Los Animatos de Animalia:


Los animatos de Animalia:
Canción Animatos






Erase una vez, hace algún tiempo, en el mundo de Animalia , vivían los  más diversos y pintorescos animales . Animales de costumbres y hábitos muy diversos que  se distribuían por todo el distrito de Animalia. Animalia era un lugar muy privilegiado para vivir, todo ser animal quería algún día poder llegar a habitar en el interior de Animalia. Animalia era un distrito que siempre disfrutaba de buena temperatura, disponía de un gran mar de agua pacifica en el cual se podían bañar tanto los animales acuáticos como los animales terrestres. Era un lugar muy acogedor, las casitas estaban construidas de manera que originaban un bello paisaje conformado por calles y callejas de diferentes colores. En cada zona de   color vivía un tipo de animal de animalia, de esta manera se organizaban y se distribuían dando origen al distrito. El distrito por lo tanto estaba formado por pequeñas regiones de color  y cada región era ocupada por un tipo de animal.  Los diferentes animales de Animalia vestían acorde al color que configuraba su pequeña región. Las cebras se situaban en la región bicolor  blanca  y rosada, y solían llevar puesto pequeñas gorras representando su región. La región ocupada por los koalas era la región de color amarilla y los koalas se distribuían en el interior de sus casitas ocupando las calles representadas por ese color. Solían vestir con zapatos de color amarillo propio de su región. Los elefantes ocupaban la zona del distrito de animalia de color violeta y solían  utilizar grandes gafas de sol teñidas con colores violáceos y magentas. Los tigres ocupaban la región de calles verdes, los grandes tigres solían ir vestidos con camisas  de color verde indicativo de la región de animalia que ocupaban.
Las hermosas cigüeñas ocupaban la región de color azul y solían adornar sus bonitas patas con lindas cintas de colores celestes. Los canguros vivan en la región de Animalia de color rojo y siempre llevaban puesto brazaletes de colores rojizos y de colores llamativos indicando la región en la que vivan. Cada especie de animal llevaba algún ropaje indicativo del lugar donde vivía y todos ellos se distribuían de manera adecuada en el distrito originando las diferentes zonas en las que habitaban. El aspecto de Animalia visto desde lo alto ofrecía un bello aspecto armónico ya que los colores se distribuían dando forma a un representativo paisaje que dibujaba el logo de la ciudad de Animalia. Cualquier animal que viajara por el cielo sabia distinguir perfectamente desde lo alto el distrito de Animalia , ya que los diferentes colores originados  por su situación ofrecían la imagen representativa de la ciudad. Los animales de Animalia se sentían muy dichosos en su ciudad y por este motivo deseaban que cada región estuviera en orden mostrando perfectamente su color. Se ocupaban de acondicionar y mantener en buen estado sus calles y callejas, en muchas ocasiones abrillantaban cada piedra y cada árbol que se encontraba en su zona pintándolos con un jugo especial del color que representaban para que los colores nunca perdieran su brillo y su capacidad de refractar. Los animales de Animalia eran felices mostrando sus colores, eran dichosos viviendo en una región determinada del distrito y se enorgullecían de pertenecer a  Animalia. 
 Como cada tipo de animal tenía unas características determinadas y unas habilidades mejor desarrolladas que otras , cada tipo de animal se dedicaba a realizar un tipo determinado de labor, en función de su disposición natural  para desarrollarla de manera óptima. De esta manera convivían plácidamente y no existían el mas mínimo enfrentamiento entre los diferentes animales de Animalia . Entre ellos se respetaban y valoraban las funciones de cualquier otro animal respetado sus diferencias y su especificidad. Pero lo que más destacaba  del distrito de Animalia era su grupo de animadores los Animatos. Los animatos era un grupo de animales pertenecientes a Animalia que vivían en la zona central de animalia, la zona céntrica que no disponía de coloración.  A diferencia del resto de animales de Animalia no solían vestir con ropaje significativo ni las calles donde vivian estaban teñidas por un color especial. Simplemente eran claras y relucían cuando los rayos del sol incidían en ellas haciendo que el resto de colores que formaban parte de las diferentes regiones de Animalia armonizaran mucho más entre ellas. El grupo de animadores de Animalia estaban formados por el Ratón Tiz, el gato Librato, el conejo Presto, la patita Paz, el oso Sonto y el rinoceronte Trec. 


Eran los más fervientes animadores que existían en todo el mundo de los animales  ya que cuando el grupo de Animatos aparecía en algún torneo que se organizaba en el mundo animal y comenzaban a animar a un determinado equipo, este equipo acababa siendo el ganador de aquel juego que se estuviera realizando en aquel momento. Los Animatos llegaban a un determinado distrito siempre juntos y caminando en coordinación perfecta, se situaban en sus respectivos asientos y contemplaban el juego  y tras unos segundos de reposo comenzaban a animar instantáneamente a un determinado equipo haciendo que este llegara a convertirse en el ganador de ese juego.  Cuando los Animatos aparecían y comenzaban a animar a un determinado equipo  , el resto de animales ya sabían quién sería el vencedor del juego, ya que sin duda ganaba el equipo al que los Animatos hubieran decidido animar. Como no tenían una especial determinación por animar a un determinado equipo, podían animar a cualquier equipo que se presentara al torneo, podían acudir a cualquier tipo de juego que se estuviera desarrollando en el torneo sin tener una predisposición inicial para animar a ninguno de ellos ya que en su interior no desenaba que ganar ningún equipo en cuestión. Sin embargo, cuando empezaban a animar a un determinado equipo éste siempre acaba siendo vencedor.


Por ello animalia era muy conocida por su grupo de Animadores  y el resto de animales del mundo animal temían que ellos aparecieran en cualquier torneo y comenzaran a animar a  algún equipo contrario ya que si esto ocurría acababan sometidos bajo el poder de animación que los Animatos disponían y acaban perdiendo pero por otro lado se enorgullecían cuando los Animatos comenzaban a aclamar a su equipo porque sabían que este  acabaría siendo el vencedor de ese juego. A los torneos que se organizaban en mundo animal se registraban seis equipos pertenecientes  a las más diversas regiones. Cada región de animales organizaba su propio equipo que era el que les representaría durante el transcurso del torneo que cada año se realizaba en el mundo animal.  Cada ciudad elegía de entre sus más habilidosos pertenecientes aquellos animales que más habilidades deportivas disponían e intentaban configurar un equipo acorde a los juegos que se desarrollarían  en el torneo . En el torneo normalmente se desarrollaban diferentes tipos de juegos y  cada equipo que resultara ser vencedor en un juego conseguía un máximo de diez puntos  dependiendo de las reglas del mismo. El equipo ganador del torneo era aquel que más puntos lograra acumular durante todo el torneo. Los juegos que normalmente se organizaban eran seis y en ellos participaban todos los equipos inscritos al torneo que representaban una determinada región. Los juegos que se desarrollarían este año eran el salto a la bola que consistía en un juego de pase de bola entre los componentes de un equipo ,que disponía de unas reglas muy características. Los pertenecientes a cada equipo debían pasarse su bola hasta alcanzar la meta antes que los componentes del equipo contrario. Pero entre pase y pase tan solo estaba permitido dar dos saltos y la bola se pasaba de un jugador a otro mediante el paloventosa. Si la pelota no llegaba hasta el jugador o este daba más de dos saltos debían de retroceder dos saltos hacia atrás y volver a hacer el pase. El equipo que consiguiera llegar a la meta en menos de diez minutos conseguía diez puntos,  el equipo que lograra llegar a la meta entre los diez y veinte minutos siguientes recibía cinco puntos y aquellos que llegaran pasados los veinte minutos no recibían ningún punto. 



 El segundo juego que realizaban en el torneo ese año era la caza de bolas. Este juego consistía en que el ratón Spit, el ratón más rápidamente entrenado para correr, era liberado a una pista en la que habían situadas cien bolitas de queso.  Los jugadores de los equipos se situaban en el interior de la pista y cuando se anunciaba la salida, los jugadores de los diferentes equipos tenían que conseguir arrebatarle a Spit el mayor número de bolitas de queso posible antes de que el tiempo se agotara. El equipo vencedor era aquel que lograra conseguir hacerse con el mayor número de bolitas de queso posible Por cada diez bolitas recogidas sumaban un punto a sus marcadores. El tercer juego era el juego escóndete. Este juego consistía en descubrir en el interior de un frondoso bosque oscuro las diez llaves de la casita del grillo Uico.



El grillo Uico había perdido sus llaves en el bosque y los jugadores debían hallarlas siguiendo las pistas dejadas por el famoso ladrón cleptómano la comadreja Kina. El equipo vencedor seria aquel que lograra hallar más llaves de la casa de Uico . Por cada llave localizada sumaban un punto en sus marcadores. El cuarto juego era el cocobolo El cocobolo era un juego que consistía en derribar el mayor número de bolos posible por cada jugador: Los bolos se situaban en línea  y cada jugador enviaba un coco en la dirección donde se situaban los bolos. Si el jugador no era capaz de controlar adecuadamente como el coco era enviado, teniendo en cuenta la trayectoria, la fuerza y la dirección que debía seguir, este se acaba destruyendo antes de poder llegar a derribar ningún bolo.
El equipo que lograra derribar el mayor número de bolos era el equipo vencedor de ese juego y por cada bolo derribado obtenían un punto  En total podían derribar hasta diez bolos. El quinto juego era el disparo al saco. EL disparo al saco era un juego que consistía en derribar el mayor número de sacos de trigo que se situaban en el interior de la granja de Blaco. En el interior de la granja se situaban diez sacos de trigo colgando en cada una
de las ballestas de madera que conformaban la granja y cada jugador de cada equipo debía afinar su puntería con una pequeña pistola de dardos y derribar los sacos de trigo únicamente utilizando diez tiros. El equipo vencedor era aquel que lograra derribar más sacos de trigo y sumaban un punto más en sus marcadores por cada saco derruido. Y el sexto juego que se desarrollaba en el torneo era el átame la pata. El átame la pata era un juego de carrera que consistía en lograr llegar a la meta antes que los equipos contrarios atados por una de las patas. Cada miembro de un equipo se situaba a lo largo de todo el recorrido y allí esperaba a que  un miembro de su equipo llegara hasta donde él estaba para atar su pata a la del resto de miembros que ya hubieran sido alcanzados a lo largo del recorrido de la carrera. Cada vez que un miembro de un equipo alcanzaba la posición del siguiente jugador se debía atar una de sus patas a la pata de su compañero y seguir el recorrido atados por una de sus patas.
El equipo ganador era aquel que lograra llegar antes hasta la meta con sus patas atadas. Los que llegaran antes de los diez minutos sumaban diez puntos a su marcador , los que tardaran de entre diez y veinte minutos sumaban cinco puntos y aquellos que tardaran más de veinte minutos no recibían ningún punto. Estos eran seis de los juegos  que se disputarían en el torneo y a ellos acudían equipos de animales  de diferentes lugares del mundo animal. Cada región seleccionaba a sus mejores jugadores con la intención de resultar ser el vencedor de ese torneo aquel año. Todos querían que su ciudad o región destacara por algún motivo y aquella era una gran oportunidad para darse a conocer. Todas las ciudades querían destacar por alguna razón, querían llegar a conseguir la fama y el prestigio que Animalia tenia ya que sabían que la ciudad llegó a convertirse en lo que realmente era gracias a que en numerosas ocasiones fue ganadora de los torneos anuales que se celebraban en el mundo de los animales aunque ahora hubiera dejado de participar en ellos. Los animales del mundo animal pensaban que ya no participaban en los torneos porque ya habían conseguido disponer de suficiente fama y que ahora tan solo les hacía falta representar su ciudad utilizando sus colores , sus emblemas y a  su equipo de animadores los Animatos. En el fondo el resto de distritos del mundo animal deseaaban poder llegar a ser una ciudad tan emblemática como lo era Animalia. Por ello luchaban por convertirse en grandes deportistas, por ello se entrenaban duramente y enviaban a los jugadores mejor preparados al torneo pensando que si lograban ser vencedores año tras año lograrían transformar su ciudad y que esta llegara a ser igual de prestigiosa que Animalia.

Sin embargo, no muy lejos de Animalia, la ciudad de Trigonamia y el controlador deportivo el tigre Tiercolono no dejaba de observar atentamente el funcionamiento de la ciudad de Animalia, su distribución, su organización y sobre todo a su grupo de animadores los Animatos.



-          Animalia…Animalia …y los Animatos…., siempre ocupando las primeras planas en todos los periódicos…siempre  siendo alabada en todas las críticas..siempre siendo la mejor ciudad  de todo el mundo de Animalia- dijo enfurecido el tigre Tiercolono dirigiéndose a su asistente el pollo Yoto.

-          Su emblema, sus calles ..todo es demasiado perfecto en esa ciudad- siguió diciendo Tiercolono mientras que no dejaba de despedir humo a través de su pipa

-          Pero eso no será así por siempre- dijo mientras que miraba atentamente el registro de fotografías que había realizado en cada uno de los torneos anteriores.

-          Creo que esos animadores esconden un gran secreto y creo que he descubierto cual es la estrategia que utilizan- dijo mientras que seguía despidiendo humo a través de su pipa.

-          No creo en la inocencia de actuación de esos Animatos creo que ocultan una extraña función que acabare descubriendo- dijo TIercolono mientras que no dejaba de observar la fotografías.

-          Creo que su función va más allá de la simple animación altruista que profesan. Según ellos son tan magníficos que no desean que gane ningún equipo en particular ni ninguna ciudad en especial…tan solo acuden a los torneos para disfrutar del espectáculo pero misteriosamente  acaban animando a un determinado equipo en un determinado juego y ese equipo acaba resultando ser el vencedor de ese juego haciendo que todas las previsiones anteriores que determinaban a un determinado equipo como ganador del torneo acaben por frustrarse y misteriosamente año tras año gana un equipo diferente  y una determinada ciudad es proclamada ganadora del torneo cada año- dijo Tiercolono mientras que miraba atentamente las fotografías de los Animatos y su disposición en sus asientos

-          Siempre acuden juntos, acuden al torneo llevando consigo sus camisetas emblemáticas…pero extrañamente ocupan lugares diferentes – dijo mientras que seguía observando las fotografías.

-          Se sitúan de manera imparcial , no tienen pensamientos de alabar a ningún equipo en particular pero dudo que sea el altruismo lo que les mueve…quizás no desean que ninguna ciudad especial venza porque tan solo aman su ciudad- siguió especulando Tiercolono

-          Y creo que acuden a los torneos con una única finalidad en su mente…la de animar a diferentes equipo en cada juego que se realiza en el torneo para que haya disparidad de resultados y que el equipo ganador sea un equipo diferente cada año con el único propósito de que nunca gane el mismo equipo  – siguió diciendo TIercolono

-          Pero…¿ porque motivo iban a desear eso los Animatos?- dijo dubitativo el pollo Yoto

-          Pues para que ningún equipo logre sobresalir ..para que ninguna ciudad logre conseguir elevar demasiado su prestigio en el deporte…pues para que ninguna ciudad logre conseguir tantos triunfos deportivos como Animalia en el pasado consiguió…pues simplemente para evitar que la historia de sus triunfos se repita en una ciudad ajena a la de ellos- dijo mientras que seguía aspirando el humo de su pipa.

-          Creo que los Animatos se presentan  y animan en función de una estrategia. La de evitar a toda costa que un determinado equipo y ciudad sobresalga por encima de los demás y lleguen a conseguir un triunfo que podría hacer peligrar su prestigiosa posición en el mundo animal. ¿qué pasaría si una determinada ciudad y un quipo comienza a ganar años tras años todos los torneos celebrados? – dijo Tiercolono mientras que su asistente el pollo le observaba

-          Pues…que lograría conseguir fama ..prestigio…y admiración- dijo el pollo reflexionando

-          Así es…y como ellos ya no se presentan al torneo ni juegan ni compiten ya que según ellos disponen de una perfecta armonía en su ciudad y no necesitan mayores reconocimientos, pronto su fama se vería oculta por los progresos deportivos de una determinada ciudad y Animalia dejaría de ser lo que ahora es- dijo el tigre mientras seguía meditando,

-          Se verían obligados a competir de nuevo, a seguir invirtiendo su tiempo en el deporte y a intervenir de nuevo a los torneos para recuperar su fama perdida ¿¿no es cierto? - dijo el tigre mientras que le mostraba sus sospechas a el pollo

-          Si…es cierto…nunca lo había pensado- dijo el pollo algo decepcionado

-          Pero los Animatos son animales especiales…cuando aparecen en los torneos todo el mundo se gira para admirarlos y están esperando verlos animar para descubrir quien ser el equipo vencedor…ya que en función de a quien animen…- dijo el pollo mientras que el tigre seguía sus palabras

-          Si…dilo. En función de a quien animen, el equipo acabará siendo el vencedor….Influencia..Admiración..respeto encubierto por un verdadero propósito, estoy convencido de que no les mueve el altruismo…tan solo animan a aquel equipo que desean que resulte ser el vencedor en función del resultado que desean que se obtenga en el torneo- dijo enfurecido el tigre mientras que el pollo le miraba incrédulo

-          Pero…los Animatos…los Animatos …– dijo el pollo que no daba crédito a lo que estaba oyendo

-          Si….ellos….esos perfectos animales de Animalia…no son tan honestos como pretender hacernos creer….esos animales tan solo desean seguir manteniendo su fama y su prestigio a base de ejercer su influencia sobre todos nosotros. Cuando los Animatos aparecen…cuando animan…ya se sabe quién resultara ser el vencedor de ese juego…Palabras…manipulación…los Animatos nos manipulan a base de la influencia que infunden sobre nosotros y es esa influencia la que hace que al final el equipo al que animan sea el vencedor…Pero yo demostrare a todo el mundo animal que no es benevolencia lo que les mueve sino que es egoísmo – dijo el tigre mientras que el pollo decepcionado miraba las fotos de sus Animatos preferidos

-          Deja de poner esa cara….te sorprende lo que te digo…pero es la pura verdad….y creo que he descubierto como logran  influirnos…su presencia…sus colores…su disposición en las gradas del torneo todo esta finamente programada por ellos…por los famosos animales de Animalia- exclamo el tigre Tiercolono

-          Y yo te demostraré que estoy en lo cierto- dijo mientras que le mostraba las fotografías ultimas de los torneos en los que los Animatos habían participado.

-          Mira…observa. Los animatos acuden siempre juntos. Visten bien…se comportan de manera perfecta, dan una imagen de nobleza y elegancia…aparentan ser lo que pretenden hacernos creer…los mejores animales del mundo animal….y claro está nosotros les creemos. Eso hace que sigan teniendo el prestigio que ahora poseen. Pero ¿qué pasaría si todo  los animales del mundo se dieran cuenta de que nos han estado mintiendo?…¿que pasaría si todos los animales se dieran cuenta de que tan solo han estado siguiendo una estrategia para seguir siendo los animales mejor considerados de toda Animalia?- dijo el tigre mientras que seguía manejando su pipa

-          No hace falta que me contestes pollo…ya te contesto yo…Pues que dejarían de infundirnos tanta admiración, admiración que es la que causa que nos influyan hasta en el desarrollo de nuestros juegos a pesar de estar debidamente entrenados- dijo el tigre enfurecido

-          Yo soy el mejor controlador deportivo que ha existido jamás…entreno cada año a  los mejores animales , los más atléticos, los más capacitados…sin embargo…ese grupo de animadores logra desmoralizar a mis jugadores cuando comienzan a animar a algún equipo contrario en alguno de los juegos-. Es eso lo que hace que mis jugadores no puedan demostrar lo que verdaderamente son y lo duro que han entrenado. Esos Animatos son los causantes de que mis equipos no hayan ganado año tras año como deberían haberlo hecho y todo es porque no desean que nuestra ciudad prospere…esto es lo que debería hacer que dejaras de admirarlos tanto querido Pollo. No deberías sentir la más mínima admiración por ellos al saber que lo único que pretenden es conseguir que nuestra ciudad…que tu ciudad nunca pueda equipararse a la suya. Esto es lo que debes creer y no otra cosa…porque esa es la verdad querido pollo..- dijo el tigre mientras que el pollo suspiraba

-          Ellos son los culpables de que tu ciudad querido pollo no prospere y que nuestros jugadores acaben derrotados en los torneos cuando estoy seguro que el entrenamiento al que los he sometido ha sido el mejor y el más perfecto…eso es lo que debe dominar en tu mente querido pollo- dijo el tigre mientras que el pollo Yoto no daba crédito a lo que estaba oyendo

-          Pero…no es posible- dijo cabizbajo mientras que el tigre le mostraba los datos que demostraban que estaba en lo cierto

-          Mira…mira esto…Los Animatos planean a que juego acudir, en que momento y a que equipo animar para que nunca resulte ser el vencedor de los diferentes torneos un mismo equipo y de esta manera conseguir mantenerse en el lugar privilegiado en el que se encuentran. Y te lo demostraré ahora mismo

-          Cuando llegan los seis Animatos al torneo visten con las camisetas que antiguamente utilizaban cuando los animales de Animalia participaban en los torneos. Según ellos lo hacen porque de esta manera recuerdan a los animales que participaron en los torneos y que ya no se encuentran con ellos. Se ponen las camisetas con su emblema de ciudad y con un determinado número del uno al seis ya que seis ha sido siempre el número de jugadores de cada equipo. Llevando sus camisetas con sus respectivos números grabados se sitúan cada uno en un determinado asiento…pero nunca se disponen en un determinado orden u llevan camisetas con números diferentes en cada juego del torneo que también son seis – dijo el tigre mientras que le mostraba las fotografías de los Animatos

-          Mira …en el torneo del año pasado…aquel que perdimos por un punto, punto que nos arrebató el equipo de la ciudad de Fil al resultar ser vencedores en el juego de átame la pata- dijo el tigre mientras que le mostraba el lugar que los Animatos ocuparon.

-          Fíjate…fíjate en el primer Animato que se haya sentado en primer lugar. El gato Librato. En esta ocasión el gato Librato llevaba puesta la camiseta con el número dos. Y el equipo que nos venció en ese juego fue el equipo que se encontraba en segunda posición en el torneo, el equipo Fil. Teníamos el torneo en nuestras manos y de repente…los Animatos comenzaron a animar al equipo de los Fil – dijo el tigre mientras que el pollo seguía sus palabras.

-          ¿Crees que el hecho de que Librato que llevaba puesta la camiseta del número dos se hubiera colocado en primer lugar fue un hecho provocado para hacer que ganara ese día el juego el equipo que hasta ese momento ocupaba el lugar número dos de la clasificación?- dijo el pollo pensando que el tigre Tiercolono desvariaba

-          Así es…puesto que  he estado analizando los posteriores juegos a los que se presentaron los Animatos ese año-. Acudieron también al juego de escava en el fondo y en este juego fue el conejo Presto el que se sentó en primer lugar llevando puesta la camiseta del número tres. Y resulto ser el vencedor de ese juego el equipo de Grin que hasta ese momento ocupaba la posición tres en el torneo- siguió diciendo el tigre .

-          - Y además …perdimos también en el juego de construye la casa ya que resultaron ser los vencedores el equipo que ocupaba la posición ultima en ese momento, el equipo de los Hercu. Y misteriosamente ocupaba el primer lugar el oso Sonto llevando puesta la camiseta número seis- dijo el tigre mientras que el pollo intentaba que el tigre recapacitara

-          En ese jugo nosotros solo conseguimos sumar dos puntos ya que tan solo pudimos colocar correctamente veinte de las cien piezas que conformaban el techo de la casa mientras que ellos colocaron ochenta sumando ocho puntos a su marcador.

-          Pero…no es posible…- dijo incrédulo mirando el resto de fotografías que años tras año el tigre había tomado

-          Claro que es cierto querido pollo sino mira estas fotografías de los torneos anteriores. En este juego, el escóndete, resulto ser ganador el equipo que ocupaba ese año el primer lugar hasta ese momento y fue el ratón Tiz el que ocupó el primer asiento llevando puesta la camiseta con el número uno. Y en ese mismo torneo, el juego del cocobolo fue ganado por el equipo que hasta ese momento ocupaba el cuarto puesto y fue la pata Paz la que ocupó el primer asiento llevando puesta la camiseta del número cuatro- ¿te das cuenta? - dijo mientras que le mostraba el resto de fotografías

-          Cada año, en cada torneo, la posición de esos Animatos condiciona el equipo ganador en un determinado juego…hecho que hace predisponer el número de puntos conseguidos en cada juego y su disposición en la clasificación- dijo mientras que el pollo le miraba atónito

-          Todo encaja…date cuenta…ves…siempre gana el equipo al que los Animatos animan y que siempre coincide con el lugar que hasta ese mismo momento ocupa el equipo en la clasificación general y que viene represando por el número de la camiseta que lleva puesta el primer Animato que se sienta en la grada ocupando la primera posición- siguió diciendo el tigre mientras que el pollo le seguía observando

-          Si…parece que es cierto- dijo con una cierta decepcionen su rostro

-          Ves ...todo está programado…la posición que ocupan en los asientos, el número de camiseta que llevan puesto y a los juegos a los que acuden. Todo está programado…se aprovechan de la influencia que ejercen sobre nosotros…nos condicionan…por ello siempre animan a un determinado equipo, pero no lo hacen de manera aleatoria…todo responde a un plan predeterminado- dijo mientras que el pollo seguía observándolo

-          Date cuenta. Si no fuera por estos Animatos nosotros habríamos vencido en todos los torneos porque somos los animales mejores preparados…soy el mejor controlador deportivo que existe en todo el mundo animal- dijo mientras que el pollo asentía

-          Pues…quizás tengas razón. Pues si esto es cierto todos los animales del mundo animal deben saber cómo son realmente esos Animatos y cuál es la finalidad oculta que persiguen- dijo tristemente

-          Si. Es por ello que debes ayudarme querido Pollo…juntos demostraremos que los Animatos no son los perfectos animales que dicen ser. Todos descubrirán sus planes, haremos que el resto de animales, ciudades y regiones dejen de alabarlos y pronto demostraremos que somos nosotros a los que deben alabar, que es nuestra ciudad la que debe ser respetada ya que si no hubiera sido por esos Animatos hubiéramos ganado torneo tras torneo-dijo en tono orgulloso el tigre.

-          Pero ¿cómo pretendes demostrar ante tos que es cierto lo que has descubierto? - dijo el pollo algo incrédulo

-          Pues ...muy fácil. Ganando el próximo torneo….lo ganaremos y después les explicaremos a todo el mundo la falsedad de los Animatos- dijo el tigre muy convencido

-          ¿Ganar el torneo? ¿pero si todo está condicionado como pretendes lograrlo? - dijo el pollo incrédulo

-          Tú me ayudaras a conseguir que esos Animatos cambien de posición durante el transcurso de  un determinado juego…de tal forma que logremos que los Animatos nos animen como minino  en tres de los seis juegos del torneo o que dejen de animar al equipo que pueda resultar ser el vencedor del torneo imposibilitando la opción de que pueda resultar ser vencedor de un determinado juego, condicionado de esta manera los puntos que puedan o no conseguir- dijo el tigre mientras que le explicaba el plan a seguir

-          Tan solo debemos provocar que los Animatos cambien de posición a nuestra conveniencia, tanto para poder ganar en un determinado juego como para hacer que un determinado equipo no gane, para que el resultado del torneo sea el que nosotros deseamos que sea…que resultemos ser los ganadores del torneo ocupando finalmente el primer lugar aunque tan solo sea por una diferencia de un punto- dijo el tigre haciendo sus especulaciones

-          Pero ¿cómo podemos hacer que los Animatos animen al equipo de nuestra ciudad o que dejen de animar al equipo que nosotros deseemos que no gane? - dijo el pollo que no entendía el discurrir de su amigo Tiercolono

-          Pues muy fácil. Te lo he explicado antes…..debemos hacer que ocupe el primer lugar en los asientos aquel Animato que lleve el número que nos interese…de esta manera inconscientemente animaran a ese equipo y desestabilizaremos  su programación condicionada- dijo mientras que el pollo asentía

-          Ah…¿crees que la camiseta , su numeración y su posición también les influye a ellos? ¿Crees que esto es lo que provoca que el efecto de su animación cause el resultado esperado? - dijo el pollo mientras que seguía reflexionando

-          Claro ...este es el poder de su influencia….los condicionamientos también deben formar parte de ellos...tan solo debemos lograr que cambien de posición ya que inicialmente seguirán  la programación previa establecida- dijo el tigre.

-          Y tu serás el medio por el cual ellos se vean obligados a cambiar de posición querido pollo- dijo mientras que el pollo resignado asentía

-          TU les obligarás a cambiarse de sitio ya que te posicionaras detrás de uno de ellos y les pedirás que cambien de posición ya que tu diminuta estatura te impide ver el desarrollo del juego – dijo el tigre ante la atenta mirada del pollo

-          Y como aparentan ser tan nobles ,   ellos cambiaran de lugar para que tú puedas ver mejor – siguió diciendo el tigre

-          Y como seguramente que tras realizar el primer juego nosotros ocuparemos como de costumbre la primera posición, tan solo te deberás preocupar en el segundo juego de comprobar qué Animato lleva puesta la camiseta con el numero uno y hacer que se siente en el primer asiento. Tendrás que pensar en el tipo de juego que se estará llevando a cabo, tendrás que pensar en los puntos que se puedan conseguir en cada juego y actuar en consecuencia. Debemos ganar el juego analizar los puntos que nuestro equipo posee y los puntos que el resto de equipos han conseguido - dijo mientras que el pollo asentía

-          Y eso tan solo tendrás que realizarlo mientras que nuestra posición en la clasificación peligre ¿ me has entendido? En total son sesenta puntos los máximos que se pueden obtener en el torneo, debemos ser los primeros en la clasificación, aunque sea tan solo por un punto de diferencia - siguió diciendo el tigre

-          Así que tan solo debemos esperar a que empiece el nuevo torneo de este año y esperar a que los Animatos aparezcan – dijo mientras que celebraba su futura victoria

 Y mientras que el tigre explicaba los detalles a su fiel amigo el pollo, los Animatos se encontraban reunidos de nuevo en la casita de la Pata Paz que buscaba en la cocina algo que ofrecerles a sus queridos amigos .



-          Bueno…pronto llegará el nuevo torneo de este año- dijo muy contenta la pata Paz mientras que les ofreció un jugo de almendras al resto de los Animatos

-          Si. Y pronto nos reuniremos de nuevo formando parte del público del torneo y llevando puestas nuestras camisetas deportivas- dijo el conejo Presto mientras que saboreaba el jugo de almendras que Paz le ofrecía

-          Um…riquísimas…equiparables al jugo de zanahoria ahumada que me preparo a diario- dijo Presto relamiéndose el hocico

-          Si... es cierto dijo el oso Sonto mientras que con su panza abría el resto de almendras, piñones y nueces que Paz tenía en su huerto

-          Cuando gustes puedo regresar ayudarte a pelar más frutos secos…sabes que mi fortaleza se encuentra en mi inmensa barriga- dijo el oso mientras que Librato y Tiz se reían risueños

-          Si…esperamos que como cada año el equipo vencedor del torneo sea el mejor- dijeron jubilosos los Animatos mientras que brindaban con sus jugos sin saber los malvados pensamientos que en su interior albergaba el tigre Tiercolono hacia ellos y hacia su ciudad.

-          Si…seguramente que será así ya que los Animatos de Animalia estaran allí para celebrar juntos los triunfos – dijeron todos al unísono mientras que preparaban sus maletas

-          Bueno chicos es algo tarde ya y debemos estar preparados para nuestro viaje. Este año el torneo del mundo animal se celebrara en la región de Dife. Dicen que es una ciudad algo antigua y que los animales son algo salvajes allí- dijo temerosa la rinoceronte Trec

-          No temas…sabes que los Animatos de Animalia somos animales muy respetados…además creo que este año esa ciudad no participa en el torneo ya que son otras las seis ciudades que participaran este año- dijo mientras que echaba un vistazo a la lista de ciudades inscritas. Como siempre son seis equipos participantes y tan solo será uno el vencedor de este año- dijo el ratón Tiz mientras que se subía a lo alto de Librato

-          Y esperamos poder disfrutar de uno de los torneos más magníficos que se hayan nunca antes celebrado ya que estaremos allí para animar al equipo mejor preparado, al equipo que demuestre ser el mejor en cada juego- respondió Presto mientras que se despedía de sus amigos

-          Y ahora hasta mañana… tenemos un largo viajes ¡- dijo maullando mientras que se dirigía a su región

-          Y mi familia gatuna me espera- dijo mientras que Tiz salía siguiendo sus pasos

-          Si…y mi familia de ratones espera mi regreso para ocultarnos en el interior de nuestras casitas…ha oscurecido muy pronto hoy en Animalia- dijo mientras que se despedía realizando el pase de patas que solían hacer cuando se despedían

-          ¡¡ Chao muchaos !!!- dijo Tiz mientras que unía su colita con la cola de Presto , de Librato, de Paz , de Sonto y de Trec

-          ¡¡Animatos por siempre animados!!- dijeron jubilosos mientras que salían todos del hogar de Paz con la intención de dirigirse cada uno hacia sus respectivos hogares

Y dicho esto el grupo de los Animatos se despidió y cada uno acudió a sus respectivas casitas donde el resto de sus familiares y animales de especie se hallaban deseosos de verles partir al día siguiente en dirección al torneo. Los animales de Animalia disfrutaban mucho viendo a los diferentes animales de otras ciudades jugando en los diferentes juegos y  admiraban mucho la labor de los Animatos ya que durante todo el tiempo que duraba el torneo dejaban sus respetivas casitas y su función se basaba únicamente en animar a los diferentes equipos que se habían inscrito en el torneo del mundo animal

En cuanto el nuevo día amaneció los seis Animatos  subieron al Animauto llevando consigo sus maletas y se dirigieron hacia la ciudad de Dife. Tardaron dos días en llegar hasta la región y allí pudieron contemplar que los animales de otros lugares se hallaban concentrados allí. Muchos habían acudido con el propósito de celebrar con su equipo su victoria pero la gran mayoría que allí estaba habían acudido porque sabían que tarde o temprano podrían ver de cerca a los Animatos. Muchos de los animales esperaban allí ver aparecer a los Animatos, deseaban poder hablar con ellos e incluso realizarse alguna fotografía a su lado. Todos esperaban que diera comienzo el partido tan solo por verlos aparecer. Todos esperaban ansiosos verlos llegar conduciendo su Animauto…todos excepto el tigre Tiercolano que miraba de lejos como el auto de los Animatos estacionaba cerca de donde se iba a representar el torneo

-          Mira pollo – dijo el tigre Tiercolano mirando a través de la ventana de su habitación

-          Son ellos…son los seis Animatos- dijo enfurecido

-          Y mira. Todos esos deseosos animales que esperan poderlos ver, acariciar… tan solo alaban a unos animales que solo representan un espejismo. Si supieran mi descubrimiento…dejarían de alabarles. Pero pronto sabrán todos quienes son los verdaderos Animatos- dijo mientras que el pollo cabizbajo asentía

-          Espero que hayas estudiado meticulosamente tu función. Mañana se disputará el primer juego del torneo. Como es previsible  los Animatos se dedicaran mañana a atender a los animales que esperan saludarlos y no acudirán al primer juego. Debemos asegurarnos de ganar , piensa que  debemos obtener los  diez primeros puntos en este juego e intentar que el resto de participante s no consigan llegar a la meta a tiempo o que lo hagan más tarde de los diez minutos…pero de eso no debes preocuparte ya que yo he entrenado debidamente a mi equipo para lograr conseguir este propósito.

En esta ocasión el tigre había preparado a su equipo debidamente ya que sabía que el primer juego que se desarrollaría sería el de átame la pata y era el primero en el que deberían resultar ser los vencedores para poder realizar correctamente su plan, Sabia que cuantas menos patas tuvieran sus jugadores menos agilidad tendrían cuando tuvieran atada una de ellas  a la del resto de participantes de su equipo. Por ello en esta ocasión formó su equipo con cuatro animales de cuatro patas y dos de dos, eligiendo debidamente a los cuadrúpedos, que fueron la liebre Gya , el lince Rifo, el pastor Alemán Alex  y  hurón Pray.   Los dos bípedos fueron la cigüeña Loala y la lechuza Artema.  El tigre Tiercolano  había estudiado meticulosamente el resto de los juegos que se disputarían en el torneo ese año y había seleccionado de entre todos los animales de Tigronamia aquellos que más fácilmente pudieran desarrollar las habilidades que necesitaban para ganar , que tuvieran zancadas largas y precisas como las de la cigüeña Loala  que le sería de gran utilidad para el juego de salta  la bola, un hurón  devorador como el hurón Pray que le serviría para recoger el máximo número de bolas de quesito en el juego de caza la bola, un  jugador que le fuera eficiente a la hora de derribar los sacos de maíz como el lince Rifo, una liebre ágil y suspicaz que le sirviera de gran utilidad para vencer en el juego del cocobolo, un animal que tuviera buena visión nocturna como la lechuza Artema que ayudara a su equipo a descubrir el paradero de las llaves ocultas en el juego del escóndete y el pastor Alemán Alex que llevara a su equipo a la victoria consiguiendo ganar en el juego de átame la pata gracias a su estabilidad terrena.  Con este equipo bien formado el tigre no tenía dudas de que resultaría ser el vencedor del torneo ese año si lograba hacer que los Animatos dejaran de llevar a cabo su estrategia animadora. Si lograba controlar su influencia serían los ganadores ese año ya que eran los mejores.



-          Este año me veo obligado a usar al pollo para controlar a los Animatos  pero en cuanto gane este año y comunique a todos los animales del mundo animal lo que los Animatos han ido realizando año tras año en los torneos éstos dejaran de tener la confianza y el respeto de todos los animales y con esto será suficiente para hacer tambalear su influencia sobre todos ellos. Una vez que esto ocurra, y aunque los Animatos pretendan recuperar su respeto , esto ya no será posible por mucha camiseta numerada que usen y por mucho  primer asiento que ocupen- acabo por concretar el tigre.

-          Mi equipo ser el vencedor torneo tras torneo y los animales de Animalia dejaran de ser los animales más respetados de todo el mundo animal- acabó por concretar el tigre mientras que se dirigía hacia el lugar donde el primer juego estaba a punto de comenzar.


En cuanto llegó pudo comprobar como los diferentes animales estaban situados en las gradas esperando ver aparecer a los diferentes equipos, pudo comprobar como su leal amigo el pollo estaba observando atentamente si los Animatos aprecian por allí y como de costumbre no aparecieron El tigre dio los últimos consejos a su equipo y el juego se pudo en marcha. Cada componente de uno de los equipos comenzó a correr y llego al lugar donde el segundo componente de su equipo le esperaba con la intención de atar su pata con él. La primera carrera se desarrolló sin incidencias y prosiguieron el camino. A medida que iban avanzando los corredores iban encontrándose por el camino a otro jugador que ataba una de sus patas con la del resto y así sucesivamente hasta que los seis componentes del grupo ataron una de sus patas y siguieron corriendo en dirección a la meta con la intención de llegar en primer lugar. Alguno de los equipos tropezó y cayó provocando que perdieran tiempo, otros de ellos no consiguieron llegar a alcanzar el equilibrio de sus patas ya que tropezaban con las patas del resto de los integrantes del equipo. El equipo del tigre ocupaba el primer puesto en la carrera seguido por el equipo de la ciudad de Pico cuyos integrantes habían conseguido equilibrarse y estaban a punto e resultar vencedores cuando de repente algo les hizo tambalear y cayeron estrepitosamente al suelo perdiendo unos segundos…segundos que fueron aprovechados por el equipo de Tiercolano que logró conseguir diez puntos en aquel juego-. El primer puesto estaba bajo el poder del tigre que celebraba asombrado su triunfo , habían conseguido llegar los primeros en la carrera y posteriormente el resto de participantes fueron llegando ocupando los siguientes puestos en la clasificación y sumando cinco puntos en la clasificación general.

-          Los primeros diez puntos ya son nuestro querido pollo dijo el tigre mientras que se comunicaba con el pollo utilizando su walkie talkie.

-          Si…nuestro primer triunfo- dijo el pollo mientras que acudía hacia su equipo celebrando su primer triunfo

-          Esos Animatos…no impedirán que obtengáis vuestro merecido reconocimiento- dijo el pollo lleno de resentimiento

-          En cuanto vea aparecer a esos animatos en las gradas…lograré convencerles para que cambien de posición…será el uno el que ocupe el primer asiento ya que ahora somos los primeros en la clasificación. - dijo mientras que miraba atento en dirección hacia los espectadores


Y lleno de resentimiento hacia los Animatos el pequeño pollo se marchó a descansar esperando que al día siguiente los Animatos aparecieran.  El siguiente juego que se disputó en el torneo fue el de salto a la bola, en este juego los ganadores sumarian puntos en función del tiempo de llegada siendo diez la puntuación máxima obtenida. Esperaba que en esta ocasión los  Animatos llegaran a las gradas para animar el partido y esperaba poder contemplar a que equipo comenzaban a animar para proceder con el plan tramado por el tigre

En cuanto los diferentes equipos llegaron se situaron en sus respectivos lugares cogiendo entre sus patas el paloventosa . Todos estaban atentos a que el juego diera comienzo cuando de repente comenzaron a escuchar voces que aclamaban la llegada de los Animatos allí


-          Son ellos- decían emocionados los asistentes. Son los Animatos- decían jubilosos mientras que los Animatos hacían aparición allí mostrándoles su ánimo y deseosos de disfrutar de nuevo con todos ellos

-          Vamos- dijo el ratón Tiz mientras que seguido por Librato, Presto; Paz, Sonto y Trec se sentaba en los asientos reservados para los Animatos

-          El juego va a dar comienzo- dijo el oso Sonto mientras que se sentaba en el segundo asiento

-          Si…vamos…en esta ocasión podremos ver de nuevo el salto a la bola-dijo emocionado el conejo Presto mientras que se sentaba en el tercer asiento



Y mientras que los Animatos ocupaban sus respectivos lugares, el tigre Tiercolano abría su conexión wlakie talkie con el pollo que se sentó detrás de la rinoceronte Trec que estaba sentada en el quinto asiento.


-          Hola- dijo la ligera vocecita del pollo dirigiéndose al rinoceronte Trec

-          Me alegro que estés de nuevo en el torneo. Espero que logréis animar el torneo tan bien como cada año realizáis- dijo el pollo sonriendo a Trec

-          Muchas gracias …espero que tú también disfrutes viendo el juego- dijo mientras que el pollo comenzó a insinuar que quizás este año no lo podría ver todo tan claro ya que debido a su diminuta estatura su cuerno de rinoceronte se interponía en su visión

-          Si…bueno quizás disfrutaría más del partido si en vez de tenerte delante de mí en este asiento fuera tu amigo Tiz quien ocupara este lugar…es que como es de diminuta estatura también no representara un obstáculo para mí-Podré ver el juego sin problemas…Si fuera posible…me gustaría que  ocuparas el primer asiento y que el ratón Tiz se sentara delante de mí- concreto el pollo mientras que la rinoceronte asentía

-          Es cierto- dijo la rinoceronte. No me había dado cuenta…perdona- dijo Trec mientras que se cambiaba de asiento dejando que el pequeño ratón se sentara ante el pollo que finalmente consiguió su propósito. Hacer que Tiz ocupara la primera silla ya que tenía colocada la camiseta que llevaba grabado el número uno.



En cuanto el cambio se hubo realizado suspiró aliviado y se comunicó nuevamente con el tigre que comenzó a ver como poc0 a poco los Animatos comenzaban a animarse y comenzaban a aplaudir a un equipo.

-          Perfecto pollo, primera parte del plan concretada. Ahora ya sabemos que estaba en lo cierto. Tiz con su número uno ha condicionado a los Animatos y ahora están animando a nuestro equipo si somos los ganadores conseguiremos diez puntos más a  sumar en nuestra clasificación

 Y dicho esto los equipos comenzaron a jugar, a pasarse la bola dando saltos y tal y como el tigre había predicho  y gracias a las grandes zancadas de la cigüeña Loala llegaron a la meta ocupando el primer lugar en el juego. Los demás equipos fueron llegando ocupando las diferentes posiciones en función del tiempo de llegada y sumaron cinco puntos a su marcador si lograron situar la bola en la meta antes de que transcurrieran los veinte minutos Ahora el equipo de  Tiercolono se situaba en primer lugar  con una diferencia de diez puntos a su  favor con respecto el resto de equipos.

Tiercolono celebraba emocionado su futuro triunfo ahora que estaba seguro que si continuaba haciendo que el Animato que llevara puesta la camiseta con el numero uno ocupara el primer asiento continuarían ganando juego tras juego. Muy emocionado volvió a comunicarse con su pequeño amigo el pollo Yoyo que miraba atento como evolucionaba cada juego sentado tristemente tras uno de los Animatos.



-          Querido pollo estás preparado para actuar , pronto dará comienzo el tercer juego y debes conseguir que el Animato que en esta ocasión lleve puesta la camiseta número uno vuelva a ocupar el primer asiento- dijo Tiercolono mientras que el pollo Yoto seguía de cerca a los Animatos que se dirigían hacia el lugar donde se desarrollaría el tercer juego, la caza de la bola.

A medida que se los Animatos se iban acercando al lugar donde se desarrollaría el tercer juego fueron dándose cuenta de que algo en su interior estaba cambiando y a pesar de que seguían estando felices y animados algo extraño les hacía comportarse de manera diferente a la habitual y sin ser conscientes de lo que realmente estaba pasando se situaron nuevamente en sus asientos .

-          Vamos – dijo el conejo Presto el tercer juego está a punto de comenzar- dijo mientras que se sentaba en el segundo asiento

El resto de animales de Animalia ocuparon los siguientes asientos y el pollo busco nuevamente al Animato que llevaba puesta a camiseta número uno, que en esta ocasión fue la pata Paz que ocupaba el tercer asiento

El pollo Yoto se situó tras el asiento del Oso Sonto que estaba sentado en el primer asiento y como anteriormente había solicitado al rinoceronte Trec le pidió ahora al Oso que se intercambiara con la pata Paz para que de esta manera pudiera contemplar mejor el juego. El oso Sonto sin dudar ni tan solo un segundo cambio su asiento por el de la pata , dejando que Paz se situara ante el  pollo Yoto  y se sentara en el primer asiento.

Una vez que los Animatos se situaron en sus lugares comenzaron nuevamente a animar al equipo de TIercolono que en este juego debían conseguir alcanzar el mayor número posible de bolitas d queso del ratón Spit. Los Animatos comenzaron a animar al hurón Pray que iba tras cada bolita de queso que se encontraba en el camino ya que gracias al duro entrenamiento que le había sometido Tiercolono llevaba varios días sin probar bocado. De esta manera Tiercolono se aseguraba que Pray no dejara bolita de queso suelta en el jardín. El resto de participantes intentaban alcanzar alguna bolita de queso ya que sabían que por cada diez bolitas de queso obtenido sumarian un punto más a su marcador. En cuanto el juego finalizó los del equipo de Tiercolono habían conseguido obtener treinta bolitas de las cien que se encontraban en el jardín  , el resto de bolitas fueron capturadas por el resto de participantes que vieron desanimados como el equipo de Tiercolono sumaba tres puntos más a su marcador proclamándose ganadores de este juego. Ahora el equipo de Tiercolono se situaba primero en el marcador con una diferencia de once puntos con respecto el equipo de Pico que había conseguido tan solo veinte bolitas de queso en este juego.

Mientras que los del equipo de Tiercolono celebraban su tercer triunfo, los animales del mundo animal que estaban reunidos en las gradas esperaban poder saludar a los Animatos. Estaban muy emocionados disfrutando de los diferentes juegos que se estaban realizando, veían como los Animatos con su ánimo , buen humor y su alegría lograban hacer destacar al equipo al cual se dirigían  que acababa siempre convirtiéndose en el equipo ganador sin embargo algo comenzó a cambiar en los Animatos. Debido a los intercambios que pollo les había realizado para conseguir sus fines, los Animatos comenzaban a sufrir el efecto del mal aficionado, un efecto hasta ahora desconocido por los Animatos. Como los Animatos no eran conscientes de que su posición en las gradas y su distribución en los asientos tenía el efecto que Tiercolono había descubierto y que supuestamente era cierto, no podían saber que intercambiando sus asientos estaban cumpliendo las ordenes de Tiercolono y que estaban dejándose influenciar por el poder de pertenencia.
Ahora los Animatos no celebraban las buenas jugadas como antes, no se emocionaban por el buen juego mostrado, no valoraban el compañerismo, la coordinación y el buen hacer deporte, tan solo tenían un único objetivo en su mente, que los del equipo de Tiercolono ganaran en cada juego que realizaban. Los Animatos comenzaron a sentir que tan solo deseaban que el equipo de Tiercolono ganara, aunque ello supusiera celebrar actuaciones fortuitas, animar malas jugadas y favorecer el juego tramposo que en diversas ocasiones el equipo del tigre estaba mostrando. Pero los Animatos no eran conscientes de lo que les estaba pasando ni podían imaginarse que su acción estaba siendo controlada por el pollo Yoto que les seguía de cerca.


-          Ha sido extraordinario ¿verdad? - dijo el conejo Presto mientras que el resto de Animatos le seguían

-          Si… pero el hurón Pray se merecía haber podido coger más bolitas de queso….no entiendo como no se las arrebató a ese ratón de Spit antes….es tan rápido , y estaba tan hambriento….creo que si hubiera sido él le hubiera quitado en el último segundo del juego las bolitas que ese flacucho de Tinco, el pájaro carpintero del equipo de Pico,  tenía bajo sus alas…de esta forma hubiéramos conseguido dos puntos más- acabó por concertar el oso Sonto

-          - Si ..además…ese ratón de Split no es tan rápido- dijo el ratón Tiz mientras que llegaban hasta el lugar donde se iba a celebrar el cuarto juego que en este caso era el disparo al saco.

 En cuanto los Animatos llegaron a la granja se posicionaron de nuevo en las gradas y en esta ocasión era el gato Librato el que llevaba puesta la camiseta con el número uno. En cuanto vio que el pollo Yoto se sentó tras el conejo Presto que ocupaba el primer asiento, sin esperar a que este le comentara nada al respecto, automáticamente se intercambió por él, pasando a sentarse en el primer asiento y el conejo Presto ocupo el asiento número dos.



-          Bien- dijo el pollo mientras que se sentaba tranquilamente tras el gato, creo que los Animatos ya están lo suficientemente condicionados…- dijo tristemente

-          Tiercolano tenía razón… las Animatos nos han estado engañando…con sus condicionamientos y sus objetivos…pero ahora los condicionados son ellos- dijo el pollo mientras que observaba como se estaba desarrollando el juego

-          Ahora sí que todos los animales del mundo animal deben saber cómo son realmente estos Animatos…cuales han sido sus fines y que no son los animales perfectos que han querido hacernos ver- dijo el pollo mientras que miraba atentamente a los Animatos que seguían animando el juego del equipo de Tiercolano incitando al resto de asistentes a celebrar las malas jugadas y las trampas que cada vez más realizaban durante el juego.


El pollo Yoto al ver que el ambiente de los juegos ya no era el mismo y que los Animatos estaban totalmente influenciados por Tiercolono se marchó de allí ya que no deseaba ver como su grupo de Animales favoritos acababa por dejarse vencer por el poder de la influencia y manipulación.

El pollo se pensó que realmente el gato Librato se había cambiado de asiento debido a la influencia condicionada de Tiercolono pero realmente el gato tan solo se había cambiado de lugar ya que se había dado cuenta de que el pollo no podría ver bien el partido debido a las orejas tan largas de Presto poseía e inconscientemente se cambió de lugar. En cuanto el cuarto juego finalizó los ganadores fueron nuevamente el equipo de los TIercolono que lograron derribar los diez sacos de trigo en el menor tiempo posible, sin embargo, el resto de equipo lograron derribar también los diez sacos aunque tardaron algo más de tiempo. En este juego todos los equipos ganaron los diez puntos y los del equipo de Tiercolono seguían teniendo una ventaja de once puntos.

El quinto juego comenzó y el pollo resignado al ver que finalmente tenía que dar la razón a Tiercolono se marchó del torneo sin esperar a acabar la función que el tigre le había encomendado. Mientras que caminaba en dirección a su casa recapacitó y se dio  cuenta del resultado del juego de los sacos y sintió que una pequeña esperanza brillaba en su interior

-          Um…- dijo el pollo meditando

-          Han ganado sin embargo los otros equipos también han sumado puntos- dijo mientras que seguía en dirección a su casita

-          Y si.- dijo mientras que suspiraba

-          Si realmente los Animatos tuvieran en su interior la idea fija de no querer que ninguna ciudad prospere y que ningún equipo sobresalga por encima de los demás no se dejarían tan fácilmente influenciar por Tiercolono ni se hubieran intercambiado sus asientos…no lo hubieran hecho por mí- dijo el pollo mientras que en su interior seguía defendiendo a los Animatos

-          Quizás no es la intención lo que les mueve a los Animatos….quizás el tigre no tenga razón- dijo mientras que observaba como el quinto juego daba comienzo

-          Debo regresar allí…debo averiguar por mí mismo si el tigre tiene razón…iré allí y en esta ocasión forzare a que ocupe el primer asiento uno de los Animatos que no lleve la camiseta número uno, buscare al Animato número dos y comprobaré si en este caso animan tan solo al equipo que está ocupando el segundo lugar en la clasificación, el equipo de Pico- dijo mientras que regresaba a la sala donde se estaba desarrollando el juego de los cocobolos.

Pero cuando el pollo llego hasta allí el juego ya había comenzado a desarrollarse y el pollo comprobó que el gato Librato seguía llevando puesta la camiseta número uno y que ocupaba de nuevo el primer asiento.


-          ¡Oh no!- dijo el pollo sumido en sus reflexiones

-          El gato Librato vuelve a ocupar el primer asiento y lleva puesta de nuevo la camiseta uno- dijo mientras que intentaba buscar el Animato que llevara puesta la camiseta número dos que en este caso era el ratón Tiz que estaba sentando en el quinto asiento

-          ¡Oh no!- dijo el pollo Yoto decepcionado. Es el ratón Tiz el que lleva puesta la camiseta con el número dos, si me siento tras él no puedo obligarlo a que cambie de asiento y se intercambie por el gato Librato ya que el ratón Tiz  no me impide ver bien el juego, no puedo aplicar la misma estrategia para obligarles a cambiarse de lugar…ahora sí que está todo perdido, ahora si que el equipo del tigre ganara y yo no podré saber si realmente la especulaciones del tigre son ciertas- dijo el pollo mientras que comenzó a darse cuenta de que los Animatos permanecían tristes, desanimaos y que hacia largo tiempo que no animaban a ningún equipo.

-          Pero…¿ un momento? -dijo el pollo mirando a los Animatos

-          Los Animatos de Animalia han perdido el ánimo- dijo mientras que observaba como no eran capaces de emitir ninguna alabanza ni apoyaban a ningún equipo.

-          Es la primera vez que los Animatos acuden llevando puestas las mismas camisetas que en el juego anterior-dijo mientras que observaba como los animatos llevaban puestas las camisetas que usaron para animar el juego anterior.

-          No se han cambiado de camiseta- dijo mientras que recordaba las fotos que Tiercolono le enseñó. En cada partido ,en cada torneo , los Animatos siempre se han cambiado las camisetas…sin embargo…esta vez el gato Librato sigue llevando la camiseta con el numero uno como la vez anterior….. dijo mientras que comenzaba a recobrar la esperanza y la fe en los Animatos.

-          Quizás…quizás Tiercolono no tenga razón. Quizás los Animatos sí que sean lo que yo he creído siempre que son- dijo el pollo mientras que de repente tras emitir estas últimas palabras comprobó como en las gradas se producía un gran silencio y como los Animatos recobraban el ánimo y comenzaban a animar los actos del equipo de TIercolono que en esta ocasión no fueron bien recibidos

-          Bien hurra-grito el pequeño ratón Tiz cuando el pastor alemán Alex no derribó ni tan solo un bolo en el juego de cocobolo.

-          Así se hace Pastor- dijo el conejo Presto mientras que observaba como el hurón Pray con la barriga llena por las bolitas de queso que se había zampado no era capaz lanzar correctamente la bola de coco que caía estrepitosamente al suelo sin poder derribar ni tan solo uno de los bolos

-          ¡¡Perfecto…vamos sigue así! - decía la pata Paz mientras que Artema intentaba lanzar su coco

-          Ahora. No así no…más a la derecha…no así no…más a la izquierda…vamos Artema …los bolos son tuyos…-  siguió diciendo la rinoceronte Trec  provocando que Artema se desconcentrara y  lanzara de manera inadecuada el coco

-          Pero… ¿qué está pasando aquí?- dijo el tigre Tiercolono al comprobar que en esta ocasión aunque los Animatos estaban situados según su conveniencia y a pesar de que seguían animando a su equipo, el equipo no estaba dando buenos resultados

-          No es posible- dijo el tigre acercándose hasta el pollo

-          ¿ Pollo que es lo que está ocurriendo?- dijo mientras que contemplaba como su equipo perdía puntos y cómo el equipo de Pico lograba derribar los diez bolos.

-          Estamos perdiendo…haz algo- dijo el tigre mientras que el pollo observaba la escena

-          Pero….si solo estoy cumpliendo órdenes….Librato tiene puesta la camisa número uno y está en el primer asiento. Según tu teoría esto hace que los Animatos animen al equipo que está en primera posición que es esta ocasión es nuestro equipo – dijo el pollo convencido

-          Si….pero tienen que Animar para que ganen  pero ahora están animando sus errores y esto hace que pierdan- dijo el tigre sintiéndose humillado.

-          Diles que dejen de animar de esa manera...deben animarlos para que ganen- dijo mientras que el pollo comenzaba a entender lo que estaba ocurriendo

-          No están animando sus errores ...tan solo animan. El problema es que ahora que pierden tú lo ves como si el hecho de animar a tu equipo ahora que pierden fuera una humillación- dijo el pollo mientras que el tigre comenzaba a ofuscarse

-          No entiendo nada…tan solo diles que dejen de animar a mi equipo- dijo el tigre mientras que no sabía dónde ocultarse al ver la actuación de los Animatos

-          Si les digo que dejen de animar a tu equipo…perderán- dijo el pollo mientras que el tigre comenzaba a no saber qué hacer.

-          Bueno…pues que pierdan, pero diles que dejen de alabar sus errores- dijo el tigre mientras que se marchaba apresuradamente de allí mientras que los Animatos seguían celebrando los errores del equipo de Tiercolono que en vez sentirse reforzado comenzaba a sentirse humillado.

-          Vamos cigüeña Loala….aprovecha tus largas patas para dar el mismo empujón que diste en el juego anterior a Linco el cerdito para conseguir ganar en el juego de átame la pata, quizás ahora también te sirva para desequilibrarlo y que no derribe ningún bolo mas- acabó por concretar Paz la pata

En cuanto el quinto juego finalizó, los del equipo de Tiercolono ocupaban  el primer puesto pero tan solo contaban con una diferencia de un punto con respecto el equipo de Pico y tan solo les faltaba un juego por realizar. El juego del escóndete en el que debían encontrar las llaves ocultas siguiendo las pistas dejadas por la comadreja Kina.

El pollo había comenzado a darse cuenta del verdadero secreto de los Animatos y estaba muy contento ya que había vuelvo a recuperar la confianza en ellos y los Animatos comenzaban a recuperar de nuevo su verdadero ánimo.

El pollo Yoto se dio cuenta del verdadero sentido del torneo, de la verdadera acción de los Animatos y de cómo habían logrado demostrar su verdadera función mediante su propia actuación. En su interior sentía que había recobrado su fe en ellos y el amor por el deporte.  Durante el transcurso del último juego los ánimos del torneo fueron cambiado a medida que los Animatos y los espectadores que acudieron allí fueron disfrutando compartiendo con los equipos sus acciones, animando las buenas jugadas y fortaleciendo el ánimo de los participantes apoyándolos también cuando erraban.  En el último juego , el juego del escóndete los equipos demostraron realmente lo duro que habían trabajado y el esfuerzo que habían invertido durante todo el tiempo que duró el torneo.  Los equipos demostraron su amor por el deporte de la mejor manera que podían hacer, mostrándose respetuosos con el resto de equipos, valorando también sus actos y sus buenas jugadas y evitando hacer daño, por un momento dejaron de pensar en la finalidad de ganar, se olvidaron de que estaban compitiendo entre ellos y se dejaron llevar por el juego. Todos los presentes del mundo animal detectaron este buen hacer deporte en el ambiente del torneo y más animados que nunca comenzaron a aplaudir a los equipos indistintamente de que camiseta llevaran, que color usaran y el resultado que querían ver reflejado en el marcador. Todos los animales comenzaron a alabar las buenas jugadas y todos disfrutaron de ese último día de torneo.

Cuando el juego del escóndete finalizó el equipo de Pico había logrado conseguir ocho de las diez llaves situándose en el primer lugar de la clasificación y proclamándose los nuevos ganadores del torneo.
El pollo no daba crédito a lo que había sucedido. Nunca había disfrutado tanto viendo un juego y en el fondo sabía que todo el cambio que había acontecido a la buena afición de los Animatos se había debido ya que había logrado traspasar los condicionamientos de la pertenencia que en el torneo se habían generado.

 Cuando el pollo  se giró para comprobar si los animatos seguían sentados en las gradas y para comprobar si se habían cambiado de nuevo su camisetas y en que posición estaban sentados, se dio cuenta de que los animatos ya no estaba allí,  hacia largo tiempo que se habían marchado conduciendo su animauto.

El secreto de los Animatos no radicaba en ninguna estrategia, ni en ninguna predisposición, ni el hecho de que animaran a un determinado equipo les condicionaba a convertirlos en los futuros ganadores de ese juego, el secreto de los Animatos era que realmente no tenían afinidad por ningún equipo, ni por un color, ni por una determinada región, ya que su afición iba más allá de todo aquello, su única afición era el deporte en sí y el buen jugar. Tan solo comenzaban a animar el buen juego que en ese caso estaba relacionado con el equipo que mejores jugadas estaba realizando y eso era lo que les provocaba alegría, satisfacción y buen humor y lo que los diferenciaba de la mala afición. En ellos no existía condicionamiento alguno, no había ningún tipo de predisposición en ellos a animar a un determinado equipo y en ello radicaba su magia. En ellos existía una verdadera afición y era lo que en cada torneo querían demostrar con su actuación,  ya que se dejaban llevar por le mejor juego, en eso consistía su función.

Ese era el verdadero secreto del poder de los Animatos y ese era el verdadero motivo por el cual el equipo al que animaban siempre ganaba, ya que era el equipo que mejor realizaba el juego. Por ello siempre estaban contentos, alegres y animados indiferentemente de quien resultara ser el ganador final del torneo. En eso radicaba la magia de los Animatos y eso era lo que infundía tal respeto y tal admiración al resto de animales. 

Ya que si tu afición por un determinado equipo te impide disfrutar del deporte y del buen jugar quizás humillado te sentirás por los errores que cometerán y lejos de pensar que quizás no son errores lo que comenten si no que el equipo contrario se ha merecido ganar, ofuscado partirás negando pertenecer al equipo del que hasta ahora te enorgullecía su camiseta llevar.



En  cuanto a cabo el último juego se dirigió a  felicitar a todos los participantes y a todos los equipos, se dispuso a disfrutar el triunfo con el equipo de Pico  y a fortalecer el ánimo de los equipos que no habían quedado en primer lugar ya que ahora tan solo guardaba en su pequeño corazón el recuerdo del sentimiento de una buena afición ya que ahora del deporte era aficionado y no del color de una camiseta de un equipo determinado

Y colorín, colorado …este cuento se ha acabado

Los wikicuentos multiculturales

Mónica Zambrano