dijo Ada.
-La bruja iluminará su verdadera figura sin saberlo ya que ella verá tan solo la vida de cada uno de vosotros – dijo Ada con pleno convencimiento
-La segunda noche depositaremos la figura de cera en el lugar de la juventud, tapando con ella la figura de Ernesto. La bruja la iluminará con su vela y seguirá percibiendo la imagen de Ernesto y el reflejo de su vida- siguió explicando la pequeña
-Y finalmente la tercera noche situaremos la figura de cera en el lugar de la madurez , ocupando el lugar de Victor. De esta manera la bruja iluminará con su llama su verdadera vida durante tres noches consecutivas, hecho que provocará que os liberéis de las ataduras de cera que ahora os mantienen encadenados- dijo Ada emocionada
-En cuanto os podáis liberar de la cera que os ata al suelo , recuperareis vuestras vidas y la vida de la bruja se mostrará ante todos, ya que dejaran de percibir su vida inventada- acabó por concretar Ada
-Y entonces…¿ qué piensas que pueda pasar con la bruja?- dijo Inocencia  temerosa
-Seguramente al descubrirse su verdadera realidad la bruja y su vida inventada desaparezcan para siempre…quizás sea víctima de su propio encantamiento y acabe convertida en una figura de cera- dijo Ada convencida
-Bueno quizás tengas razón no perdemos nada con intentarlo- dijo Ernesto reflexionando
-Si…tan solo debemos crear su figura de cera y tenerlo todo dispuesto para que la bruja no pueda sospechar nada : Durante tres días la iremos cambiado de lugar y ella misma la iluminará con su candelabro. La llama comenzará a deshacer su vida ilusoria y comenzaremos a recrear su vida tal cual es y como la dejó antes de arrebataros la vuestra- acabó por concretar Ada mientras se dirigía hacia la balsa de agua con la intención de comenzar a fabricar la figura de cera de la anciana Ceria
-Bueno…entonces debemos comenzar a fabricar su imagen y después volveremos a crear su vida verdadera- dijo Ada mientras les mostraba el dibujo resultante
-Debemos crearla tal y cual es en realidad- dijo Ada mientras que comenzaba a crear su imagen

 

Y acto seguido Ada comenzó a elaborar la figura de cera de la bruja, mientras Victor, Ernesto e Inocencia seguían creando la cera con la que construir la realidad ficticia de la bruja  para intentar que la bruja no sospechara nada de lo que se proponían realizar. En cuanto los primeros rayos de sol hicieron su aparición, Inocencia, Víctor y Ernesto volvieron a recuperar su aspecto de figuras de cera , la fábrica de cera se transformó en  museo y la anciana Ceria se despertó viéndose convertida en una bella joven nuevamente. Muy orgullosa apagó la llama de su candelabro y abrió de nuevo las puertas del museo con la intención de recibir más visitantes en su interior. Mientras Ada esperaba salir de allí deseando regresar de nuevo a su hogar y volver la noche siguiente con la intención de acabar de realizar la figura de la anciana bruja. Muy rápidamente salió del museo y se dirigió a su hogar pensando en que seguramente su plan surtiría efecto y  la bruja volvería a ocupar el lugar que le correspondía en su propia vida. Mientras el museo seguía recibiendo visitas y la belleza de Ceria siguió siendo admirada por todos. Nadie en la ciudad de Gijón podía dejar de hablar de la belleza que Ceria tenía y de su gran habilidad para crear sus bellas figuras. En cuanto anocheció, Ada se dirigió de nuevo hacia el museo con la intención de volver a ocultarse en su interior. Esperaba poder finalizar la figura de la anciana esa misma noche y al día siguiente comenzar a realizar su plan para desvelar la verdadera realidad de la bruja. En cuanto la bruja abandonó la fabrica, Ada siguió elaborando la figura de la anciana hasta que la dio por concluida ante la mirada asombra de Víctor, de Ernesto y de Inocencia que comenzaron a tener esperanzas de verse pronto en libertad

 
-Ahora la figura ya está concluida- dijo Ada ante la mirada de aprobación de Víctor, de Ernesto y de Inocencia
-Ahora tan solo debemos esperar a que anochezca de nuevo y procederemos a situar la figura ocupando un determinado lugar- dijo Ada despidiéndose de las figuras que aguardaron tranquilas la llegada de la siguiente noche y con ella la llegada de la bruja que se aproximó como de costumbre hacia las tres figuras alumbrando con su vela a la figura de Inocencia que ahora se ocultaba tras su verdadera figura.
-Bien..querida Inocencia…veo que sigues  realizando de manera perfecta tu labor- dijo iluminando su verdadera imagen sin darse cuenta de que realmente la figura iluminada y la imagen que aparecía no era la de Inocencia si no  la imagen de su propia vida de bruja niña.
-Cada día dispongo de más admiradores y cada día me felicitan más por mis creaciones- dijo la bruja emocionada sin saber que la cera que sostenía los pies de Inocencia comenzaba a derretirse.
-Creo que cada dia realizáis mejor vuestro trabajo y me enorgullezco de ello..pese a que  estéis capturados y bajo mi poder no dejáis de sorprenderme. dijo la bruja mientras que se retiraba a descansar dejando a las tres figuras en calma cuando de repente Ada se mostró ante ellos
-Por fin…la bruja se ha vuelto a marchar y nuestro plan ha dado resultado,..no se ha dado cuenta de que realmente ha iluminado su propia imagen y su propia vida- dijo Ada emocionada
-Si ,..estabas en lo cierto…tu plan ha funcionado…y mira…la cera que atan mis pies ha comenzado a derretirse- dijo Inocencia  viendo que pronto estaría libre del encantamiento
-Ahora debemos situar la figura de cera en el lugar de la juventud, donde ahora se encuentra Ernesto y esperar que la bruja la ilumine la próxima noche-dijo Ada despidiéndose de las tres figuras hasta la noche siguiente

 

Y dicho esto Ada se marchó y regresó a la noche siguiente realizando la misma actuación, situó la figura de la bruja en el lugar de la juventud esperando que la bruja no se diera cuenta del cambio realizado.. Cuando la bruja llegó allí para iluminar la  figura de Ernesto volvió a contemplar la vida arrebatada cuando verdaderamente lo que estaba iluminando era su verdadera vida de joven bruja provocando que la cera que sujetaba los pies de Ernesto comenzara a deshacerse. La tercera noche , la figura de la anciana fue situada en el tercer lugar, el lugar de la madurez, ocupando el lugar del anciano Victor. En cuanto la bruja iluminó con su llama la tercera imagen, la cera que sujetaba los pies de Victor comenzó a deshacerse dejándolo prácticamente en libertad. Una vez que la  imagen de la bruja fue iluminada por su candelabro y su llama Víctor , Inocencia y Ernesto recuperaron su vida  y la cera que comenzó a formarse tan solo serviría para volver a recrear la realidad de Ceria

 

-Mira Ada…nuestros pies por fin están liberados…ahora ya somos libres…no estamos sujetos al encantamiento de la bruja- dijo Inocencia mientras que comenzaba a crear nueva cera

- Ahora la cera que el candelabro a creado nos servirá para recuperar nuestras vidas y hacer que la realidad de la bruja salga a la luz- dijo Ada emocionada

- Esta noche construiremos  la realidad de la bruja y todo el mundo descubrirá quien es Ceria en realidad- dijo Ernesto emocionado

- Si volveré de nuevo al colegio, volveré de nuevo a ver a mis padres…podré seguir estudiando y contemplar de nuevo el amanecer- dijo Inocencia emocionada

- Si mi fábrica volverá a ser de nuevo lo que era…volveré a recuperar mi posición y mi prestigio- dijo Víctor con lágrimas en los ojos

- Si y yo demostraré que fui engañado por la bruja , anularé mi matrimonio y demostraré ante todos su feo rostro- dijo Ernesto lleno de emoción

- Y ahora ¿ qué debemos hacer con la figura de la bruja?- dijo Ernesto mirando atentamente la figura pero antes de que pudiera acabar de hablar las figuras de cera que habían representado sus vidas comenzaron a deshacerse y comenzaron a formar las tres realidades que la bruja había pretendido ocultar. Comenzaron a formar la imagen de la bruja Ceria cuando era una niña, su imagen cuando era una bruja joven y su imagen de anciana bruja y fueron colocándose en sus lugares correspondientes transformando la figura de la anciana que había creado Ada en la imagen de la joven que la bruja había pretendido ser

- Mirad…la cera ha hablado por sí misma- dijo Ada emocionada

- Ahora las tres  figuras ocuparan su respectivo lugar…y cuando los visitantes acudan mañana a ver las figuras del museo tan solo percibirán la fábrica de Víctor, la fealdad de Ceria y su maldad interior- dijo Ada esperando poder comprobar al día siguiente la cara de la bruja cuando viera que  los visitantes que acudieran al museo tan solo verían su fea realidad

- Aunque Ceria siga viendo su falsa realidad , la gente que acuda a su museo percibirá sus engaños, sus mentiras y su falsedad- dijo Ada con pleno convencimiento

- Las figuras se desharán ante todos, el museo volverá a ser la fabrica que era y por fin podréis regresar de nuevo a vuestra realidad- acabó por concretar Ada mientras que Víctor , Ernesto e Inocencia esperaban que amaneciese de nuevo para poder mostrar ante todos que seguían estando vivos.

- Perfecto- dijeron los tres amigos. Mañana será nuestro gran dia, seremos de nuevo libres y la bruja recibirá su castigo- dijeron emocionados

- Y esperamos que mañana podamos abrazarte y dejemos de ser las figuras d cera que todavía somos- dijeron presos de jubilo

- Mañana os liberareis por completo del encantamiento, ahora tan solo debéis seguir formando nueva cera con la cual acabar de configurar la fea realidad de la bruja- acabó por concretar Ada mientras se dirigía hacia la salida del museo

 

Y dicho esto Ada se alejó del museo esperando poder regresar a él al día siguiente. Esperaba poder conseguir unas cuantas entradas para poder acudir con su familia a ver como la realidad de la bruja se manifestaba. En cuanto el nuevo dia amaneció Ada corrió entusiasmada en dirección a la habitación de sus papas deseosa de mostrarles las entradas al museo de cera que tenia para ese dia

 
-Papa . mamá-dijo emocionada Ada
-Quiero que acudáis conmigo de nuevo al museo de cera, tengo algo que mostraros- dijo Ada presa de emoción
-Pero Ada…creímos que no te gustaba el museo de cera..pensamos que nunca más acudirías a él- dijo la mama extrañada
-Si….no es que haya cambiado de opinión…tan solo es que deseo que me acompañéis para veáis lo que yo vi cuando acudí a contemplar el museo y sus figuras- dijo Ada ante la mirada de asombro de sus papas
-A todo el mundo le gusta ese museo….nadie vio lo que tu viste…tan solo fue una fantasía tuya…seguramente debida a la bronca que recibiste pro parte del guarda de la puerta- acabó por concretar el papa
-Pensad lo que queráis pero debéis acompañarme hoy al museo- dijo Ada mientras que Cecilio se acercaba hasta ella
-Creo debéis hacer caso a Ada…lleva días muy extraña y es mejor que la acompañéis y la hagáis entrar en razón, tiene absurdas ideas referentes a una bruja, a un mundo de cera ilusorio y no se que más fantasías…quizás si la acompañamos podamos hacerla entender que la realidad tan solo es una- dijo Cecilio mientras que sus papas comenzaba a vestirse para acudir al museo
-Bien…vayamos entonces…Creo que será la única manera de hacer entender a Ada que todo es consecuencia de su imaginación- dijo la mama mientras que se vestían y acudían hasta el museo de cera donde comprobaron que habían muchos visitantes en la puerta esperando poder entrar
-Cada día el museo recibe más visitas- dijo la mama  mirando de reojo a la pequeña que esperaba pacientemente ver la reacción de todos los presentes cuando vieran la realidad de la bruja
-Paciencia mamá,…pronto saldrá todo a la luz…ya que las verdaderas figuras de cera han sido iluminadas por el candelabro de la bruja- dijo la pequeña Ada mientras que los papas la miraban resignados
-Ada deja de decir esas cosas. No hay bruja ni figuras reales..tan solo es un museo- dijo la mama mientras que los visitantes comenzaban a entrar en el museo y comenzaron a quedarse perplejos viendo que el museo era la antigua fábrica del señor Victor.
-¿Pero que ocurre aquí?- comenzaron a exclamar los visitantes. ¿ donde está el museo?- dijeron mientras que Ceria intentaba calmarlos
-¿El museo?- dijo Ceria mientras que comenzaba a recibir las miradas de terror de los visitantes que por primera vez veían su feo rostro de bruja
-Pero Ceria… ¿ eres tu d verdad?- dijo el vigilante que no despegaba sus ojos de ella
-Pues claro imbécil – dijo la bruja mostrando su verdadera voz
-Tu voz…tu aspecto… tu piel…tu silueta…eres una anciana bruja- dijo el guarda mirándola aterrada mientras que Victor, Ernesto e Inocencia recuperaban su aspecto humano y sus vidas
-Si…es una bruja y hemos estado sometidos bajos el maleficio de su candelabro y su llama – dijo Inocencia mostrándose ante todos mientras que la bruja no entendía la reacciones de los presentes
-Pero que está ocurriendo…soy yo…soy Ceria la joven bella- dijo la anciana que seguía contemplando su falsa realidad
-Creo que tus días de bruja están contados- dijo Ernesto ante la mirada de asombro de los presentes que comenzaron a reconocerlos
-Pero si es el marido de Ceria….y ella es Inocencia…la niña desaparecida que dieron por muerta…y esta antigua fábrica es la fábrica de…- dijeron los visitantes que comenzaron a atar los cabos.

-Mi antigua fábrica- dijo Víctor mientras que la cera que envolvía el museo comenzaba a deshacerse dejando tan solo en pie la figura de la cera de la joven Ceria que comenzó abalanzarse sobre ella que seguía sin saber lo que estaba ocurriendo allí
-Pero atendedme..soy yo…la bella Ceria…este es mi bello museo-repetía una y otra vez mientras que los visitantes comenzaron a entender su oscuro encantamiento.
-No lograrás engañarnos creando tu falsa realidad con vidas robadas- dijo otro de los visitantes ante la mirada de asombro de los papas de Ada que contemplaban toda la escena viendo que finalmente su hija tenía razón
-Pero Ada..¿ cómo es posible que descubrieras el plan oculto de esta bruja?- dijo el papa emocionado
-Buen,..tan solo hacía falta no dejarse llevar por la apariencia y en centrarse en la realidad…ya que a veces la fantasía permite ver la verdad- dijo Ada mientras que Víctor , Ernesto e Inocencia se acercaban a ella
-Por fin os veo tal y como sois, un anciano, un joven y una niña de carne y hueso – dijo Ada abrazándose hacia ellos mientras que la bruja comenzó a ser presa de su propia realidad
-Mirad…la bruja ha sido atrapada por su falsa figura de cera- dijo emocionado Cecilio viendo como la bruja a pesar de haber sido descubierta seguía creyendo en su falsa realidad
-Pero miradme…soy yo…soy Ceria la bella noble- gritaba desesperada mientras que la figura acaba de absorber para siempre su vida y su alma ya que sin su magia ni la magia de su candelabro  debería estar muerta hace mucho tiempo atrás
-Creo que la bruja ya no podrá molestarnos más con su brujería ni con sus encantamientos- dijo Ada viendo como de la bruja tan solo quedaba el recuerdo de la figura de  cera de la bella Ceria
-Mira ..la bruja ha acabado por consumirse en su falsa realidad…ahora tan solo podremos recordarla observando la bella figura de lo que pretendía ser- dijo Ada mirando atentamente la bella figura de cera
-Ahora tan solo le falta esto para acabar de completarla- dijo Ernesto depositando su antiguo candelabro en la mano de la bruja que automáticamente acabó convertido en cera
-Ahora la figura esta completa y permanecerá siempre en el interior del nuevo museo que construiremos en esta antigua fábrica- dijo Víctor emocionado
-Creo que tenemos suficiente practica como para poder crear nuevas figuras de cera ¿ verdad?- dijo emocionado Víctor ante la mirada atenta de Ernesto y de Inocencia
-Bueno…creo que preferiría olvidar eso y dedicarme a otras labores.- dijo Ernesto. Pero se de alguien que estaría encantada de poder ayudarte- dijo Ernesto mirando a Ada que comenzaba a dar saltos de alegría pensando en que por fin sus diseños y sus ideas podían ser reflejadas en figuras de cera.
-Pues claro- dijo Ada emocionada.
-Y yo estaré también muy dispuesta a ayudarte ya que juntas hemos demostrado formar un excelente equipo- dijo emocionada Inocencia mientras que  los papas de Ada celebraban  que su hija había logrado descubrir ella sola los planes de Ceria.
-Y ahora creo que debemos avisar a tus papas enseguida ya que deben conocer la noticia de que estas de nuevo de vuelta y que fue la bruja de Ceria quien te raptó..- dijo la mama de Ada presa de emoción

 

Y dicho esto la familia de Inocencia en cuanto conoció la noticia del regreso de su hija corrieron emocionados a su encuentro y celebraron con ella la inauguración del verdadero museo de cera que pronto abrirían y en el que Ada también participaría.

 

Y así fue como Ada desveló el plan oculto de la bruja Ceria y como ayudó a Víctor , a Ernesto y a Inocencia a recuperar sus vidas y es que en ocasiones la mentira se desvela cuando uno es capaz de contemplarla iluminándola con la fantasía de la llama que en tu interior albergas .

 

Y colorín…colorado...este cuento se ha acabado

Los wikicuentos multiculturales

Mónica Zambrano