La ardilla del boxing nature

La ardilla del boxing nature:










Erase una vez, hace algún tiempo viva, una pequeña ardilla llamada Arma. Arma era una pequeña ardilla de color amarronado que vivía en la copa de uno de los arboles  pertenecientes a uno de los parques de la ciudad de Aka. Arma vivía desde hace algún tiempo en el interior de uno de los troncos del árbol  X del parque de la ciudad junto con el resto de ardillas que vivían cada una en sus respectivos árboles compartiendo espacio y lugar con el resto de pájaros y de insectos que vivían en la ciudad de Aka. La pequeña ardilla revoloteaba por los matorrales y por los arboles que crecían en los interiores de los pequeños parques que rodeaban la ciudad, en los cuales intentaba extraer los alimentos con los cuales poder nutrirse y poder crecer, pero en muchas ocasiones se tenía que conformar con robarle algún alimento a los humanos que se dedicaban a pasear por el interior de los parques de la ciudad ya que los arboles y los arbustos que crecían allí no eran capaces de producir ningún fruto con los cuales poder alimentarlos. Hacia algún tiempo los animalitos e insectos que vivían allí habían podido alimentarse fácilmente de los frutos que crecían en los matorrales que adornaban los parques , pero hacia algún tiempo ya que estos habían dejado de dar frutos ya que los humanos que se encargaban de adornar los parques de la ciudad habían comenzado a sembrar en los parques arboles y matorrales que no eran capaz de producir ni tan solo un fruto ya que eran arboles artificiales. Los humanos habían pensando que el único fin que tenía sembrar árboles y arbustos en los parques de la ciudad era el de adornar con ellos las calles de la ciudad, pensaron que tan solo eran de utilidad para dar sombra y poder dar color a la ciudad e intentaron ir creando arboles artificiales para plantar allí olvidándose por completo de las especies de animales que los parques podían albergar en su interior.
 Decidieron únicamente plantar árboles que  no ensuciaran en demasía la ciudad, que no perdieran demasiadas hojas  y que fueran fáciles de trasladar y de plantar, por ello elaboraron plantas y matorrales artificiales con el fin de poder adornar la ciudad sin que ello representara tener que dedicar demasiado tiempo a responsabilizare de sus cuidados. De esta manera podrían tener sombra, podían disfrutar del color de los árboles y de los matorrales de los parques de la ciudad sin que ello les representara grandes esfuerzos. Pero estas plantas , al ser de origen artificial no daban frutos con los cuales poder alimentar a los insectos , las ardillas y demás aves que intentaban vivir en el interior de los parques de la ciudad.

-          Mirad- dijo la ardilla Arma mirando hacia  un nuevo vehículo jardín humano que se dirigía hacia el parque donde ella se encontraba
-          Un nuevo vehículo humano restaurador de jardines se acerca….veamos qué tipo de árbol pretenden plantar hoy- dijo Arma esperanzada viendo como el vehículo humano estacionaba allí
-          Si..esperemos que el árbol que hoy decidan plantar disponga de verdaderas hojas con las cuales poderme alimentar- dijo el gusano de seda Bombe.
-          Si..y que al menos disponga de una buena corteza de tronco la cual poder picotear…ya que hace algún tiempo que mi pico necesita una puesta a punto- dijo el pájaro carpintero Giulo.
-          Si…es cierto.. cada vez que vienen esos humanos a plantar nuevos arboles y matorrales en los parques de la ciudad cambian un bonito arbol por una especie de arbusto artificial del cual no podemos extraer ni tan solo un fruto- dijo la lechuza Feca mirando al cielo
-          ¡Hace tanto tiempo que no disfruto de una buena  cereza ni de una buena castaña apetitosa!- dijo el pájaro Kilono.
-          Si….por muchos parques de la ciudad que recorro con mi vuelo no logro hallar en ellos ni tan solo un solo árbol del que pueda obtener un solo fruto- dijo con resignación mientras que veía acercarse por allí a un grupo de pájaros ruiseñores que se dirigían alarmados hacia la rama del árbol X donde la ardilla Arma tenia situada su casita
-          Mirad…los pájaros ruiseñores viene de regreso tras haber realizado su inspección del día..ellos nos informaran si  han encontrado algún árbol que de frutos en algún parque de la ciudad- dijo el pájaro Kilono mientras que Arma seguía observando el trabajo de los humanos que habían empezado a plantar un nuevo árbol en el centro del parque
-          Queridos amigos – dijo el ruiseñor  Velo en tono de desánimo. Hemos recorrido todos los parques de la ciudad y no hemos divisado ni tan solo un fruto en ningún árbol…nada crece ya en ellos..todos los antiguos arboles han sido sustituidos por arboles sin savia y sin vida- dijo tristemente el ruiseñor Velo mientras que veían con desanimo como un nuevo árbol era plantado en el parque y como el resto de arboles que recientemente habían plantado no tenía buenas raíces ni buenos frutos que poder ofrecerles
-          Oh no…de nuevo un árbol sin frutos y sin vida- dijo Arma en tono desesperado
-          No podemos permitir que los humanos sigan llevándose de aquí los árboles de frutos que anteriormente nos servían de alimento…no pueden seguir sustituyéndolos por árboles artificiales que la única función que tienen es dar sombra y adornar la ciudad , nos ofrecen sus troncos artificiales en los que poder edificar nuestras casitas pero no son capaces de proporcionarnos el alimento necesario con el cual poder subsistir en la ciudad. Nos obligan con ello a tener que robar el alimento al resto de los humanos que se dedican a pasear por la ciudad y que olvidan por descuido sus meriendas en un banco o tenemos que arrebatárselas cuando s encuentran distraídos conversando-dijo Arma presa de desesperación
-          Si…es cierto….si los arboles fueran como los anteriores arboles que daban frutos no nos veríamos obligados a tener que escondernos y arrebatarles las meriendas a esos humanos que pasean cerca- dijo el pájaro Velo mientras que veían como los humanos que se encargaban de restaurar los jardines de la ciudad dejaban en el centro del parque otro árbol artificial del cual no podían extraer ni tan solo un fruto.
-          Bueno…creo que han vuelto a plantar otro de estos árboles sin vida- acabo por concretar Arma mientras que saltaba de un lado a otro de las ramas de los arboles
-          Si..un nuevo árbol artificial al que nombraremos como árbol Xi- dijo la ardilla mientras que intentaba grabar en su tronco las iniciales del nombre que le habían dado
-          Mirad..ni tan solo puedo grabar su nombre en el tronco- dijo la ardilla presa del desanimo intentando oler sus hojas
-          Hojas secas y sin olor, tronco artificial duro como una roca, ramas sin que en su interior circule savia alguna- dijo Arma mientras que recorría el árbol en busca de alguna señal que le indicara si aquel árbol podía producir algún dia.
-          Nada de nada..- dijo Arma mientras que el resto de ardillas se le acercaban
-          Otro árbol más que no nos sirve  ni tan siquiera para crearnos una linda casita en su interior- dijo Arma mientras que veían descender desde lo alto del cielo al palomo Monte.
-          Mirad…es Monte- dijeron jubilosas las ardillas viendo que Monte había regresado a la ciudad. Monte es el palomo que mas mundo conoce…ha recorrido con su vuelo numerosas ciudades , parques y lugares…quizás el sepa cómo ayudarnos a  conseguir que estas plantas puedan producir algún fruto alguno de estos días…necesitamos urgentemente comida con la cual poder alimentarnos. Si fuéramos capaces de hacer que estos árboles produjeran como los antiguos arboles que los humanos plantaban aquí no tendríamos que actuar a escondidas buscando algo con lo cual poder alimentarnos- dijo Arma mientras que Monte llevando consigo su gran mochila exploradora descendía hacia una de las ramas del árbol X.
-          Hola ….queridos amigos de ciudad….he regresado de nuevo al parque donde nací y crecí- dijo Monte mirando a su alrededor
-          Aunque si mi vista no me engaña este parque ha cambiado mucho- dijo mientras que se acercaba sigilosamente hacia la corteza del árbol de Arma
-          Uy…pero….¡que es lo que ven mis ojos!- dijo alarmado Monte mientras que el resto de animales se acercaban hasta el
-          Hola Monte….creíamos que ya no regresarías a la ciudad ya que cuando te despediste de nosotros dijiste que nunca mas volverías que preferías disfrutar  de tu vuelo libre volando de lugar en lugar y de ciudad en ciudad- dijo Arma en tono esperanzado
-          Si…es cierto amigos míos y eso es precisamente lo que he estado haciendo…recorrer con mi vuelo diversas ciudades…he contemplado miles de bonitas puestas de sol en grandes parques naturales y he probado los mas suculentos frutos que crecían en cada uno de los arboles por los que me he posado- dijo Monte mostrando a los animales algunos frutos exóticos que había recogido de diversos parques naturales
-          Y para que veáis el gran disfrute que mis alas  y mi pico han tenido durante todo este tiempo os he traído un fruto de recuerdo de cada uno de los parques y ciudades que he recorrido- dijo mientras que los animales hambrientos se dirigían hacia el
-          ¡Comida….comida!- dijeron los pájaros carpinteros acercándose hasta la bolsa que Monte llevaba
-          Pero…un momento.. tranquilos amigos- dijo Monte viendo como todas las especies de animales se abalanzaba hasta el queriéndole arrebatar los frutos que llevaba consigo
-          Pero....parecéis pájaros hambrientos…no pensé que este parque de ciudad os diera tan mal vida- dijo mientras que dejaba los frutos en una de las ramas de los árboles y comenzaba a picotear su  tronco
-          Ya veo- dijo Monte alarmado. Lleváis muchos días sin probar un buen fruto ¿ no es cierto?- dijo mientras que seguia inspeccionado el árbol
-          Veo que este parque no es lo que era….los humanos lo han convertido en un nuevo parque sin vida al colocar en el árboles desprovistos de savia – dijo Monte mientras que Arma introduciéndose una pequeña nuez en su boca se acercaba hasta él
-          Si…Monte…este parque de ciudad no puede proporcionarnos los frutos que necesitamos…estos árboles no son capaces de producir nada en absoluto. Mira sus hojas, mira sus ramas…son ramas aparentes e inertes-dijo Arma sumida en un gran llanto
-          Ahora nos vemos obligados a robarle la comida a algún humano que por descuido deja olvidada su merienda en algún lugar de este parque- dijo Arma mirando como un grupo de niños se acercaban hasta allí llevando consigo sus bolsitas de merienda en las cuales tenían alimento con el cual poder realizar su merienda.
-          Si….mucho me temo que pronto todos los árboles que rodeen los parques de las ciudades serán parques como estos- dijo Monte mientras que analizaba una de las hojas del árbol de Arma
-          Hojas de colores vistosos que no crecen ni se estropean, que no caen en invierno y que adornan los parques sin necesidad de ser cada día regadas. Arboles cuyos troncos no albergan vida ni savia que circule en su interior- dijo Monte mientras que Arma permanecía alerta escuchando sus palabras.
-          Dime Monte…¿Tú que has recorrido diferentes lugares y diferentes parques habrás oído hablar de estos árboles artificiales que los humanos han decido plantar en los parques verdad?- dijo Arma esperanzada
-          Y quizás debes saber si existe alguna manera de hacer que estos árboles vuelvan a recobrar sus savias y vuelvan a convertirse en arboles capaces de producir frutos….dime Monte…¿ conoces alguna manera de poder convertirlos en arboles capaces de originar bellos frutos?- dijo mientras que miraba nostálgica una pequeña nuez
-          Bueno..querida amiga…mi sabiduría no tiene fin y has topado con el mejor ave que es capaz de darte información de provecho pero mucho me temo que desconozco la respuesta- dijo cabizbajo Monte.
-          Después de realizar mi recorrido por diferentes parques de ciudad donde conocí a muchas especies de animales diferentes llegué hasta el parque natural de Naturne donde me instalé durante largo tiempo ya que era un lugar muy placido en el cual poder vivir. Disponía de frondosos árboles , de bellos arbustos y podía compartir mi vuelo con diversas especies de animales alegres  Como me encontraba tan bien allí decidí permanecer durante algún tiempo allí y decidí no proseguir con mi circuito nómada exploratorio- dijo Monte intentando explicar a que se había estado dedicando todo ese tiempo
-          Así que deje de explorar nuevas ciudades y me aposente en este parque Natural del cual obtenía todo aquello que deseaba, forme una bonita familia allí y estuve la mayor parte de mi tiempo disfrutando de ella- dijo Monte mostrándole el registro de las patitas de sus hijos en la pequeña corteza de árbol que llevaban siempre consigo
-          Mira…estas son las huellas de mis pequeños…y como comprenderás todo mi tiempo lo dediqué a cuidarlos y protegerlos y dejé de explorar nuevos mundos….sin embargo…creo saber cómo poder ayudaros- dijo Monte mientras que Arma le miraba esperanzada
-          Durante mi estancia en el parque natural oí decir al resto de los animales de allí que el parque natural siempre estaba tan frondosos y tan bien cuidado debido al poder de la savia que un gran sauce llorón deposito en cada uno de los arboles que comenzaron a crecer a su alrededor. Según cuenta la leyenda del parque Natural este parque comenzó siendo un pequeño parque de campo que los humanos utilizaban para reposar durante los caminos por el monte que realizaban. Comenzó siendo un pequeño parque en el que se encontraban pequeños pinos rodeando algunas mesas de piedra que conformaban asientos de descanso que los humanos utilizaban para reposar y reponer fuerzas. Dicen que en una ocasión uno de ellos llevó consigo una pequeña semilla de sauce llorón y la planto delicadamente en la tierra entre los pinos de allí. Dice la leyenda que esta semilla pronto germinó y se convirtió en un gran sauce llorón provisto de una sabia mágica ya que había sido plantado con mucho amor por aquel humano que admiraba enormemente la naturaleza. El sauce comenzó a crecer y comenzó a trasmitir ese amor por la naturaleza que en su sabia albergaba hacia el resto de plantas, de arboles y matorrales de ese pequeño parque de monte y poco a poco el parque fue creciendo hasta convertirse en el parque Natural de Naturne .- dijo Monte mientras que recordaba la leyenda que el resto de animales de allí le habían contando
-          Este parque Natural se hizo tan grande que fue capaz de llegar a poblar diferentes aéreas de monte desarrollando diferentes parques naturales a su alrededor que originaron bellos árboles frondosos y productivos en los que poder albergar numerosas especies de animales- dijo Monte ante la mirada estupefacta de la ardilla
-          Entonces…¿crees que la savia de este sauce fue la que permitió que el parque Natural donde  acabaste viviendo se convirtiera en el bello parque que ahora es?- dijo la ardilla pensativa
-          Si…dicen que la savia magica del sauce llorón protege a cada especie de planta y de animal que en él se encuentra. Por este motivo el parque es tan hermoso y permite que las especies de animales podamos vivir plácidamente allí- dijo Monte mientras que el resto de ardillas y de insectos le arrebataban su mochila buscando en su interior algún fruto más con los cuales poder alimentarse
-          Lo siento pequeñas- dijo Monte vaciando su mochila. No hay ni un fruto más para repartir…habéis acabado en un momento con todos los que traje para mostraros- dijo Monte ante la mirada de desanimo del resto de animales que asentían tristemente
-          Pero…Monte..entonces crees que si logro recoger del sauce llorón parte de su savia y logro trasladarla hacia este parque con la intención de que recubra los troncos de los arboles artificiales que se encuentran plantados aquí podremos hacer que estos produzcan de nuevo?- dijo la ardilla presa de emoción
-          Si…posiblemente al tratarse de una sabia mágica pueda volver a transformar estos árboles sin vida en nuevos árboles que sean capaces de poder ofreceros frutos- dijo Monte ante la mirada atenta de Arma
-          Pues…entonces tus exploraciones nos han servido de gran ayuda…ya que nos has trasmitido una valiosa información- dijo Arma presa de emoción
-          Ahora tan solo dime donde puedo localizar este sauce llorón y dime la manera en cómo puedo recoger la savia de su interior- dijo la pequeña ardilla mientras que Monte contemplaban el horizonte pensativo intentado recordar si la leyenda podría dar más información a la ardilla
-          Pues….creo que el sauce llorón se debe encontrar justo en el centro del parque natural de Naturne…justo en el lugar donde todavía puede divisarse la mesa de piedra las sillas de roca que les sirvieron de descanso a los humanos que recorrían el monte- dijo Monte mientras que pensaba
-          El sauce debe encontrarse justo allí- dijo mientras que grababa en la corteza de uno de los árboles el mapa del parque natural
-          El árbol donde mi familia y o vivimos se encuentra justamente aquí- dijo Monte mientras que la ardilla le observaba
-          Pero el parque Natural original de Naturne se encuentra más alejado, justamente en esta otra zona de aquí- dijo mientras que le mostraba el lugar exacto donde debería encontrarse con el sauce llorón
-          Deberás recorrer todos estos parques de ciudad hasta llegar hasta aquí y una vez que llegues hasta el parque natural donde yo vivo deberás recorrer este último tramo de aquí , rodeando todos estos pinos hasta llegar hasta el sauce llorón. – dijo Monte mientras que la ardilla lo observaba
-          Yo puedo acompañarte durante todo el recorrido hasta llegarla principio del parque natural de Naturne pero una vez en él deberás proseguir tu sola el camino- dijo Monte mientras que las demás ardillas intentaban unirse a la conversación
-          Pero…una vez que Arma se encuentre ante el sauce llorón como será capaz de recoger la savia de su interior?- dijo la ardilla Nonva que había estado escuchando toda la información que Monte le había dado a la ardilla Arma
-          Pues….eso no os lo puedo confirmar…no sabría que respuesta daros- dijo Monte intentando recordar la leyenda
-          Desconozco el poder del sauce llorón , desconozco su manera de infundir la magia de su sabia a su alrededor…creo que eso tan solo lo podrá descubrir Arma una vez que se encuentre ante el sauce – dijo mientras que Arma se llenaba de valor y se dirigía sin perder más tiempo en busca de su mochila de exploradora
-          Estoy dispuesta a recorrer contigo los parques de las ciudades que sean necesarios hasta que lleguemos al parque natural de Naturne- dijo mientras que se introducía el pequeño mapa labrado en la corteza del árbol que Monte le había dado
-          Estoy dispuesta a correr el riesgo….no podemos permitir que los animales que vivimos en los parques de ciudad no dispongamos de alimento con el cual poder subsistir. Debemos hacer que estos árboles sin sabia recobren vida- acabó por concretar la pequeña ardilla mientras que el resto de los animales intentaban animarla
-          Si…si alguien puede encontrar la solución a nuestro problema esta es Arma- dijeron jubilosos los ruiseñores imaginándose aquellos arboles artificiales recubiertos de hermosas nueces y de jugosas cerezas con las cuales poder alimentarse cada día
-          Estamos deseando ver crecer entre las hojas de estos árboles bellos frutos con los cuales poder llenar nuestros vacios estómagos- dijo el pájaro carpintero Yuno
-          Si…y ver crecer hermosas hojas de morera entre alguna de estas ramas secas – dijo el gusano de Sena emocionado
-          Hace tanto tiempo que no saboreo una de ellas- dijo mientras que intentaba  roer un trozo de terrón azucarado que le había arrebatado a una niña que estaba realizando su merienda en el parque
-          Por mucho que intento acostumbrarme a comer cualquier cosa que consigo arrebatarle a esos humanos no consigo sino quedarme enganchados en ellas- dijo el gusano mientras que intentaba despegarse del trozo de terrón de azúcar
-          Si…es cierto- dijo Arma tirando de él e intentándolo liberar del terrón de azúcar donde se encontraba
-          Pero no temas…pronto hallare el sauce llorón y conseguiré traer hacia nuestro parque su sabia mágica. Pronto veremos como nuevos frutos crecen en el interior de estos árboles artificiales- dijo Arma mientras que se despedia del resto de animales del parque
-          Te echaremos en falta- dijo la pequeña mariposa Sona acercándose  hacia Arma .Espero que la savia de ese sauce logre crear a nuestro alrededor bonitas flores que despidan olor y buenos néctares de polen- dijo Sona mientras que el resto de animales asentían
-          Si…y que la savia de ese árbol nos provea de hermosas nueces con las cuales poder alimentarnos sin tener que sufrir carencias- dijo el pájaro carpintero picoteando una de las cascaras de nuez que todavía guardaba en el interior de su árbol
-          Tranquilos…no temáis …no os veréis obligados a abandonar este parque de ciudad, estoy seguro que volverá a ser lo que era- dijo Monte intentando animar a los animales de allí
-          Arma regresara sana y salva trayendo consigo la savia del sauce con la cual poder hacer que estas plantas recobren vida- dijo mientras que Arma provista con su mochila partía en dirección hacia el parque natural de Naturne.

Y dicho esto los dos amigos partieron en seguida en dirección hacia el parque Natural de Naturne llevando consigo algún alimento con el cual poder abastecerse durante el largo camino ya que le quedaban diversos  parques que recorrer antes de llegar hasta el parque natural donde vivía Monte. Recorrieron diferentes parques contemplando como su parque no era el único parque en el cual los humanos habían sustituido las plantas naturales por plantas y árboles artificiales. Muchos animales permanecían allí tristes y hambrientos debido a que no podían extraer ni tan solo un fruto de ellos. Arma y Monte conocieron a muchos de los animales e insectos de allí y recibieron las mismas tristes noticias de ellos , les informaron que hacia algún tiempo que no podían alimentarse de los frutos de los arboles de allí ya que los humanos  habían ido cambiando sus anteriores arboles por arboles sin vida que no les podían ofrecer frutos. Fueron recorriendo parque por parque y árbol por árbol viendo que cada vez más los arboles artificiales ganaban espacio en ellos que a los humanos les resultaba mas cómodo plantar este tipo de plantas allí ya que de esta manera se ahorraban cuidados y tiempo dedicado a mantenerlos de manera adecuada. Depositando este tipo de plantas allí no necesitaban tener que regarlas ni preocuparse por limpiar los jardines en otoño cuando los arboles perdían sus flores ya que simplemente las hojas de estos árboles no se deterioraban. 
Mientras Monte y Arma recorrían los parques de ciudad en el centro del parque Natural de Naturne las especies de animales que allí vivían se encontraban en un estado muy diferente al que Monte y Arma podían pensarse debido a que hacía mucho tiempo que el grupo de gorilas boxing se había apoderado del control del parque natural.

-          Perfecto- dijo el gorila Tuyo mirando  atentamente el ring que habían diseñado en el centro del parque natural de Naturne
-          Con este ring situado en el centro del parque lograremos controlar el paso que realicen esos animales en dirección a los nogales, los pinares y los castaños- dijo Tuyo mientras que acababan de elaborar el ring de boxeo
-          Ninguna ardilla mas, ni tan solo un pájaro carpintero con su vuelo podrá atravesar hacia esta parque del parque sin tener que enfrentarse con nosotros en el interior de este ringo de boxeo- dijo el gorila mientras se colocaba adecuadamente sus guantes pesados de boxeo
-          Se acabó el circular libremente por el parque natural recogiendo frutos sin n nuestro permiso- dijo Tuyo mientras que el resto de gorilas boxeadores se acercaban hasta el
-          Mira Tuyo- dijo mientras que les mostraba unas cerezas picoteadas por algún pájaro de allí
-          De nuevo algún carpintero se ha colado en el interior de nuestra reserva alimentaria sin permiso- dijo el gorila mientras que miraba atentamente los frutos dañados
-          Pero…cómo es posible…esos pájaros aprenderán una vez por todas a hacernos caso..no pueden volar libremente en busca de alimento de esos árboles sin nuestro permiso y sin tener que enfrentarse con nosotros en este ring- dijo eñ gorila Tuyo mientras que el resto de gorilas se aproximaban hacia al ring con la intención de probar sus nuevos guantes de boxeo
-          Mira Tuyo- dijo el gorila Liroto mirando hacia el nuevo ring que habían elaborado. Con estos nuevos guantes de boxeo seré capaz de derrumbar ante mi cualquier animalucho de pacotilla que pretenda adentrarse hacia esta zona del parque natural- dijo Liroto emocionado imaginándose como las pequeñas ardillas y los pequeños zorros saldrían volando del ring con tan solo  dedicarles un pequeño puñetazo con su nuevos guantes de boxing
-          Ningún animal mas entrara a roer nuestro alimento- dijo Liroto ante la mirada de aprobación del gorila Tuyo
-          Cualquier animal que pretenda poder conseguir algo alimento de estos árboles frutales que nosotros custodiamos tendrán que enfrentarse con nuestros puños en este ring. Si quieren algo de alimento tendrán que luchar con nosotros para poder conseguirlo- dijo el gorila imaginando que pronto ninguna animal podría llegar a traspasar hacia el otro lado del parque natural
-          Ningún animal podrá adentrarse sin nuestro permiso y sin enfrentarse con nuestros puños- acabó por concretar el gorila mientras que los pequeños animales del otro lado del parque natural de Naturne miraban asombrados como los gorilas habían construido el ring justo en el centro del parque b bloqueando el acceso hacia los nogales, los pinos , los castaños y los cerezos que les proveían los alimentos
-          ¡Oh no!- dijo la ardilla Klena mirando tristemente el ring que los gorilas habían construido
-          Ahora no tan solo se conforman enfrentándose a nosotros  cuando acudimos hacia los árboles frutales en busca de alimento sino que ahora han construido una plataforma en forma de ring para frenar nuestro paso. Si queremos llegar hasta las reservas de alimento que allí se encuentran no tendremos más remedio que enfrentarnos a ellos en el ring- dijo la ardilla mirando como los gorilas se entrenaban
-          Y eso significa que en muy pocas ocasiones podremos atravesar el otro lado del parque natural ya que estos gorilas son los animales más fuertes de todo el parque- acabó por concretar Klena mientras que se cercaba hasta ella un pequeño zorro llamado Zonte.
-          Zonte…    ¿pero que te ha ocurrido?- dijo Klena mirando el chichón que el zorro tenía en su cabeza
-          Pues veras…quise aprovechar un momento en el que los gorilas estaban muy entretenidos arreglando su ring para poder adentrarme a la zona de los pinares para recoger algunos piñones cuando de repente sentí como alguien me llamaba y vi de repente plasmado en mi rostro un puñetazo de gran calibre. Después comencé a visualizar como todo me daba vueltas y cai redondo al suelo. Cuando me desperté me hallaba de nuevo entre los matorrales de la nuestra zona del parque- dijo mientras que el resto de los animales lo contemplaban asustados
-          Si…ya vemos…creo que te ha salido caro adentrarte a la zona de reserva alimentaria que tienen controlada los gorilas- dijo en un suspiro Klena.
-          Si esto continúa así no seremos capaces nunca de llegar hacia el otro lado para proveernos de alimentos ya que si lo  hacemos pereceremos en el intento- dijo la ardilla pensativa
-          Y ahora solo faltaba que los gorilas hayan elaborado este ring…no saldremos vivos de el si tenemos que enfrentarnos en una lucha con ellos cada vez que queramos conseguir alimento- dijo Klena mientras que el resto de animales contemplaban asombrados la disposición estratégica que el ring tenia
-          Esos gorilas se las saben todas…han construido un ring con la intención de frenar nuestro acceso a la zona alimentaria del parque natural…la zona donde se encuentran los frutos que crecen alrededor del sauce llorón- dijo la ardilla mientras que la liebre Calta se le acercaba despacio llevando consigo una pequeña cereza pasada entre sus garras
-          Mirad…mirad- dijo la liebre mostrándole la cereza que uno de los gorilas le había dado tras recibir uno de sus golpes.
-          He conseguido que el gorila de Tuyo me deje saborear esta cereza a cambio de otro de sus puñetazos- dijo la liebre tristemente.
-          Bueno al menos te has llevado un golpe pero has recibido una cereza a cambio sin embargo el pobre de Zonte ha recibido un único chichón como recompensa al enfrentamiento contra el gorila Liroto- dijo la ardilla Klena mientras pensaba en los días en que habían podido circular libremente por el parque natural sin tener que preocuparse de los gorilas
-          Esos gorilas deben regresar al zoológico de donde proceden , representan un peligro para nosotros los pequeños animales del parque natural, desde que ellos llegaron aquí se hicieron con el control de todo el parque  y todo el alimento que en él podía hallarse- dijo la ardilla Klena ante la mirada asombrada de Zonte y de la liebre Calta
-          Si…..son tan enormes que necesitan grandes cantidades de alimento con la cual poder nutrirse ya que estaban acostumbrados a nutrirse con el alimento que recibían por parte de los dueños del zoológico del cual se escaparon. Saben que en este parque no pueden obtener la cantidad de alimentos que obtenían allí pero a pesar de ello prefieren seguir viviendo aquí porque se encuentran libres y sin la presión de ningún humano que les controle. Se han acostumbrado a alimentarse con nuestras nueces y con nuestros frutos y no se marcharan tan fácilmente de aquí- dijo la ardilla pensativa
-          Si pudiéramos hallar alguna manera de hacerlos regresar al zoo del cual provienen no acabarían con las reservas de alimentos del parque ni tendríamos que soportar sus enfrentamientos en el ring-dijo la ardilla mientras que Zonte y la liebre Calta pensaban alguna solución
-          Si …es cierto…la única manera de echarlos de aquí seria que no tuvieran alimento suficiente como para alimentar sus enormes panchas….y eso de momento no es posible ya que controlan la zona donde se encuentra el sauce llorón y su sabia mágica que les provee de frutos suficientes a los arboles que lo rodean- dijo la liebre Calta mirando hacia el sauce llorón
-          Nunca les faltara alimento a menos que logremos hacer que dejen de obtenerlos de los árboles frutales que protege el sauce llorón- dijo la ardilla mientras que pensaba un plan
-          Si….pero mientras sigan controlando la zona mediante sus puños y su fuerza no podremos conseguir que abandonen el parque  y nos dejen circular libremente- dijo Zonte acariciándose su pequeño chichón mientras que el palomo Monte y la ardilla Arma seguían su camino en dirección hacia Naturne sin saber la situación en la que se encontraban los animales de allí
-          Bueno…ya queda poco para llegar hasta la zona más alejada del parque de Naturne donde vivió junto con mi familia- dijo el palomo mientras que la ardilla le seguía el vuelo
-          Y entonces tan solo te quedará por recorrer este tramo final de aquí- dijo el palomo mientras que la ardilla recuperaba fuerzas.
-          Si,….ha sido un largo recorrido pero pronto estaré cerca del sauce llorón y recogeré algo de su sabia para con ella dar vida a los arboles artificiales que crecen en nuestro parque de ciudad- dijo la ardilla emocionada viendo que le quedaba poco camino por recorrer
-          Si…es cierto…me gustaría que reposaras en mi árbol durante unos días y que conocieras a mi familia…después puedes seguir tu recorrido.- Puedo hacerte entrega de varios alimentos y de varios frutos con los cuales alegrar tu camino de vuelta- dijo el palomo mientras que la pequeña ardilla reflexionaba
-          Muchas gracias por tu ayuda querido Monte…sin ti y sin tus conocimientos nunca habría podido llegar hasta aquí.- dijo la ardilla emocionada
-          No es nada…piensa que todavía te queda una incógnita por descubrir y esa solo lo puedes hallar tu- dijo el palomo recordándole que ella misma debería adivinar la manera de hacer que el sauce le cediera parte de su savia
-          Si… es cierto…pero confío en que una vez que esté ante el sauce sepa cómo lograr conseguir algo de la magia de su savia para los arboles artificiales que ahora rodean nuestro parque – dijo la ardilla mientras que miraba hacia el monte donde vislumbro el comienzo del parque natural de Naturne.
-          Mira….es el cartel indicativo del comienzo del parque natural- dijo la ardilla mientras que Monte descendía para seguir el camino a pie
-          Si….pronto estaremos en el árbol que conforma mi hogar- dijo el palomo mientras que algunos de los animales que allí vivían se le acercaban emocionados para saludarle
-          Monte…has regresado antes de lo previsto- dijo el ratón de campo Ponto. No te esperábamos tan pronto- dijo mientras que observaba de cerca a la ardilla
-          Pero veo que vienes acompañado- dijo mientras que observaba minuciosamente a la ardilla. Pero esta ardilla no es una ardilla del parque natural….sus orejas y cola son diferentes a las que aquí habitan- dijo mientras que la ardilla comenzaba a sentirse observada
-          Si….es cierto..soy Arma y soy una ardilla de ciudad- dijo mientras que el ratón la miraba detenidamente
-          Ah si que…¿pretendes quedarte a vivir en nuestro parque natural?- dijo el ratón mientras que la ardilla lo negaba haciendo un gesto con su cabeza
-          Pues veras…no exactamente…tan solo he venido a conocer el sauce llorón que se encuentra en la zona céntrica del parque natural- dijo mientras que el ratón seguía observándola
-          Si…conozco la leyenda del sauce llorón aunque nunca lo he visto de cerca. Dicen que gracias a él este parque natural adquirió tales dimensiones-dijo mientras que miraba hacia el horizonte
-          Muy pocos animales del parque lo han visto de cerca, tan solo aquellos que han osado recorrer todos los pinos que lo rodean han podido verlo y los que han estado cerca de él han regresado admirados debido a la gran maestría con la cual eleva sus ramas al cielo. Dicen que está repleto de savia dorada y que  en cada amanecer bate sus ramas y deja caer copitos dorados en el suelo donde se encuentran sus raíces de tal manera que trasmite su magia a los arboles que se encuentran cercanos a él. Estos árboles se nutren de su magia y adquieren mayor facilidad para generar frutos, crecen más rápido y trasmiten mas semillas hacia otros lugares del parque haciendo que este se regenere fácilmente y que mas arboles  crezcan- dijo el ratón confirmando la leyenda que el palomo le había narrado a Arma
-          Entonces…¿ la leyenda es cierta?- dijo Arma emocionada
-          Pues claro…mira la cantidad de arboles y de flores que crecen en este parque natural…ningún otro parque puede compararse a él- dijo mientras que le mostraba alguna de las hojas que se habían caído al suelo
-          Mira ..hasta las hojas que caen de ellos no pierden su frescura y su naturalidad. Siguen luciendo bellas incluso desarraigadas de las ramas que las nutrían. Es el suelo el que les sigue otorgando poder, ya que en el se encuentra el poder mágico de la savia del sauce llorón- dijo el ratón mientras que la ardilla Arma lo observaba
-          Si…es cierto…no ha perdido su aspecto ni su color- acabó por concretar la ardilla mientras iban en dirección a la casita de Monte
-          Mira…ese gran abeto de allí es mi hogar- dijo Monte mientras que comenzaba a emitir un sonido a través de su gaznate
-          ¡¡¡Es papá!- dijeron jubilosos dos palomos descendiendo del árbol y presentándose ante Monte
-          Mira , estos dos palomos de aquí son mis hijos, son Palmo y Palto- dijo Monte mientras que los dos palomos se acercaban a saludar a Arma
-          Hola…somos Palmo y Palto- dijeron los palomos mientras que la ardilla contemplaba la cantidad de frutos que estos llevaban entre sus alas
-          Como hemos visto que llegabas con compañía mamá nos ha preparado esta cesta de frutas para hacer entrega a nuestro nuevo huésped- dijeron los palomos viendo como la pequeña ardilla olía los frutos que los pequeños le entregaban
-          Muchas gracias..- dijo emocionada la ardilla . Me serán de gran utilizada para finalizar el recorrido que tengo que realizar – dijo Arma mientras que colocaba los frutos en el interior de su mochila y dirigía sus pasos hacia el centro del parque natural
-          Con este mapa del parque no te perderás- dijo mientras que le mostraba el mapa trazado en una corteza de árbol
-          Tan solo debes circular en dirección noroeste, rodear los matorrales de brezos, girar hacia el norte en busca de los abedules y cuando llegues hasta la zona de los pinares deberás recorrer todos  y cada uno de ellos siguiendo la numeración correcta que en cada tronco de árbol se encuentra hasta llegar al centro del pinar donde se encuentra el sauce llorón- dijo mientras que le mostraba los pinos
-          En total hay ciento veinte pinos…en sus cortezas están marcados sus nombres, tan solo tienes que recorrerlos siguiendo el orden de las agujas del reloj- dijo mientras que la ardilla intentaban no perder detalle
-          Debes guiarte por ellos ya que conforman un lugar muy poblado y si te pierdes entre ellos no lograrás encontrar donde se encuentra el sauce llorón- dijo mientras que los pequeños palomos asentían
-          Si…por este motivo muy pocos animales han logrado ver de cerca al sauce..aunque sabemos a ciencia cierta de que existen de verdad- dijeron mientras que la ardilla se despedía de ellos intentando captar la mayor parte de la información que estos les daban
-          Gracias…seguiré tus indicaciones y espero regresar pronto trayendo conmigo lo que he venido a buscar- dijo mientras que se alejaba siguiendo el camino marcado en la corteza del árbol que el palomo le había dado
-          Si.. sería conveniente que te marcharas ya que pronto anochecerá- dijo el palomo mientras que la ardilla ajena a los últimos acontecimientos marchaba en dirección hacia la zona de los pinares donde los gorilas se encontraban poniendo a prueba sus puños subidos al ring que habían creado
-          Bueno…ahora sí que tenemos bajo control a esos animales indefensos del parque…no volverán a apoderarse nunca más de nuestras reservas. Los árboles frutales están bajo nuestro control- dijo Tuyo mientras que la ardilla Klena y el zorro Zonte se aproximaban hacia ellos con la intención de que les dejaran pasar para ir en busca de nueces que necesitaban para poder alimentarse ese día
-          Hola Tuyo- dijo la ardilla Klena acercándose hasta el gorila. Necesitamos nueces con las cuales alimentarnos hace varios días que no disponemos de alimento suficiente y nuestros cuerpecitos comienzan a perder vitalidad por falta de sustento- dijo la ardilla intentando convencer a Tuyo que permanecía observándolos
-          Bueno…eso ahora no es posible….- dijo recordando que hacia  un momento había entregado una cereza a la liebre Calta
-          Hace poco rato que he le he entregado una cereza a vuestra amiga Calta a cambio de recibir un ligero puñetazo…pero ahora las cosas han cambiado y no os dejaremos adentraros hacia la zona de los pinares a menos que os enfrentéis con nosotros en el ring- dijo el gorila mientras que el resto de gorilas permanecían esperando la señal de Tuyo para iniciar un nuevo combate
-          Pero nosotros solo queremos alimentarnos con las nueces que crecen en esos nogales de allí, hay comida suficiente para todos…no es posible que la queráis tan solo para vosotros- dijo la ardilla intentando hacer entrar en razón a Tuyo
-          Si…es cierto….los nogales no dejan de producir nueces sin embargo las necesitamos todas para nutrir nuestros grandes cuerpos…- dijo el gorila mostrando sus músculos
-          Veis…tenemos grandes músculos que alimentar- dijo mientras que observaba los minúsculos músculos de la ardilla Klena
-          Sin embargo..vosotros con una cuarta parte de una nuez tendréis suficiente para alimentaros- dijo el gorila observándolos
-          Cuarta parte que solo os daremos si os enfrentáis con nosotros en este ring- dijo Tuyo mientras que Klena no sabía qué respuesta dar
-          Pero no es justo- dijo la ardilla mirando los puños del gorila
-          Sabéis que nos derrotareis en un abrir y cerrar de ojos, no podéis obligarnos a enfrentaros con vosotros para poder recibir comida, comida que se encuentra libremente en este parque natural…alimento que no es propiedad de nadie- dijo la ardilla defendiéndose
-          Lo siento…ahora este alimento nos pertenece y será siendo así  mientras nosotros sigamos controlando la zona de los pinares- dijo mientras que la ardilla regresaba cabizbaja a su árbol
-          Pero no es justo- seguía diciendo la ardilla mientras que los gorilas la esperaban en lo alto del ring
-          Una cuarta parte de una nuez a cambio de uno de nuestro puñetazos, el gorila Liroto está esperando emocionado poder probar sus guantes- dijo el gorila mientras que la ardilla  subía resignada al ring y tras recibir un sonoro golpe de boxing salió despedida por los aires regresando al suelo donde el zorro Zonte se encontraba
-          Bueno……al menos has caído encima de este matorral de brezo- dijo el zorro recogiendo como pudo del suelo a su amiga la ardilla
-          Ah….y aquí  tienes la parte de alimento que te corresponde- dijo mientras que le lanzaba la cuarta parte de una nuez que fue directamente a estrecharse sobre la cabeza de Klena
-          Si….claro….gracias- dijo la ardilla que totalmente desecha regreso a su árbol con la intención de sanar sus heridas
-          Bueno...al menos dispones de una nuez con la cual poder alimentarte el día de hoy- dijo la ardilla mientras que el resto de animales comprobaban su aspecto
-          Creo que no has salido tan malparada como Zonte - dijo la liebre Calta mirando a la ardilla
-          No podemos permitir que frenen de esta manera nuestro acceso a al comida…debemos obligarlos a abandonar nuestro parque natural ..deben querer regresar al zoo de donde provienen-dijo la ardilla mientras que despedía humo por el interior de sus orejas.
-          Calma Klena...no conseguirás nada enfadándote de esa manera..intenta concentrar tu fuerza dirigiéndola hacia un propósito más eficaz…debemos hallar juntos una solución- dijo el zorro sin saber que muy cerca de allí se encontraba la ardilla Arma dispuesta adentrarse a la zona de los pinares con la intención de poder se aproximar hacia el sauce llorón cuando de repente se encontró frente a Kelna, Zonte y Calta que observaban su mochila repleta de alimentos
-          Pero….¿ quién eres tú?- dijo la ardilla mirándola detenidamente. Y dime ¿ de dónde has conseguido obtener estos frutos?- dijo Klena emocionada
-          Hola amigos…soy Arma y soy una ardilla de ciudad – dijo mientras que Zonte, Klena y Calta se aproximaban hacia ella
-          Y en la ciudad ¿dispones de tan buenos frutos?- dijo la ardilla mientras que el resto de animales comenzaba oler los frutos que esta llevaba
-          Bueno…no…estos frutos me los ha dado mi amigo el palomo que vive en la zona del parque más alejada de los pinares- dijo mientras que los animales asentían
-          Si..hemos oído que allí también existen arboles capaces de dar frutos ya que la savia del sauce también les protege pero nosotros no queremos abandonar la zona donde siempre hemos vivido a pesar de  que eta dejando de ser la zona tan confortable que era-. Dijo tristemente la ardilla Kelna mirando hacia el ring
-          Pero..¿cómo es eso posible?- dijo Arma desconcertada. Yo he venido hasta aquí en busca del sauce llorón que se encuentra entre los pinares del parque ya necesitamos su ayuda- dijo la ardilla Arma ante la mirada atenta de Kelna, de Zonte y de Calta.
-          Si….el sauce se encuentra en la zona interior de los pinares y protege con su sabia a los nogales, los cerezos y los  pinos que le rodean pero ahora no tenemos fácil acceso a él- dijo tristemente la pequeña Klena
-          Los gorilas del boxing nos han frenado el paso- dijo la ardilla mostrándole a Arma el boxing que los gorilas habían creado.
-          Pero….¿ cómo es eso posible? Había oído decir que esta zona de aquí era un lugar muy placido en el cual poder vivir.—dijo mientras que observaba a los gorilas en el interior del ring
-          Si….era muy placida hasta que esos gorilas se escaparon del zoológico donde vivían y se apoderaron de la zona de los pinares donde se encuentra el sauce llorón- dijo Klena explicándole detenidamente a la ardilla el motivo por el cual los gorilas habían acaparado el parque natural
-          Dicen que solo ellos necesitan alimentarse de los frutos que estos árboles les ofrecen y solamente nos ceden parte de ellos si nos enfrentamos con ellos en el ring que han elaborado- dijo la ardilla mientras que Arma contemplaba los chichones y moratones que  los animales que se habían enfrentado con los gorilas tenían alrededor de su cuerpo
-          Si….ya veo- dijo tristemente.
-          Ahora controlan la dispensación de los alimentos , si no nos enfrentamos con sus puños no nos ceden ni tan solo una semilla de nuez- dijo la ardilla mientras que el resto de animales asentían
-          Pero…no es posible que os hagan tener que enfrentaros a ellos por conseguir algo de alimento creciendo en esta zona de aquí tales árboles frutales- dijo mientras que miraba detenidamente la disposición del ring
-          Si…pero han depositado el ring en una zona estratégica la cual bloquea nuestro acceso hacia la zona de los pinares. No podemos cruzarla sin pasar por encima de los gorilas y de su ring- dijo mientras que miraba con asombro a Arma
-          Pero no pueden permanecer siempre bloqueando vuestro alimento….deben regresar pronto al zoológico al cual pertenecen-dijo arma pensativa
-          La única manera que  tendríamos para hacerles regresar hacia su zoológico es haciendo que no dispusieran de alimento con el cual abastecerse , si ellos no disponen de la libertad necesaria con la cual poder conseguir alimentarse cada día de los frutos que crecen en estos árboles seguramente que se marcharían de nuevo al zoo del cual provienen ya que en el si que recibían grandes cantidades de alimento aunque permanecieran en cautiverio- dijo la ardilla mientras que Arma pensaba un plan a seguir
-          Pues entonces ya hemos hallado la solución al problema- dijo la ardila ante la mirada atenta del resto de animales que la contemplaban
-          Ah si….- dijeron a coro Calta ; Zonte y Klena
-          Si….les propondremos un torneo de boxing en cual nos enfrentaremos con ellos. El grupo que consiga más victorias en el ring podrá obligar al otro grupo a abandonar el  parque natural- dijo mientras que los animales la observaban atónitas
-          ¿Un torneo contra los gorilas del boxing? Pero te has vuelto loca?- dijo Klena asustada
-          No hay animales en este parque natural que puedan enfrentarse con ellos y salir vencedores Sus músculos son enormes, su guantes de boxeo son pesados y su cuerpo es demasiado voluminoso como para que cualquiera de nosotros logre vencerlos en el ring- dijo mientras que el resto de animales se acercaban hasta allí
-          Si..un torneo en el cual participaremos formando un grupo peculiar- dijo la ardilla mirando la cantidad de gorilas que se encontraban en lo alto del ring
-          Son cinco gorilas por lo tanto deberemos crear un torneo que nos permita luchar contra ellos, deberemos formar un grupo de cinco animales de este parque natural que estén dispuestos a luchar contra ellos- dijo la ardilla mientras que los animales le escuchaban aterrados
-          Pero nunca les ganaremos en ningún torneo de boxing…nuestros puños no se pueden comparar con sus guantes de boxeo, nuestros músculos son minúsculos al lado de los suyos…no podremos vencerlos- dijo mientras que Calta y Zonte asentían
-          No os propongo enfrentarnos a ellos sin la debida preparación,..os propongo enfrentarnos a los gorilas elaborando  una peculiar forma de combate- dijo la ardilla mientras que elaboraba en una corteza de árbol los trajes de boxing que les ayudarían a ser vencedores.
-          Tan solo tenemos que buscar una manera de enfrentarnos con ellos  que nos permita resultar ser vencedores-dijo mientras que reflexionaba
-          Ellos son fuertes pero también son pesados, nosotros somos diminutos a su lado pero somos agiles….tan solo debemos buscar la estrategia precisa con la cual poder vencerlos- dijo mientras que Zonte , Klena y Calta comenzaban a imaginarse resultando ser vencedores del torneo y obligando a los gorilas a abandonar el parque natural
-          Pero…Arma ¿ de verdad crees que provistos de una estrategia y de un plan de ataque lograremos vencerlos en el ring?- dijo Klena esperanzada mientras que el lobezno Nordo se acercaba
-          Yo estoy dispuesto a luchar contra los gorilas en el ring- dijo ante la mirada de satisfacción de Zonte, de Klena y de Calta
-          No dejaré que estos gorilas de zoológico se apoderen de nuestros alimentos ni de nuestra zona de pinos- dijo el pequeño lobo acercándose hacia ellos
-          Ya tenemos el grupo de cinco animales de parque formados..ahora tan solo debemos buscar las estrategias de lucha necesarias con las cuales desmontar los puños de esos gorilas en el ring- dijo el lobo mientras que la ardilla elaboraba diferentes utensilios que usar en el combate contra los gorilas
-          Mirad….creo que nuestra agilidad es nuestra mejor aliada- dijo mientras que les mostraba unas sandalias saltarinas que atarían bajos sus garras
-          Estas sandalias saltarinas nos permitieran saltar de un lado a otro del ring sin problemas esquivando cada puñetazo que esos gorilas pretendan darnos –dijo mientras que colocaba un muelle bajo cada una de las sandalias que estaba fabricando utilizando la corteza de diferentes arboles que se encontraban allí
-          Con estos muelles atados bajo estas sandalias que he elaborado lograremos esquivar los puñetazos que nos lancen saltando. Lograremos hacer que sus puñetazos se estrellen bajo el suelo del ring- dijo la ardilla mientras que se colocaba las sandalias muelle bajo sus pies.
-          Mirad….estos saltos nos permitirán escurrir sus golpes…ahora  tan solo debemos crear una manera de hacer que los gorilas reciban el propio peso de cuerpo sobre ellos- dijo la ardilla mientras que planeaba la manera de hacer que los gorilas recibieran sus propios golpes.
-          Con nuestros saltos a su alrededor lograremos causarles una ligera desorientación ya que cada puñetazo que intenten lanzar sobre nosotros será  esquivado por nuestros propios saltos. Saltos que no dejaremos de realizar a su alrededor hasta que se encuentren mareados y desorientados, entonces saltaremos sobre sus pectorales aferrando nuestros muelles sobre su pecho, de tal manera que el gorila en cuanto perciba que estamos de nuevo bajo su punto de mira lance sobre nosotros  un nuevo puñetazo, puñetazo que no estrellará bajo nuestro diminuto cuerpo  sobre su pecho haciendo que sea el mismo quien reciba el golpe- dijo la ardilla mientras que ensayaba la técnica de boxing retorno.
-          La llamaremos la técnica de boxing de retorno del  Naturne. Los gorilas  recibirán el peso de su propia fuerza- dijo la ardilla mientras que el resto de animales asentían
-          De esta manera y usando nuestra propia agilidad y destreza lograremos dejarlos “kaos” en un momento- dijo la ardilla presa de la emoción
-          Si logramos ganar tres de los combates que realicemos contra ellos aplicando nuestra técnica de retorno de Naturne lograremos salir vencedores del torneo y les obligaremos a regresar a su zoológico ya que no podrán seguir controlando nuestro alimento en el parque Natural
-          Tan solo debemos ganar tres de los combates y los gorilas se veran obligados  regresar a su zoológico y yo podré conseguir savia mágica con la cual hacer que los árboles artificiales del parque de mi ciudad puedan conseguir dar de nuevo frutos- dijo mientras que el grupo se acercaba para ver de cerca las sandalias muelle.
-          Si…pero antes de enfrentarnos con ellos debemos poner a  prueba nuestra sandalias muelles y nuestra agilidad. La liebre Calta  pude enseñarnos diferentes maneras de saltar ya que ella es la que posee mayor agilidad y destreza en sus movimientos. El zorro Zonte puede enseñarnos alguna técnica con al cual poder escurrirnos bajo las piernas de los gorilas ya que el es capaz de poder penetrar a través de cualquier espacio por muy diminuto que este sea. El lobo Nordo puede enseñarnos como poder aferrarnos con nuestros puños al tórax de los gorilas de tal forma que podamos permanecer agarrados a ellos hasta que llegue el momento en que los gorilas lancen sobre nosotros sus propios puñetazos. Y yo os puedo enseñar a como accionar de nuevo el muelle de nuestras sandalias para saltar por encima de las cabezas de los gorilas esquivando el golpe final que será el que les dejara “kao” sobre la pista de boxing- dijo Arma mientras que juntos practicaban los combates
-          Los gorilas aceptaran nuestra propuesta ya que durante varios días no acudiremos en busca de alimentos hacia la zona de pinares ni pisaremos su ring ya que de momento disponemos de suficiente alimento como para poder pasar unos días sin acudir en su búsqueda. Cuando los gorilas vean que hace días que no nos enfrentamos a ellos nos comenzaran a echar de menos ya que el único entretenimiento que ellos tienen es el de aplicar sus puños sobre el ring y sin contrincantes no tendrán combates que realizar- dijo la ardilla mientras que el resto de animales le observaban
-          Entonces cuando se encuentren desconcertados volveremos a aparecer pero esta vez no iremos a solicitarles alimentos sino que iremos a proponerles el torneo
-          Como los gorilas estarán deseosos de enfrentarse con nosotros en el ring aceptaran sin pensar demasiado en las consecuencias finales del torneo si pierden ya que su exceso de confianza les hará aceptar cualquier condición que les planteemos. En cuanto les expliquemos las normas del torneo las aceptaran ya que seguirán pensando que somos animales fáciles de ganar- dijo la ardilla ante la mirada atenta del resto de los animales
-          Si..es cierto..ellos pensaran que pueden ganar el torneo fácilmente ya que no saben que nosotros aplicaremos nuestra estrategia de retorno de Naturne sobre ellos- dijo el pequeño lobo afilando sus garras
-          No se plantearan ni tan si quiera el hecho de perder ya que pensaran que resultaran ser los vencedores y podrán seguir ejerciendo sobre nosotros su fuerza y control: Sin embargo…en esta ocasión los vencedores podemos ser nosotros- dijo la liebre Calta emocionada
-          Si….y creo que en esta ocasión ellos serán los que deberán abandonar el ring marchándose de aquí y regresando de vuelta a su antiguo zoológico donde le esperaran los ricos manjares que a partir de este momento no podrán obtener de la zona de los pinares ya que los vencedores del torneo serán los que controlaran a partir de ese momento el suministro de alimento- acabó por concretar el zorro Zonte mientras que las dos ardillas junto con el resto del grupo ensayaban la técnica del retorno y probaban sus saltos con las sandalias saltarinas  esperando el momento oportuno de aparecer ante los gorilas y plantearles el torneo

 Y durante varios días el grupo de Naturne de Boxing se estuvo preparando para el torneo mientras que los gorilas permanecían  pensativos viendo que hacía días que ningún animal del parque se acercaba hasta ellos.

-          Es extraño que ningún animal haya venido en busca de alimento- dijo Tuyo mientras que el gorila Liroto se acercaba hasta el deseoso de probar de nuevo sus puñetas sobre algún animal del parque natural
-          Si…es cierto….hace días que ningún animal reclama alimento..quizás fuimos demasiado duros con ellos entregándoles tan poco alimento a cambio de recibir nuestros golpes- dijo el gorila mientras que contemplaba atónito el ring vacio
-          Quizás debamos entregarles algo más de alimento a cambio de dejarse apalear- dijo el gorila Blestaro mientras que saltaba a lo alto del ring
-          Quizás de esta manera viendo que la recompensa es mayor reciban de mejor manera nuestros puños- dijo el gorila preso de impaciencia por ver aparecer a los animales sobre el ring
-          Si…quizás debamos aumentarle ligeramente la dosis de alimentos..alguna nuez mas y algún que otro piñón pueden ser suficientes para contentarlos – dijo mientras que repentinamente vio aparecer por allí a las dos ardillas dispuestas a ofrecerles los combates siempre y cuando aceptaran las normas  del torneo
-          Hola Tuyo.- dijo la ardilla Klena aproximándose hacia él.
-          Hombre si es la minúscula ardilla desprovista de musculatura que recibió aquel golpe de puño magistral con el que logre sacarla del ring en cuestión de segundos…Veo que tu chichón ya ha desaparecido- dijo mientras que miraba atentamente a Arma
-          Pero…veo que vienes acompañada por otra ardilla desconocida- dijo el gorila mientras que observaba a la pequeña Arma
-          Si…ella es Arma y hemos venido a proponeros algo que creo que estaréis dispuestos a aceptar sin la menor duda- dijo mientras que se dirigía hacia el resto de gorilas
-          No combatiremos más sobre este ring a menos que aceptéis que los combates formen parte de un torneo donde los ganadores serán los nuevos encargados de dispensar los alimentos que crecen en la zona del pinar- dijo la ardilla valientemente
-          Un torneo?- dijo el gorila Tuyo mirando al resto de gorilas que estaban impacientes de poder lanzar sus puñetazos sobre los animales del parque natural
-          Si…un torneo formado por cinco combates en los que os deberéis enfrentar con la liebre Calta, con el zorro Zonte, con el lobo Nonto y con nosotras dos. Torneo en el cual resultaran ser vencedores los participantes que ganen tres de los cinco combates que tendrán lugar en el parque natural- dijo la ardilla ante la mirada atenta de los gorilas
-          ¿Pretendéis ganarnos en un torneo de boxing?- dijo riéndose junto con el resto de sus gorilas que preparaban sus puños colocándose debidamente sus guantes de boxing sobre ellos

-          Así es…y los ganadores del torneo de boxing serán lo nuevo animales que se encargaran de la distribución de los frutos que crecen en el pinar- dijo la ardilla Arma mientras que los gorilas asentían
-          Bueno...habéis escuchado a estas ardillas….no puedo creerlo…pretenden enfrentarse abiertamente contra nuestro puños…quizás piensen que se encuentran con capacidad de ganarnos sobre el ring- dijo el gorila boquiabierto
-          Está bien…no perderemos esta oportunidad de iniciar esta secuencia de combates sobre vosotros..no tenemos nada que perder y mucho que ganar- dijo Tuyo mientras que el resto de gorilas se mofaban de las dos pequeñas ardillas

-          Entonces si estáis de acuerdo iniciaremos cuanto antes el torneo…..y los ganadores serán los nuevos animales encargados de distribuir la zona del pinar- dijo la ardilla mientras que contemplaba de cerca el ring

-          Eso está hecho- dijo el gorila mientras que saltaba hacia el ring haciendo muestras de sus movimientos sobre el y su fortaleza asentando golpes sobre el suelo del  ring.

-          Bueno entonces id preparando el torneo , avisad a todos los animales del parque natural de que pronto se iniciarían los combates de boxing y que el grupo ganador será aquel que a partir de este momento gestionara la zona de los pinares- acabaron por concretar las ardillas mientras que se dirigían de nuevo a buscar al resto de compañeros para informarles sobre la aceptación de las normas del combate por parte de los gorilas
 

Y dicho esto las dos ardillas regresaron  junto con Calta, Zonte y Nonto con la intención de explicarles que los gorilas habían aceptado el torneo mientras que comenzaban preparándose para luchar contra ellos en el ring.
En cuanto los gorilas informaron al resto de animales del parque natural sobre lso últimos acontecimientos y sobre el torneo comenzaron a preparar el ring y los diversos combates que en el tendrían lugar. Los primeros en luchar serian Calta contra el gorila Liroto, en segundo lugar lucharían Zonte contra el gorila Blestaro, en tercer lugar se enfrentarían la ardilla Klena contra el gorila Colso, en cuarto lugar se enfrentarían Nonto contra el gorila Lonco y en último lugar se enfrentarían en un combate la ardilla Arma y el gorila Tuyo. Una vez que elaboraron la sucesión de los diferentes combates iniciaron el torneo ante la atenta mirada del resto de animales del bosque que tenía la esperanza de que el grupo de boxeadores de Naturne vencieran a los gorilas del boxing ya que sabían que de esta manera podrían liberarse para siempre de los gorilas y de su control.

En cuanto los animales se encontraron rodeando el ring de boxing los diferentes combates dieron comienzo y los primeros en salir a combatir fueron el gorila Liroto contra la liebre calta que se encontraba en  uno de los extremos del ring dispuesta a saltar contra el gorila que se comenzaba a colocar los guantes de boxeo con la intención de abalanzarse sobre la liebre. De repente el gorila comprobó pomo el combate daba comienzo y divisó asombrado como la liebre provista con sus sandalias saltarinas comenzaba a dar saltos alrededor del ring ante la mirada  asombrada del resto de animales que comprobaban animados la agilad que tenia  la liebre sobre el ring- El gorila Liroto comenzó a ver como la liebre iba de un lado a otro sin que el pudiera arremeter un puñetazo contra ella ya que en cuanto le intentaba asestar uno de sus guantes de boxeo sobre ella, la liebre saltaba hacia el lado contrario o se colaba entre sus piernas de tal forma que el puñetazo acaba estrechándose contra el suelo del ring.


-          ¿Pero que está ocurriendo aquí?- dijo en tono de preocupación el gorila Tuyo viendo como la libre saltaba de un lado a otro provocando despiste en el gorila
-          Tuyo…esta libre salta como si tuviera un muelle atado entre sus piernas…es imposible centrarle uno de mis puñetazos- dijo Liroto viendo como la libre esquivaba cada uno de sus puñetazos
-          Pero…no es posible…- dijo Tuyo intentando animar a su compañero. Tienes que poder asestarle uno de tus puñetazos, no puedes  dejarte vencer por una indefensa liebre- dijo Tuyo ante la mirada asombrada del resto de los gorilas que por primera vez veían como Liroto permanecía desconcentrado en el ring
-          Vamos…Liroto…apunta bien tu puño sobre la liebre- dijo el gorila Blestaro ante la mirada asombrada del resto de animales que por primera veían como uno de sus compañeros permanecían más de dos segundos en la superficie del ring.
-          Eso es lo que  hace tiempo que estoy intentando hacer…pero esta liebre es demasiado rápida- dijo Liroto alarmado pero antes de que pudiera acabar de hablar la liebre se agarro fuertemente a su pecho con la intención de que el gorila lanzara uno de sus puñetazos sobre el
-          Pero…¿que estás haciendo?- dijo el gorila asombrado. Ahora tienes miedo de mis puñetazos y por eso te aferras fuertemente a mi tora- dijo el gorila apuntando su  puño sobre la liebre
-          Vamos Liroto …ahora es el momento , la liebre se ha rendido .¡Mira como se agarra a ti!- dijo mientras que el gorila lanzaba uno de sus puños contra la liebre y está en un acto rápido dejo de aferrarse a ´le y salto por encima de su cabeza provocando que el puñetazo fuera directamente sobre el pectoral de l gorila que tras unos segundos después de haber recibido el golpe cayó al suelo del ring desplomado
-          Mirad…la liebre Calta ha ganado…hemos vencido en primer combate del torneo- dijeron jubilosos los animales ante la mirada estupefacta de lso gorilas que no daban crédito a lo que estaban viendo
-          Estúpidos animales esquifidos….no os deis por vencedores que todavía quedan cuatro combates más que librar- dijo el gorila Tuyo preparando el nuevo combate

Y dicho esto los gorilas comenzaron a recobrar fuerzas alimentándose de las nueces que habían recogido del nogal de los pinares mientras que los animales permanecían contemplándolos hambrientos. Los gorilas se regocijaban viendo las caras de los animales que habían permanecido bajo hambruna largos días y comenzaban a tramar una estrategia para vencer la rapidez que parecían mostrar sus adversarios
-          Ahora le toca el turno a Blestaro que luchara contra el zorro Zonte . Ese zorro es muy escurridizo y puede que utilice el salto también como estrategia pero debes no perder de vista a tus pies y evitar que se aferre a ti y en tal caso zarandéate intentándote librar del él pero no te propines un puñetazo sobre ti mismo- dijo Tuyo mientras que Liroto se recuperaba del golpe
-          No entiendo lo que ha podido pasar esa liebre me pillo desprevenido- dijo mientras que comenzaba el nuevo combate y los animales se preparaban en el ring
-          Vamos Zonte demuestra tu poder  ante la fuerza de ese gorila- dijo Arma mientras que Zonte ponía en marcha su estrategia contra el gorila

Después de iniciar el combate el gorila Blestaro permanecía alerta viendo como el zorro escurría sus golpes una y otra vez ayudado por las sandalias saltarinas pero intentaba mantenerlo siempre en su punto de mira. Con astucia y guiado por Tuyo que no dejaba de orientarlo aprovechó un momento en que el zorro intentaba escurrirse entre sus piernas para pisar su cola de tal manera que evitó que Zonte pudiera esquivar su golpe y acabó derrotado en el suelo del ring.

-          Perfecto- exclamó Tuyo….el vencedor del combate en esta ocasión a sido Blestaro. El marcador muestra un empate a un punto y tres combates mas por realizar- dijo el gorila mientras que Zonte regresaba al lado de las ardillas intentando recuperarse del golpe recibido
-          No pasa nada Zonte ….tan solo hemos perdido un combate , todavía podemos resultar ser vencedores- dijo la ardilla mientras que Klena se preparaba para enfrentarse en el ring con Colto.
-          Kelna está preparada en el ring y esta vez será más rápida que ese gorila- dijo la ardilla Arma mientras que Colto recibió los últimos consejos del gorila Tuyo
-          Las ardillas son muy rapidas , intenta que no te desorientes sus vaivenes y su movimientos...intenta asestarle un puñetazo antes de que pueda desorientarte- dijo el gorila mientras que Klena preparaba otra estrategia contra el gorila
-          Este gorila recibirá el puñetazo final justo en su cabeza- dijo la pequeña ardilla mientras que Colto la observaba atento.
-          Vamos ardilla ven con el gorila Colto…..acaso estas temblando- dijo el gorila mientras que la ardilla le observaba esperando su ataque
-          No quizás el que esta temblando eres tú ya que el suelo de la parte del ring donde estas situado parece que esta vibrando- dijo la ardilla mientras que el gorila asombrado miro hacia abajo con el propósito de comprobar si la ardilla estaba en lo cierto cuando de repente noto como ella ascendía rápidamente por su tórax provocándole cosquillas utilizando su cola
-          Pero….sucia ardilla sal de mi cuerpo ahora mismo- dijo Colto mientras que apuntaba sobre la ardilla que situándose en lo alto de su cabeza dejo que el puñetazo se estrellara directamente en el rostro de Colto que cayó estrepitosamente en el suelo del ring ante la mirada asombrada del resto de los animales que celebraban la segunda victoria de los animales del parque natural
-          ¿Habéis visto eso?.Lo ha derribado en tan solo un segundo- dijo uno el gorila lonco viendo que el siguiente combate debería realizarlo él contra el lobezno Nonto.
-          No pasa nada- dijo Tuyo recogiendo a su amigo del suelo. Tenemos dos posibilidades más de ganar el torneo. Lonco no debes desanimarte…no debes fiarte de las palabras de esos astutos animales…nuestros puños son más fuertes, nuestros musculo más potentes no podemos dejarnos vencer por ellos – dijo mientras que se aproximaba  temeroso al ring.
-          Vamos dos contra uno y quedan dos combates más por llevar a cabo- dijo mientras que los animales se reunían de nuevo intentando preparar una nueva estrategia.
-          Vamos ahora le toca el turno al lobezno Nonto  si ganas tenemos el torneo ganado- dijo Arma presa de jubilo
-          Si…descuida , hare todo lo posible por ganar este torneo- dijo mientras que el gorila Lonto recibía los últimos consejos de Tuyo
-          Vamos…demuéstrale el gorila que hay en ti- dijo Tuyo mientras que Lonco se acercaba hasta el pequeño lobo intentando adivinar qué estrategia utilizaría contra el
-          Vamos…zorro …ven a mi encuentro…qué esperas- dijo el gorila mientras que el lobo comenzó a moverse sigilosamente alrededor del gorila que intentaba centrar su puñetazo sobre él.
-          Deja de moverte- dijo el gorila impacientándose viendo que el zorro lejos de atacarle se entretenía dando vueltas a su alrededor
-          No conseguirás despistarme en esta ocasión- dijo mientras que sin que el pequeño lobo se diera cuenta se retiro uno de los guantes de boxing y lanzo su contenido pesado sobre el lobo que sin tener tiempo a reaccionar recibió el impacto de las pesas de acero que el gorila tenia ocultas en el interior de su guante de boxeo.
-          ¡Oh no!- dijo la ardilla viendo como el guante caía sobre el pequeño Nonto sin  que este tuviera tiempo a esquivarlo.
-          Nonto…¿ estás bien?- dijo la ardilla intentando que el lobo de despertase
-          Lo siento Arma- dijo Nonto. No esperaba que ese gorila lanzar sobre mí su guante de boxing. No he podido esquivarlo- dijo mientras que salía del interior del ring
-          No pasa nada…nos queda una oportunidad de ganar . El marcador esta dos contra dos y este último combate determinará el vencedor del torneo- dijo mientras que se preparaba para enfrentarse con Tuyo que lo le quitaba el ojo de encima
-          Vamos…es nuestro turno querida ardilla de ciudad- dijo Tuyo apretando fuertemente sus guantes de boxeo. Y ahora nada ni nadie evitara que los gorilas seamos nombrados vencedores del torneo- dijo mientras que daba comienzo el último combate
-          Vamos…..Arma no escuches las palabras de ese gorila….mantente firme ...tu puedes vencer sus puños- dijeron animados los animales del parque natural mientras que el gorila Tuyo se abalanzaba sobre la ardilla que provista con sus sandalias saltarinas  iba de un lado a otro del ring en cuestión de segundos.
-          De nada te servirán esas sandalias de muelles que llevas…ya que yo lograre que pierdas una de ellas- dijo el gorila que acto seguido coloco en el suelo del ring dos pequeños imanes con la intención de que  su influjo atrajera hacia allí a la pequeña ardilla que inevitablemente se vio arrastrada hasta ellos debido a que el imán atraía el muelle de sus sandalias
-          ¡Oh no…cuidado Arma…libérate de las sandalias antes de que te arrastren hacia los puños de ese gorila!- dijo Klena viendo como el gorila había colocado estratégicamente los imanes en el suelo del ring
-          Y ahora continua saltando- dijo el gorila viendo como la ardilla se veía obligada a liberarse de sus sandalias saltarinas
-          Y ahora que ya no puedes saltar tan alto tan solo te queda escurrirte entre mis piernas pero para ello he cosido esta red entre las dos piernas de mis pantalones de boxing y te será muy difícil escabullirte entre ellos a no ser que quieras quedar atrapada entre ellos- dijo el gorila mientras que la ardilla contemplaba atónita que las ultimas estrategias que había pensando eran eliminadas una a una por el gorila que habiendo presenciado los combates anteriores se había preparado a la perfección
-          Vamos….y ahora que harás hermosa ardilla…creo que tan solo te queda salir corriendo del ring ya que le vencedor seré yo- dijo el gorila abalanzándose sobre Arma cuando de repente esta diviso en lo alto de la copa de uno de los pinos que rodeaban el ring un  conjunto de piñas que se encontraban colgando de las ramas de los pinos y repentinamente tuvo una idea.

Sin esperar a que el gorila pudiera reaccionar salto apresuradamente a lo alto del pino recogiendo unas cuantas piñas a las que les fue retirando sus piñones interiores. Una vez que obtuvo los piñones bajo de nuevo al ring creando una pasta deslizante con ellos mezclándolos con el agua de rocío que todavía permanecía entre las ramas de los pinos. Con los piñones y con el agua creó una pasta deslizante que aplico sobre la zona del ring donde el gorila se encontraba mientras que el gorila intentaba localizar a la ardilla buscándola entre las hojas de los pinos.

-          Vuelve aquí ardilla …si no vuelves al ring en cuestión de dos minutos daremos por finalizado el combate y que pensaremos que has huido y que no deseas seguir enfrentándote conmigo- dijo Tuyo sin darse cuenta de que Arma estaba tras el rociando el suelo del ring con la pasta de piñones que había elaborado
-          Pero…gorila…si estoy detrás de ti- dijo la ardilla mientras que el gorila viendo que la ardilla se mofaba de él Salió corriendo hacia ella preparando uno de sus mejores puñetazos con la cual derribarla. Pero en cuanto el gorila entró en contacto con la pasta deslizante comenzó a resbalar por encima del ring y cayó al suelo sin darse cuenta de que la ardilla le comenzaba a bombardear con cada una de las piñas que había logrado conseguir del pino.
-          Y ahora que estas derrumbado en el suelo devuélveme mis sandalias saltarinas- dijo la ardilla saltando una y otra vez sobre la cabeza del gorila que permanecía  todavía en estado de confusión tras los golpes recibidos por la ardilla
-          Y con esto el remate final- dijo la ardilla retirando de su puño uno de sus guantes de boxing dejándolo caer a continuación sobre su rostro que empezó a palidecer.
-          Bueno….creo que el combate puede darse por finalizado- dijo la ardilla Klena dando por concluido el torneo
-          Tres contra dos…..los animales del parque natural de Naturne han resultado ser los vencedores…hemos ganado el torneo- dijeron jubilosos Calta, Nonto y Zonte viendo como los gorilas todavía no creían que habían sido vencidos por los animales del parque en el ring
-          Pero…no es posible- dijeron los gorilas mientras que se recuperaban de los diferentes combates…hemos sido derrotados por estos minúsculos animales de poca monta- dijo Tuyo viendo como a partir de ahora se tendrían que conformar con el poco alimento que las ardillas y el resto de los animales de allí quisieran proporcionarles
-          No podemos tolerar que estos animales controlen nuestra alimentación a partir de ahora….debemos regresar a nuestro zoo en el que a pesar de que estemos en cautiverio seremos mejor alimentados- dijo Tuyo mientras que los gorilas se retiraban del ring
-          Por fin somos de nuevo libres…hemos vencido ….hemos logrado derrotar a esos gorilas- dijeron contentos los animales viendo como los gorilas decidían abandonar el parque natural
-          Si…y ahora podemos circular libremente por la zona de los pinares, podremos recoger las nueces y las cerezas que queramos y podremos ir a visitar al sauce llorón – dijo la ardilla Klena mientras que Arma asentía
-          Claro…con tanto combate había olvidado que debo recoger algo de savia con la que  hacer que los arboles artificiales del parque de mi ciudad recobren vida- dijo mientras que se dirigía hacia el sauce llorón acompañados por sus compañeros de combate
-          Pues vamos enseguida en busca de la savia magia del sauce..estamos seguros que él te ofrecerá gratamente algunos copos dorados de savia- dijeron jubilosos los compañeros de combate de la ardilla Arma mientras se dirigían hacia la zona donde se encontraba el sauce llorón
-          Mira….el sauce se encuentra entre esos últimos pinos de allí- dijo la ardilla Arma mientras que seguía las indicaciones que su amigo el palomo le había dado.
-          Si,…mirad …el sauce se encuentra en su interior….mirad que flores tan hermosas..mirad la belleza de sus hojas- dijo la ardilla acercándose hacia el pequeño sauce que en cuanto noto la presencia de los animales allí guio su ramas hacia uno de los nogales que se encontraban próximo a el y recogiendo varias cascaras de nuez fue depositando varios copos dorados de savia en su interior  con la intención de entregárselas a la ardilla Arma
-          Mirad…el sauce está moviendo sus ramas…ha ido en busca de varias cascaras de nuez con las que poder hacer entrega a Arma los copos dorados de su sabia- dijo la ardilla Klena mientras que el sauce llorón emitía su brisa y su brillo derramando en el suelo del parque natural sus copitos dorados de savia.
-          El sauce ha escuchado tu ruego….mira… te está haciendo entrega de las cascaras de nuez provistas de lindos copos de savia- dijo el zorro Zonte mientras que la ardilla recogía la ofrenda del sauce.
-          Si….con estas cascaras de nuez repletas de copos dorados de sabia será suficiente como para hacer que los arboles de mi parque vuelvan a producir frutos- dijo la ardilla mientras que recogía emocionada las cascaras de nuez provistas de copos dorados
-          Perfecto….el sauce ha sabido reconocer la ayuda que nos has ofrecido librándonos de la presencia de esos gorilas y por ello te ha ofrecido tan gratamente parte de sus copos dorados de savia- dijo el lobo Nonto mientras que la ardilla se despedía de ellos
-          Si….ha sido un honor poder participar en este esplendido combate ..y sin vuestra ayuda yo tampoco hubiera podido obtener la gracia de este  sauce- dijo la ardilla tristemente
-          Ahora debo regresar a mi hogar ya que mis amigos deben estar esperando con ansiedad mi regreso…deben estar luchando por conseguir arrebatarle la merienda a alguno de los niños  humanos que van al parque a jugar ya que nuestros árboles ya no producen ningún fruto- dijo mientras que se despedía de sus compañeros de combate
-          Si…pero no dudes en que si necesitas frutos con los que alimentarte puedes venir a vivir con nosotros en nuestro parque ,estaremos encantados de hacerte un lugar en el – dijo mientras que se despedían de Arma que retomaba de nuevo su camino.
-          Hasta pronto Arma…y muchas gracias por todo- dijo mientras que se despedían de la ardilla que comenzó a recorrer el camino de vuelta llevando su mochila cargada con nueces y con cerezas que había logrado recoger del parque natural.

Y dicho esto la ardilla fue en dirección a su parque de ciudad, recorrió de nuevo el parque natural donde el palomo Monte vivía y recorrió otros parque de ciudad más hasta que por fin regreso al lado de sus amigos que seguían intentando luchar por conseguir algún terrón mas de azúcar o algún trozo de pan con el cual poder alimentarse cuando de repente vieron aparecer de nuevo a la ardilla llevando en el interior de su mochilas algunas nueces, cerezas y las cascara de nuez repletas de copos dorados de savia del sauce.

-          Mirad- dijeron con jubilo Feca, Kilono  y Velo viendo como la ardilla llegaba hasta ellos habiendo conseguido su propósito
-          Es Arma….y viene cargada de frutos para repartir entre nosotros- dijeron emocionados los animales del parque de ciudad que se dirigieron hasta ella deseosos de abrazarla
-          Si.. amigos- dijo la ardilla contenta por su labor. No tan solo he venido cargado de frutos del parque natural de Naturne sino que también tengo los copos dorados de savia del sauce llorón del cual nos hablo el palomo Monte
-          La leyenda era cierta y el sauce logra nutrir con su sabia a cualquier árbol ue se encuentre cerca de él – dijo mientras que la lechuza, el ruiseñores y el resto de ardillas saboreaban las nueces y las cerezas que la ardilla les traía.
-          Y después de haber llenado nuestros estómagos esparciremos los copos dorados de savia bajo el suelo de este parque natural- acabó por concretar la ardilla mientras que los animales asentían.

Y en cuanto los animales acabaron con las ultimas nueces descendieron de las copas de sus árboles y fueron a esparcir los copos dorados bajo el suelo del parque esperando que estos pronto hicieran efecto y que los arboles artificiales plantados allí comenzaran a dar sus frutos. Pero los días fueron pasaron y del interior de los arboles no aparecía ni tan solo una minúscula gota de savia.

-          No puede ser- dijo la ardilla Arma desanimada. Han pasado ya muchos días y los arboles no producen frutos…quizás los copos dorados de savia no fueron suficientes como para hacer crecer en ellos frutos – dijo tristemente ante la mirada desanimada de los animales de allí
-          Si…es cierto..quizás  hiciste el recorrido en vano y estos árboles no pueden transformar  sus troncos ni sus raíces utilizando la savia del sauce llorón- dijo mientras que los animales intentaban animar a Arma
-          Pero no es posible…deben servir para alguna cosa…estoy seguro que el sauce sabía lo que hacía cuando me hizo entrega de ellos- dijo mientras que contemplaban como su despensa continuaba vacía
-          Y ahora seguimos sin tener frutos con los que alimentarnos- dijo la ardilla tristemente mirando hacia unos niños que estaban sentados en el parque alimentándose con unos bellos bollos
-          No nos queda otra alternativa que intentar apoderarnos de los bollos de esos niños si queremos poder pasar bien el dia- dijo la ardilla mientras que se dirigía en busca de algún bollo con el cual poder alimentarse y nutrir a alguna de sus compañeras
-          ¡No puede ser!- decía con desanimo la ardilla. Sé que estos copos dorados deben hacer efecto…tarde o temprano harán que estos árboles den algún fruto…estoy convencida de ello- dijo la ardilla mientras que se aproximaba hacia los dos niños a los que día tras día arrebataban sus meriendas
-          Lo siento mucho pequeños- dijo la ardilla acercándose sigilosamente a la cestita de merienda de la pequeña Lora.
-          Un día mas que os arrebato uno de vuestros bollos- dijo la ardilla colándose en el interior de la bolsita de merienda de lora cuando de repente la pequeña alerto a su amigo de la presencia  de la ardilla allí
-          Mira…Claudio..te dije que no eran ratones ni hormigas…es una ardilla la que día tras día se lleva nuestra merienda- dijo la pequeña intentando seguir con  la mirada a Arma que intentaba esconderse  entre la bolsita de merienda de la niña
-          Si…es cierto…..es una ardilla. Pero por qué motivo quiere apoderarse de nuestra merienda?- dijo el pequeño Claudio mientras que se seguían de cerca el recorrido de la ardilla
-          Ven…vayamos a comprobar hacia donde lleva nuestra merienda y con que propósito lo hace- dijo Lora mientras que seguía de cerca a la ardilla.

Los dos niños siguieron los pasos de la ardilla que fue en dirección hacia el centro del parque donde se reuniría con las demás ardillas de allí con la intención de repartir con ellas el bollos robados a Lora sin saber que los niños las estaban observando.

-          Mira Claudio…son  mas ardillas…no sabía que en  este parque todavía vivían animales como ellos- dijo mientras que veían como los ruiseñores y las lechuzas se reunían con las ardillas para intentar repartir el alimento entre todos
-          Si…es cierto…y por ahí vienen otros pájaros  diferentes ..y creo que eso que se acerca debe ser una lechuza- dijo el pequeño asombrado mientras que miraba hacia los arboles.
-          Qué extraño- dijo la pequeña. Por que deben querer alimentarse con nuestra merienda… -dijo mientras que miraba hacia los arboles que adornaban el parque
-          Pues creo que ya se la respuesta- dijo Claudio recogiendo una de las hojas artificiales que  se habían caído al suelo .
-          Creo que los responsables del cuidado de los parques han olvidado que hay animales que todavía viven en el interior de alguno de estos árboles- dijo el pequeño Claudio mientras que miraba como los pobres animales se repartían las migajas entre ellos
-          Si….con este bollo repartido entre tantos animales solo  pueden alimentarse con una triste miga de pan cada uno- dijo Lora mirando como los animales desanimados regresaban a sus casas
-          Creo que tengo una idea- dijo Lora pensativa. Se cómo conseguir que los encargados de los parques vuelvan a sembrar aquí arboles de verdad- dijo la pequeña mientras que iba en dirección a su colegio para exponer en un mural una idea que representara el problema que estaban sufriendo esos pobres animales
-          Hare unos folletos en los que representare un hermoso dibujo de arboles dorados artificiales llevando entre las ramas y sus hojas bocadillos de bollos y dibujare en la base de los arboles a diversos niños intentando alcanzar de ellos su merienda y dibujare varias ardillas custodiando el árbol dorado impidiendo nuestro acceso a ellos. Una vez que los tengamos elaborados crearemos un eslogan utilizando el dibujo y los distribuiremos entre la gente de la nuestra ciudad para que se den cuenta de que en sus parque todavía existe vida animal ya que parece que nos hayamos olvidado de ello, ya que hemos  creado artificiales parques pensando tan solo en nosotros mismos- dijo la pequeña Lora mientras que contemplaba con tristeza que nunca le había prestado la suficiente atención a ese parque
-          Tristemente reconozco que ni yo misma me di cuenta de que estos árboles no eran naturales...no me fije en que realmente habían pájaros en la ciudad que necesitaban los frutos que antes los arboles producían , tan solo me deje llevar por la apariencia hermosa que ahora tenían los parques de mi ciudad sin darme cuenta que no eran reales, que sus flores no desprendían olor y que las cortezas de sus árboles estaban desprovistas de sabia-. Dijo Lora mientras que elaboraba los folletos a repartir
-          De esta manera haremos llegar a todos nuestros compañeros de ciudad lo que está pasando en los parques y haremos llegar estos folletos a los responsables del cuidado de los parques  para que  intenten volver a sembrar árboles en ellos- dijo la pequeña mientras que acaba de elaborar su dibujo y su eslogan
-          Creo que con esta frase será suficiente para llamar su atención. “los arboles sin savia tan solo pueden producir bollos robados provocando el llanto de los niños que sin merienda se quedan”- dijo la pequeña mientras que los dos niños celebraban entusiasmados su idea
-          Si…es cierto….con esta frase y estos dibujos les convenceremos que deben volver a plantar árboles naturales que produzcan frutos con los cuales poder alimentar  a los pequeños animales que los parques artificiales todavía viven- dijo Claudio mientras que una vez que acabaron de realizar los folletos se dirigieron a repartirlos por los buzones de la ciudad.

 Y en cuanto los niños acabaron de realizar su labor de distribución de folletos se dirigieron apresuradamente en dirección a los despachos de los responsables de los parques de ciudad con la intención de hacerles llegar los folletos. En cuando los responsables recibieron los folletos ilustrados por los dos niños salieron provistos con sus cámaras y móviles con la intención de contemplar si verdaderamente habían pájaros y ardillas viviendo en su ciudad ya que debido a que siempre permanecían muy ocupados pensando en sus quehaceres habían olvidado echar una mirada hacia el cielo para contemplar si en su ciudad existían pájaros y otras especies de animales diferentes a ellos mismos. Desolados comprobaron que todavía existían bonitas especies de animales revoloteando por su ciudad y que se habían descuidado de algo verdaderamente importante, el de protegerlos y  proporcionarles un lugar apacible  en el que vivir.
En cuanto se dieron cuenta del error que habían cometido comenzaron a plantar nuevos árboles naturales en cada uno de sus parques que pronto comenzaron a producir nuevos frutos. Nogales, pinos y  cerezos fueron sustituyendo a los antiguos arboles sin sabia que habían plantado haciendo que los parques volvieran a recuperar su belleza natural y que los animales pudieran disponer de alimento con el cual poder nutrirse sin necesidad de arrebatarles los bollos que constituían la merienda de sus propios hijos. La ardilla Arma y el resto de animales de ciudad comprobaron como en cuestión de días habían recuperado sus antiguas viviendas y que disponían de suficiente alimento con el cual poder alimentarse y todo gracias a  la savia del sauce llorón que con su magia había logrado despertar el interés de esos dos pequeños hacia la naturaleza y hacia el entorno que les rodeaba haciendo que se dieran cuenta de que en la copa de los arboles sin savia solo pueden crecer meriendas robadas.

Y colorín colorado…este cuento se acabado
Los wikicuentos multiculturales

Mónica Zambrano



-